2010

2010

Igor Saavedra

Igor Saavedra tenía 22 años cuando tomó por primera vez un bajo eléctrico y antes de cumplir los 23 ya alineaba en el ensamble jazz-rock y fusión del violinista Roberto Lecaros llamado Kameréctrica. Un supergrupo al que Saavedra llegó en 1988 para sustituir al sideman original, Marcelo Aedo, y convertirse de esa forma en el primero de los bajistas eléctricos de fusión de la generación inmediatamente posterior a Jorge Campos, Pablo Lecaros y el propio Aedo.

Danielle Gilson

La sorpresiva aparición de la cantante norteamericana Danielle Gilson vino a cubrir una plaza pendiente en el jazz local. La escuela clásica tenía de todo menos una lady crooner (aunque ella se autodenominó luego lady singer). Sólo Inés Délano había interpretado jazz tradicional a fines de los '60 junto a los Santiago Stompers, y mucho tiempo después Rita Góngora apareció junto al grupo Seis a la Dixie. Pero esa escuela vocal temprana fue evolucionando hacia estilos más abiertos de la canción americana y los repertorios Broadway, que Gilson desarrolló en sus proyectos solista.

Pedropiedra

Pedropiedra se instaló en el medio musical con una variación del concepto "hágalo usted mismo". Es una nueva corriente que toma forma con la frase "todos en uno mismo", según parece ser la consigna del trabajo del músico y productor Pedro Subercaseaux. Primero integrante desde fines de los años '90 de los grupos Tropiflaite, Hermanos Brothers, CHC y Yaia, debutó con el disco Pedropiedra (2009) y a partir de entonces sumó a todas esas identidades la suya como solista. Hoy completa cuatro discos solistas, varias canciones reconocidas masivamente y un sinfin de colaboraciones con músicos y bandas sonoras.

La Frecuencia Rebelde

El éxito que en la segunda mitad de los años noventa acumuló en Chile el hip-hop le abrió al fin los oídos a las disqueras que hasta entonces habían considerado el género una manifestación marginal, sin chance de venta masiva. La difusión de los álbumes debut de Makiza y Tiro De Gracia fue clave para que Sony aceptara, en 1999, darle a La Frecuencia Rebelde un trato considerado y de promoción masiva. Sin embargo, para entonces la historia del grupo ya era prolongada, y sus integrantes se ocupaban en muy diversos proyectos paralelos que terminaron por alejarlos y disolver la banda, tras la publicación de un único disco.

Alejandro ‘Álex’ García

Toda una vida de ritmos hecha fuera de Chile vivió el baterista y percusionista Alejandro García, desde que sus padres fueron exiliados por el gobierno militar. Terminó por construirse como músico, compositor y cultor del jazz latino y la fusión latinoamericana primero en La Habana, donde aprendió el rudimento y el lenguaje percutidos, y luego en Nueva York, megápolis donde consolidó su carrera a la cabeza del ensamble latin Afromantra.

Yeti

Yeti fue una banda formada casi en su totalidad por músicos sureños radicados en Santiago, que compusieron canciones pop-rock y trabajaron en conjunto por ocho años. Próxima en sus inicios a De Saloon o Alamedas, el grupo tuvo en sus filas al bajista fundador de Pettinellis, Cristián Espiñeira (originalmente contrabajista de jazz en Concepción).

Ivonne Jaña

Iniciada a mediados de los años '90 en un circuito de pubs y locales capitalinos, poco a poco la voz de Ivonne Jaña fue tomando cuerpo y poderío hasta convertirse en una intérprete de repertorios variados de pop, soul, R&B, balada y blues, e incluso dando un paso más allá en la aproximación del cancionero standard del swing, que ella llevó a puerto durante la década de los 2000. Así, se integró a la abundante escena de voces femeninas en el crossover musical de incios del siglo, con nombres como Consuelo Schuster, Nicole Bunout, Karen Rodenas, Andrea D'Arriarán, Thais Marie y Natacha Montory, entre otras cantantes.

Delinna

Javiera Carrasco es Delinna, artista de música pop independiente. En 2015 lanzó su disco Lapsus.