2010

2010

Francisco González

Aunque forjó su identidad musical como baterista y fundador de los populares Lucybell, con los años Francisco González fue adquiriendo la habilidad y entusiasmo suficientes para tentarse también con el trabajo solista. Consciente de que el nuevo cauce de su búsqueda era incompatible con la dirección de Lucybell, González renunció a la banda en mayo de 2005, luego de editar un primer álbum sin el grupo, Óvalo, y tras catorce años de lealtad. Desde entonces, su discografía solista refleja los avances de un autor pop que busca una identidad distintiva y que se acomoda sin problemas en el canto.

Difuntos Correa

Dibujos animados primero, músicos reales después, los Difuntos Correa son un grupo que partió escudado tras la imagen de un conjunto musical de caricaturas y que, a partir de 2003, en dos años se transformó en una de las bandas más populares de su época. Con dos discos y éxitos radiales como "Pasaje en avión", "Black dancing", "Arrepentido" y "Mujer azul", se han situado entre los grupos chilenos de mayor actividad en giras y conciertos, y han afianzado en vivo su dedicación al rock, el ska y los ritmos latinos.

Daniel Rodríguez

Junto con Félix Lecaros, Daniel Rodríguez ha sido uno de los más precoces, activos y sorprendentes bateristas de jazz surgidos en los '90 y establecidos con gran presencia en la escena de la década del 2000. Su dinámica percusiva, carácter y personalidad lo convirtieron en un nuevo "niño terrible" del post-bop, y aunque fue activo sideman su enfoque lo reubicó como un verdadero solista en los proyectos de jazz en que trabajó.

Valparaíso Big Band

En su origen bautizada como UCV Big Band, como la orquesta de jazz adjunta a la Universidad Católica de Valparaíso desde 2001, cuando la agrupación se desligó de esa casa de estudios y continuó su historia de manera independiente bajo la dirección de Luis Cheul, pasó a tomar el nombre de Valparaíso Big Band. Como prácticamente todas las orquestas de jazz vinculadas a unviersidades, se formó inicialmente con estudiantes de instrumentos en una función de aprendizaje de repertorios y lenguajes del swing.

Amerika’n Sound

Heredera de los precursores de la denominada cumbia sound en Chile, Argentina, Perú y Bolivia, y de la popular tecnocumbia mexicana, Amérika'n Sound es la agrupación chilena que hacia finales de los años '90 logró mayor reconocimiento entre sus pares a nivel nacional, y fue además la fuente del surgimiento de otros emblemáticos grupos de su estilo como Tró-pika'l Sound (1997) y D' Latin Sound (1999).

Carlos Figueroa Salazar

Sesionista, sideman, productor y profesor, el baterista Carlos Figueroa Salazar arrastra una historia ligada al instrumento definitivo de la percusión desde las dos ramas de su genealogía. Su padre es Carlos Figueroa, el más importante baterista-investigador-instructor de la era moderna y su madre es hermana de Patricio Salazar, uno de los más populares baterías de la misma época, vinculado primero a la Nueva Ola y luego a las orquestas televisivas. Ese ADN convirtió a Figueroa Salazar en un versátil intérprete de estudio, escenario, giras y sesiones desde fines de los ’80, cuando era un adolescente y hasta que a los 35 años editó su primer álbum como líder, Carlos Figueroa (2007), que llegó a ser nominado en 2008 al Grammy Latino.

Félix Lecaros

Pocos solistas del jazz chileno se han convertido tan precozmente en referentes obligados entre sus pares como lo fue desde comienzos de la década de 2000 el baterista Félix Lecaros. Proveniente de la dinastía del jazz chileno por excelencia, Lecaros inició un adiestramiento frente a los tambores y platillos a los seis años. En 1992 largó en tímidamente alternando jams en el club L’atelier con referentes modernísimos del bop en su cabeza: Philly Joe Jones, Elvin Jones y sobre todo Tony Williams, solista que lo marcaría para siempre.

Palomar

Además de la influencia que la investigadora y Premio Nacional de Arte Margot Loyola ha ejercido sobre generaciones de músicos, su escuela más directa está expresada en Palomar, el conjunto de proyección folclórica que fundó y que dirige junto a su compañero Osvaldo Cádiz desde 1962. Iniciado en octubre de ese año bajo el simple título de Conjunto de Margot Loyola, en 1975 recibió el definitivo nombre de Palomar, abreviatura inversa de Margot Loyola Palacios, y desde su debut ha sostenido una carrera ininterrumpida de más de cuatro décadas dedicado a las culturas tradicionales.

Juan Orrego Salas

Juan Orrego Salas es una de las figuras clave de la música docta chilena en el tránsito que la composición vivió desde la tradición hacia la era de las primeras vanguardias académicas. Premio Nacional de Música en 1992, el también  musicólogo fundó y dirigió importantes instituciones y educó a compositores en Chile y Estados Unidos hasta la década de 1990. Pero también ha sido uno de los compositores chilenos más interpretados y grabados en el extranjero, con un catálogo que incluye más de 120 obras en todos los ámbitos y un estilo que ha influido en autores latinoamericanos.