Banana 5

Banana 5 es una de las más importantes orquestas bailables que funcionaron en Chile desde los años ’60, y en nuestra historia musical tienen un lugar destacado dentro de la corriente que en esa época adaptó un repertorio de raíz folclórica a los códigos de la cumbia y de otros géneros tropicales, al igual que Los Bronces de Monterrey, la Sonora Caravana, Sonido 8 y otros. Muchos de los integrantes originales de Banana 5 fallecieron, no obstante el grupo sigue ofreciendo conciertos con nuevos músicos articulados en torno al director Samuel Arochas y al contrabajista Nibaldo Rodríguez, dos de los integrantes fundadores del quinteto.

Leer más

Años

Santiago, 1968 -

Décadas

1960 |1970 |1980 |1990 |2000 |

Géneros

Banana 5

Integrantes

Tito Morales, voz y tumbadoras
Carlos Rodríguez, piano y coros
Eduardo Guzmán, saxo y coros
Renato Muñoz, saxo
Bencho Sepúlveda, piano y coros
Samuel Arochas, timbaletas y coros
Nelson Naranjo, contrabajo y coros
Nibaldo Rodríguez, contrabajo y coros

Colectivo de Investigación Tiesos pero Cumbiancheros

Showman de América
El grupo fue creado en agosto de 1966, luego de que sus fundadores Samuel Arochas y Nibaldo Rodríguez conocieran en Radio Corporación a la agrupación argentina Los 5 del Ritmo. Ese conjunto fue la inspiración de los primeros repertorios de Banana 5, aunque también reconocen la influencia de la agrupación internacional Los Wawancó y de los mexicanos Lobo y Melón.

A los integrantes iniciales se sumaron otros músicos con experiencia en orquestas tropicales de la época de oro de la bohemia local, tales como Tito Morales, quien había sido cantante de la orquesta Ritmo y Juventud; Lalo Guzmán, que provenía de Los Peniques, y más tarde Bencho Sepúlveda, con una destacada participación en la Orquesta Huambaly.

El quinteto debutó en el Teatro Caupolicán en el mismo año, donde sorprendieron por su peculiar estilo en el que incorporaban un saxo barítono y tropicalizaban el repertorio folclórico local, y por su puesta en escena, en la que los músicos, todos con trayectoria jazzística, cantaban y tocaban a la vez. Este sello coral que muchas veces montaron a capella en sus presentaciones les valió más tarde el apelativo de “Los showman de América”, como documentan los autores Gonzále, Ohlsen y Roll en el libro “Historia social de la música popular en Chile, 1950-1970” (2009).

Reyes del merequetengue
De inmediato el grupo grabó su primer disco sencillo, donde incluyeron la famosa tonada “Ende que te vi”, de Luis Bahamonde, en ritmo de merequetengue. El éxito de esta grabación los consagró entonces como “Los Reyes del Merequetengue” y los llevó a tocar en la compañía revisteril Bim Bam Bum del Teatro Ópera, donde participaron de dos revistas, y más tarde en el restaurant Nuria, sitio por excelencia de la emblemática Orquesta Huambaly.

El conjunto ha consolidado una fecunda trayectoria con múltiples giras nacionales e internacionales, actuaciones en diversos programas de radio y televisión, ferias, carnavales, hoteles, casinos y centros bailables, donde han compartido escenarios con artistas internacionales del renombre de Miguel Aceves Mejía en 1969 y Libertad Lamarque en 1970, en Chile, o Celia Cruz y Tito Puente en Los Ángeles, EE.UU.

Fue además la primera agrupación en grabar un disco de salsa en Chile, Boom tropical (1974). Pese a que no obtuvo el éxito esperado, la producción dotó de un nuevo sello a la propuesta musical del grupo, que en ese disco interpreta cumbias con interludios y pregones en ritmo de salsa. Y son responsables también de la primera grabación de “Canto a Colombia”, una canción compuesta para el grupo por Nelson Navarro, músico cubano radicado en Chile, que se transformó luego en el himno más popular del puerto de Coquimbo, tras ser grabada por Los Vikings 5 con el título de “De Coquimbo soy”.

Los Banana 5 no ha dejado de cosechar éxitos musicales. Algunas de sus grabaciones más populares han sido “Villa Cariño”, inspirada en la versión de Los Wawancó; “Vas bien, muchacho, vas bien”, “El negro ahí” y “Corazón de negro”, que se refiere al caso verídico del primer transplante de corazón de un hombre negro a uno blanco. Más tarde se destacó “Cachete, pechito y ombligo”, canción que presentaron en una tercera gira por Europa antes de instalarse como estable del restaurante santiaguino Los Buenos Muchachos por poco más de una década.

Muere Vicente Bianchi, figura insigne de la música chilena

El compositor, arreglista, director de coros y orquestas falleció en la mañana de este lunes 2, dejando un inmenso legado que abarca música docta, folclórica, popular y religiosa. Premio Nacional de Artes Musicales en 2016, en sus 98 años de vida escribió obras como “Tonadas de Manuel Rodríguez”, Misa a la chilena (1965) y el Te deum (1970). Su biografía, en MusicaPopular.cl.

El debut solista del tecladista de Kalfu

Parte de la banda de fusión Kalfu, Pablo Diaulo se acerca a otros ritmos latinoamericanos  en su debut solista. Candombe, cueca o zamba con letras sociales. Tá brá la cosa se llama el disco, adelantado con el sencillo “Minorías”.