Astro

Entre las bandas que han entendido al pop como un género de propuesta y fusión, Astro destaca por un sonido luminoso y atrevido. Ser carismáticos en vivo y minuciosos en el estudio ha ayudado al grupo a definir rápidamente un carácter, que ya acumulaba elogios y recomendaciones incluso antes de la publicación de su primer álbum. Una intensa promoción internacional, con giras constantes al extranjero, ha sido otro de los rasgos de trabajo distintivos del cuarteto que en el primer semestre de 2016 anunció sorpresivamente su separación, aún con fechas y proyectos agendados.

Leer más

Años

Santiago, 2008 - 2016

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Astro

Integrantes

Andrés Nusser, voz, guitarra y teclado (2008 – 2016)
Nicolás Arancibia, teclados y bajo (2008 – 2016)
Daniel Varas, teclados y percusión (2008 – 2016)
Octavio Cavieres, batería (2008 – 2016)

Marisol García

Astro se formó hacia fines del 2008 con la unión de dos duetos: el de dos compañeros en la Escuela Moderna de Música (Andrés Nusser y Octavio Caviares) y el de los integrantes del dúo Moustache! (Nicolás Arancibia y Daniel Varas). La banda trabajó rápidamente los arreglos para una serie de composiciones originales de Nusser, y en unos pocos meses tenían ya listo el EP Le disc de Astrou (2009). Invitaciones a Argentina, Uruguay y al festival Vive Latino, en México, potenciaron la promoción de ese minidisco, bien comentado en Chile y el extranjero.

El grupo tardó más de un año en suceder ese prometedor debut con un álbum. Astro (2011) levantó sobre capas de secuencias, cuerdas eléctricas y voces superpuestas un sonido imaginativo y luminoso, asociable a la neosicodelia. Las doce canciones aparecían coloreadas por un peculiar trabajo de letras, juguetón y de elocuentes imágenes sobre naturaleza, animales y visiones personales. El cuidado trabajo gráfico de esa edición y la propuesta estética en sus fotos y videos distinguió al grupo como una banda cosmopolita y de avanzada, refrescante para el medio de pop local. «Nuestra música busca generar felicidad», ha explicado Astro, en un manifiesto elocuente de lo accesible de su trabajo.

Durante 2012, el grupo ganó numerosas notas de prensa en medios latinoamericanos y estadounidenses, presagiando un crecimiento futuro del grupo en el mercado continental, reforzado en agosto de 2013 con su primera gira a Estados Unidos, en la que ofrecieron catorce conciertos. El periplo se repitió al año siguiente, con shows en Miami y California, así como en parte de Centroamérica. Astro nunca ha detenido esa marcha internacional, y entre las cumbres de su promoción extranjera se cuentan sus presentaciones en Lollapalooza-Chicago y el Primavera Sound español —ambas en 2013—, y la versión de su tema «Ciervos» grabada por la popular cantante mexicana Ximena Sariñana.

Chicos de la luz (2015) fue su paso hacia un sonido de mayor exploración en los recursos electrónicos. Las composiciones de Nusser aparecieron allí entre introducciones extensas trabajadas por la banda con teclados antiguos y contemporáneos. «El disco se toma su tiempo», explicaron al presentarlo. Pero fue precisamente esa recepción la que, al parecer, agotó parte de la paciencia de algunos de los integrantes. En una entrevista que tomó por sorpresa incluso a sus compañeros, Andrés Nusser anunció en mayo de 2016 el fin del grupo.

Astro confirmó así su fin con una gira por México y un show en Ecuador aún agendados (para junio), luego de los cuales «nuestros caminos se separan y cambian de horizontes», según explicaron por redes sociales. Su último show conjunto fue el 9 de julio en un encuentro colectivo en el Teatro La Cúpula (presentado como «El Rito»). Hasta ahora, al menos Andrés Nusser ha confirmado la inminente aparición de un disco solista.

 

La muerte de un artífice

El 19 de junio se cumplen 50 años del fallecimiento del músico, como consecuencia de un accidente automovilístico en las afueras de Valparaíso. Desde 1959, el pianista Omar Nahuel encabezó a una generación de modernos jazzistas y dejó para la historia valiosos álbumes con su Nahuel Jazz Quartet en 1963 y 1965.

Adiós a un chilenero

Los Chileneros, Mario Catalán, Los Chinganeros son algunos de los nombres de la cueca con los que compartió Carlos Pollito Navarro, acordeonista fundamental, que falleció ayer a los 89 años, según informa el sitio Cancionero Discográfico de Cuecas Chilenas. Esta es su historia.