2010

2010

Paz Mera

Cantante, compositora, autora, guitarrista y pianista, Paz Mera aparece en la música latinoamericana con una fuerte presencia y predilección por las variantes de la música brasileña y los ritmos cubanos. Su figura representa una suerte de continuidad del trabajo que realizaron las primera mujeres que fusionaron la raíz con influencias modernas desde la década de 1990, Francesca Ancarola, Magdalena Matthey y Elizabeth Morris, tríada con la que la propia Paz Mera ha colaborado desde mediados de los '00. Como nombre propio comenzó a escucharse con mayor eco a partir de 2006, año en que ella ganó el concurso "Chile canta a Brasil", con la canción de Vinicius de Moraes "Canto de ossanha".

Ginette Acevedo

Una voz profunda y con matices, ideal para la interpretación de la canción de raíz folclórica más sentimental, distinguió a Ginette Acevedo desde los años sesenta, cuando inscribió su estilo en una exitosa apuesta por proyectar la raíz folclórica sudamericana a las grandes audiencias. Su nombre se extendió entonces por Argentina, Perú, Venezuela y México antes de que la intérprete cumpliera los 30 años de edad, y en una internacionalización excepcional incluso para los estándares actuales. Desde entonces se ha mantenida activa, sobre todo en espectáculos en vivo. Títulos como "La torcacita" y "Mujer en el tiempo" confirman su huella en la música chilena.

Alexandros Tefarikis

Alexandros Tefarikis es un solista de la guitarra contemporánea que ha abarcado distintas líneas e influencias, desde la música docta al rock y desde la música latinoamericana a la mediterránea. Su posición de estilo se ubica en un punto intermedio entre las guitarras de Emilio García (rock) o Andrés Condon (new age). Además ha sido conocido por su liderazgo en el grupo progresivo Ergo Sum en los ’90 y por el trabajo de creación de música acústica para guitarras y para bouzuki griego, el instrumento que lo conectó con sus raíces helénicas.

Keko Yunge

Baladista que comenzó su carrera en los años '80, Sergio Keko Yunge alcanzó alta difusión radial y televisiva con temas de amor y alusivos a problemas sociales. Canciones como "Siglo XX" o "Algo más que dos amigos" son parte esencial de la banda sonora de esos años. Desde entonces, ha mantenido una carrera intermitente en cuanto a su relevancia pública, pero por sus propias canciones, o por sus colaboraciones con otros músicos (como Alberto Plaza o Pablo Herrera), ha tenido una regular presencia en radios y medios de comunicación.

René Gatica

Baterista de jazz de la generación cero-cero, la historia de René Gatica ha transcurrido largamente en Buenos Aires, a donde llegó a los 22 años para estudiar y convertirse en un músico profesional. Desde Argentina tomó posición como sideman de músicos de la primera línea de la escena, como el pianista Ernesto Jodos, y en 2017 se estrenó como líder con un quinteto post-bop con el que grabó el disco Rana, su histórico apodo, una derivación fonética y de cierto caracter bebop de su nombre de pila.

Termita

El curioso seudónimo escogido por el cantautor Arturo Figueroa para presentar sus canciones tiene una explicación profesional. Figueroa se gana la vida como periodista, y el efecto irreparable de las termitas sobre las viviendas fue uno de los temas que debió reportear durante su período de práctica para un diario. Penetrar del mismo modo intrusivo los oídos de su público puede resultar una buena definición para el objetivo de su música, un rock inicialmente experimental, luego más directo, y siempre rigurosamente autogestionado, trabajado tanto en solitario como en diferentes asociaciones, y que alcanzó a registrarse en cinco discos antes de su reformulación en el dúo Las Naves (junto a Roberto Rojas).

Danissa

Canciones de resonancia popular como "Lo conocí tarde", "Estúpido capricho", "Dulce de coco", "Por qué lo conocí", "Necesito un amante" y "Eso no es de hombres" han marcado la trayectoria de Danissa, cultora de ritmos que mezclan la cumbia chilena y la ranchera pop.