Claudio Quiñones

Ha sido la producción musical el campo principal de trabajo para Claudio Quiñones, aunque entre sus muchos encargos es posible también rastrearle canciones propias. Era ya un nombre de sesión prestigiado para cuando debutó, en el 2002, con el álbum Fármacos, el cual trabajó por completo en solitario. Años antes había formado parte de la rearticulación del grupo Viena. Con todas esas experiencias, el autor se siente cómodo con la autodefinición de «constructor de canciones».

Fechas

Santiago - 02 de junio de 1970

Décadas

1990 |2000 |

Géneros

Grupos

Claudio Quiñones

Marisol García

Estudios de sonido
La música era el camino trazado por Quiñones desde su adolescencia en Iquique. A los 15 años, e impactado por su primer encuentro con el disco Privé, de Luis Alberto Spinetta, vendió su bicicleta para comprarse un teclado. Comenzó entonces a componer y arreglar canciones, y se mudó a Santiago con la intención específica de estudiar sonido.

De todos sus encargos, el que realizó para el primer disco multinacional de Nicole fue el que lo legitimó como uno de los compositores y asesores más importantes del medio chileno de los años noventa. Del disco Esperando nada (1994), fueron suyos los éxitos "Dame luz" y "Esperando nada", dos canciones de enorme rotación radial durante varios años. Sus sucesivos trabajos respondieron a estilos diversos, aunque unidos en ese mismo alcance popular.

Venus, Solar, Coni Lewin, Makiza, La Pozze Latina, Elso Tumbay, Viena, Jano Soto, Christianes, Bitman y Roban, Keko Yunge, Valdésvargas, Paul Barreaux, Mónica Rodríguez y Six Pack han sido algunas de las heterogéneas bandas y solistas cuyas grabaciones han pasado por las manos de Quiñones. Por ello, su único disco solista, Fármacos (2002), aparece como la excepción de un camino encauzado sobre todo por las alianzas.

Carolina Soto y su regreso discotequero

Desde un silencio musical, la ex baladista de "Rojo" sube el volumen al máximo con "La reina soy yo", una canción para la pista de baile y la esfera de espejos. Dedicada a la comunidad LGBTI, su lanzamiento se realizó en el contexto de una Marcha del Orgullo Gay en plena cuarentena. «A veces necesitamos poner la radio fuerte, bailar y olvidarnos del mundo», dice la cantante rancagüina.

Una candidata incomparable

En la recta final de la entrega de postulaciones, la estrella de la Nueva Ola concita el apoyo de organizaciones feministas como la Matria. Será una deliberación reñida y friccionada, toda vez que en 75 años de premiación solo tres mujeres lo han obtenido.