Daniela Castillo

Daniela Castillo Vicuña fue una de las figuras centrales de la generación del programa televisivo "Rojo, fama contrafama", que dominó las preferencias del gran público durante un largo período en la década de los 2000 y que tuvo una alta exigencia para esos aspirantes, incluso embrollos periféricos respecto de la música: Daniela Castillo fue llamada “la cuica de Rojo”. También es una de las cantantes pop que superó ese momento de gracia y popularidad y en los años siguientes siguió adelante con su carrera, editando una serie de álbumes donde alternó entre la balada latina, el pop dance y los ritmos urbanos.

Fechas

Santiago - 26 de septiembre de 1984

Décadas

2000 |2010 |2020 |

Géneros

A diferencia de otras solistas en el mismo set que se iniciaron obligatoriamente cantando “para sobrevivir”, Daniela Castillo aprovechó aquella mentada condición “acomodada” (estudió en el colegio Juanita de Los Andes y siempre vivió en Las Condes) para reforzar sus habilidades vocales. Estudió con la formadora Alicia Puccio y con los modelos de Madonna o Mariah Carey muy delineados, hasta que llegó a ella el rumor de los casting para los concursos que en 2003 tomaban impulso. Una realidad muy representativa de aquellos tiempos, cuando ningún cazatalento de ninguna multinacional iba a salir a buscar a Daniela Castillo, sino que le pedirían que fuera a ellos y se mostrara. Así lo hizo, superando ese año a centenares de jóvenes en las preselecciones.

Una vez en el set televisivo entró en la disputa por el triunfo y aunque alcanzó solo el quinto lugar en las clasificaciones (superada por María Jimena Pereyra o Leandro Martínez), su llegada a nivel masivo dejó claro que Daniela Castillo iba a una de las figuras de su época. Demostró que podía ser agresiva sin violentar, sexy sin regalarse. Daniela Castillo fue una de las favoritas del público.

Con el sello Warner editó el disco debuta Daniela Castillo (2003), con baladas anglo y pop de pista de baile (“Trampa de cristal”, “Dueña de mi corazón”, “Tú volverás”). Su club de fanáticos se multiplicó a toda velocidad en una época en que desde programas televisivos de talentos que aparecían cada semestre surgía rivales en el camino, como Ximena Abarca y Mónica Rodríguez. La fotografía de Daniela Castillo apareció en páginas centrales de todas las publicaciones del ámbito y tuvo entonces roles protagónicos en montajes como Jesucristo Superestrella (con Mario Guerrero, de “Rojo, fama contrafama”) y Mary Poppins (con Sebastián Longhi, de “Protagonistas de la música”).

Después de la euforia de "Rojo"
En 2006, ahora con el sello Universal, Daniela Castillo editó su segundo álbum, de un carácter más pop rockero. Se unió a los productores Ricardo y Alberto Gaitán (quienes habían trabajado con la estrella mexicana Paulina Rubio) y grabó Obsesión, con su single "Volar", en los estudios de Emilio Estefan en Miami. Fue una clara estrategia de internacionalización de su carrera, que se concretó en 2007, cuando tras cinco años renunció a "Rojo" y se mudó a México. Ese éxodo de artistas chilenos incluyó durante ese tiempo a Bárbara Muñoz, Monserrat Bustamante y Kudai, entre otros nombres.

En 2011, tras un tiempo en México y un regreso a Chile por razones personales, en su país mostró su nueva etapa musical más centrada en la balada latina. Su tercer disco, Invencible, fue producido y grabado en Ciudad de México junto a la compositora Ángela Dávalos, con un sello menos pop que en sus anteriores trabajos. La canción "Invencible" hablaba de esa nueva etapa: "Cambio de piel, / venzo al dolor / congelo mi rencor", dice la canción que da nombre al disco.

Su estreno coincidió con un nuevo rol en un musical La Araucana, donde compartió elenco con ex compañeros de Rojo, pero con músicos de otra dimensión, como José Alfredo Fuentes y el tenor Tito Beltrán, y donde interpretó el papel de Guacolda.

Pero este primer paso por la balada fue fugaz, porque Daniela Castillo se reinstaló en el pop juvenil en el siguiente disco. Lanzando en Miami, y adelantado con un single homónimo,Turn it up era un disco con canciones mayoritariamente en inglés (solo una en castellano, "Juro"), fue producido por Javier Domínguez y ella se presentaba con elaboradas coreografías en escena, con una propuesta que la acercaba a la propuesta de figuras globales como Jennifer López o Rihanna. En el invierno del 2013 fue lanzado con un concierto en la Sala Gente de Las Condes, y durante todo ese año se presentó en radios y en televisión.

En 2016 regresó al circuito con la canción "Una vez más", en un aire nuevamente de balada pop, esta vez una pieza compuesta por ella como parte de un proceso musical que definió como más autoral y personal, con canciones propias, basadas en las experiencias de su década de los veinte años. En 2017 lanzó "Tú lo sabes", con miras a un quinto disco solista.