Rock

Con más de cinco décadas de vida cumplidas a escala mundial y con la guitarra eléctrica como su arma predilecta de sonido, el rock es casi igual de antiguo desde su primera adopción en Chile a mediados de los años ’50, y ha descrito una de las evoluciones más múltiples de la música popular local. Imitado al comienzo, chilenizado en parte por la Nueva Ola, transformado en himno nacional para el Mundial de 1962, puesto al día por jóvenes airados a fines de los ’60, revolucionado por toda una nueva generación hippie y telúrica a comienzos de los ’70, aguerrido bajo la dictadura, agitado por la new wave a mediados de los ’80 y abierto hacia formas como el punk, el metal, el reggae o el pop, la música rock se ha multiplicado en un sinnúmero de nombres y tendencias desde los años ’90 hasta la actualidad.

Montgomery

Montgomery fue un grupo de pop rock, cuidadas melodías y parcial acercamiento a la balada latina. Durante sus diez años de trabajo, alcanzaron a publicar un único disco, producido por el prestigioso Carlos Cabezas. Su formación de sexteto se apoyó en una singular combinación de tres guitarras.

Los Bandoleros

Nacidos en la rural localidad de Teno, ubicada al norte de la ciudad de Curicó, Los Bandoleros tuvieron que recorrer un largo camino antes alcanzar un lugar en el rock chileno de fines de los años ’90. Las resistencias familiares, la búsqueda de suerte en Santiago y un paso por las Escuelas de Rock organizadas por el gobierno, antecedieron al single "Angustiado desahuciado", que los puso de golpe en las parrillas radiales. Fue así como, con una estética de bandidos rurales y un sonido de aires campesinos, llegaron a a una multinacional e iniciaron un intenso ritmo de presentaciones en vivo. La crisis de la industria retardó irracionalmente su segundo disco en un proceso que llevó al fin de la banda el 2002. Seis años después, sin embargo, la formación original grabó un tercer disco e inició la segunda etapa de su historia.

Casino

Casino es un trío continuador de ciertos músicos chilenos atentos en los años '90 al influjo de la new wave y del pop rock ingleses, con influencias que van desde The Cure hasta grupos melancólicos y ruidosos como Slowdive y Ride. Dos de los tres fundadores de Casino, el guitarrista y cantante Pablo Giadach y el bajista Guillermo Drago, tocaron en uno de esos grupos chilenos, Sintra, antes de formar su nueva banda junto al baterista Javier Marín en 2002.

Gabriel Feller

Junto con Nicolás Vera (n. 1980) y Cristóbal Menares (n. 1979), Gabriel Feller integra una nueva tríada de guitarristas del jazz moderno iniciados en la década de 2000. Su presencia sonora, nivel técnico y capacidad de congeniar lenguajes de guitarra bop, swing, hot, blues, rock y funk lo han convertido además en un solista dúctil y demandado, aunque en un permanente plano de sobriedad y en una ruta de diversas colaboraciones que desembocó en 2008 en su primer quinteto personal. El que marcó la diferencia entre su antes y su después.

Prolapsus

El trío Prolapsus se integró a la nueva vanguardia de los 2000 orientada a la improvisación libre y la exploración sonora, con una obra abierta que igualaba la dureza electrificada del rock, el riesgo de la aventura experimental, la rigurosidad de la música contemporánea y cierta aproximación al jazz improvisacional. A fines de 2001, el guitarrista Lorenzo Román (ex Trío Binario) llevó a un grupo los aprendizajes de los talleres de improvisación libre dictados por figuras de la guitarra avant-garde como Fred Frith, René Lussier y Jean Derome (además de los cursos del pianista británico Martin Joseph).

Miel

Uno de los capítulos más enigmáticos del rock chileno durante la década de los '70 está representado por la existencia de Miel. La banda se inició en 1974 con músicos provenientes de grupos previos como Sacros y Escombros, se mantuvo durante todo el resto de la década y fue la primera instancia en la que actuó Juan Carlos Duque, que tras el fin de la agrupación inició su carrera como cantante solista y productor.

Sol de Medianoche

Por las cosas del destino, Sol de Medianoche es una banda que nació justo en el día en que murió el padre de Jorge Soto, el tecladista y fundador de este grupo fugaz pero determinante en la historia del rock de la época en Chile. El 7 de marzo de 1982, Sol de Medianoche –no confundir con Sol y Medianoche– debutaba en vivo con una propuesta musical un tanto ambiciosa para aquellos años: la idea de hacer rock progresivo.

Familea Miranda

El usual desinterés de los músicos por clasificar su obra es un lugar común que no corre con este grupo, iniciado como Familia Miranda y transformado luego en Familea (se pronuncia "Famílea") Miranda. En el ejercicio de definir su estilo, por ejemplo, han sido habilosos. "Añejeida noiserock" es uno de los primeros vocablos que acuñaron. O "Super sonic acid noize lo-fi", si hay que entrar en detalles. O "Rock millonario de Santiago de Chile", si hay que mostrar el pasaporte.

Los Cosmoparlantez

Con más de una década de carrera musical en el circuito de rock independiente de Santiago, Los Cosmoparlantez elaboran una propuesta que se enmarca dentro del rock-pop más tradicional, es decir, con claro énfasis en las melodías simples y arreglos vocales de carácter radial, con el rock latino como referencia obligada. Su primer trabajo editado fue titulado Diaporama. En 2008 publican un nuevo LP, titulado Los Cosmoparlantez y que les abre puertas a una serie de presentaciones promocionales durante ese año. Y en 2010 completaron su primera trilogía con Destellos.

Barracos

Pese al éxito del tema "Las ballenas" y el intento por ganarse un espacio en la escena del buen pop que alguna vez protagonizó Upa (la anterior banda de Pablo Ugarte), Barracos nunca alcanzó mayor trascendencia, y se convirtió, a la larga, sólo en la prehistoria de Ex. Un disco sencillo y el teloneo a los Rolling Stones en Santiago fueron los principales hitos públicos en sus cortos dos años de existencia.