Daniel Guerrero

En 1986 y mientras era todavía un estudiante de secundaria, Daniel Guerrero conoció a Pablo Castro en el colegio San Agustín, de Ñuñoa. Juntos formaron el dúo La Sociedad, proyecto con el que lograron considerable éxito en Chile y en algunos otros países, gracias a una renovada fórmula de pop romántico. Ha sido ése el molde que más le ha servido a Guerrero en su carrera solista, a partir de la disolución del dúo, en el año 2001. Tres discos produjo en ese tiempo solista, y se convirtió en un reputado productor y compositor. El año 2013 regresó con La Sociedad.

Fechas

Valdivia - 04 de abril de 1973

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Gabriela Bade /JL

Tras el fin de su dúo original, Daniel Guerrero tardó tres años en publicar su primer disco como tal.  Pero antes de volver a grabar, Guerrero desarrolló una serie de proyectos en los que estuvo involucrado como autor y productor artístico; por ejemplo, para la cantante Daniela Aleuy, para quien compuso y produjo el disco Así soy yo (2000); la uruguaya Laura Canoura Mujeres como yo) y Douglas (Enamorados, 2001), en el que también compuso un par de temas.

Su mayor logro fue una canción que cobró especial relevancia para la carrera de Luis Jara como intérprete. La canción “Mañana”, que abrió la promoción del disco Luis Jara (2002), y cuyo enorme éxito consolidó una dupla de trabajo que se repitió en Mi destino (2003). Varios de los trabajos de Guerrero como productor han sido junto a Cristián Heyne, con quien se encargó del debut del hijo del cantante y animador infantil Marcelo, Juan Pablo Hernández (Pali), de Hernán y La Marioneta, del baladista César Ávila, de la estrella televisiva María José Quintanilla y de la ex Supernova Sabina Odone, entre otros.

Pero nunca descuidó su propia música. Guerrero debutó como solista a fines del año 2003 en Guerrero, un álbum en el que dijo haber descargado todas las influencias que no había dejado fluir en La Sociedad. El disco daba curso a sonidos más rockeros y a un pop influenciado por bandas clásicas, como E.L.O. Su foto en la carátula era la de un joven al día con las tendencias de moda. Sin embargo, el proyecto no llegó lejos, en parte porque su público añoraba al Guerrero romántico y medido que había conocido a dúo.

Así, su siguiente álbum retomó la temática romántica con la que más éxito ha alcanzado (en sus grabaciones y las de otros). Me matas, corazón (2005) destacó de inmediato en radios con un single homónimo, y a lo largo del álbum no quedaban dudas de la vertiente que Guerrero había elegido seguir.

«No quiero perderme al público popular», fue su sincera confesión al explicar su giro. «Durante mucho tiempo renegué de la música romántica», le contó alguna vez al diario » La Cuarta». «Ahora no me interesa venir y experimentar artísticamente; quiero confirmar. Deseo que todos lo que escuchen el disco digan ‘ése es el loco de La Sociedad‘. Soy un viejo zorro que quiere hacer música de nuevo. Me gustan esos amores violentos, los que endulzan la vida, los de borracheras, los fugaces, los que te cagan. Quiero ser un Leo Dan, un Buddy Richard. Soy un weón de clase media, vividor de pendejo y nadie me ha regalado nada».

Con ese disco pudo por fin retornar a los escenarios, a los que nunca había regresado tras el final de La Sociedad, y al mismo tiempo matuvo su oficio de productor, con nombres como Gloria Simonetti y Denisse Malebrán. El 2008 puso otro hito en su condición de compositor, y le dio a Buddy Richard su última grabación original, «Trátame bien», con la que el legendario cantante iba a despedirse de los escenarios ese años, en un retiro que tardó mucho en ser efectivo.

Como jurado del programa de talentos televisivo, «Cantando por un sueño», Guerrero mantuvo su vinculación con la televisión, poniendo canciones en series y también en películas. El año 2005 hizo una respetuosa versión del bolero  «Sufrir» de Francisco Flores del Campo para el largometraje Se arrienda, de Alberto Fuguet.

El 2012 anunció la grabación de un tercer disco solista, Gitano, que  adelantó incluso el sencillo «Imagínate». El disco fue anunciado en muchos medios de comunicación, y contó con varios invitados (como El Calle Latina o el jazzista Nicolás Vera), pero que interrumpió todos sus procesos el año 2013, cuando regresó La Sociedad . Es ahí donde Daniel Guerrero volvió a centralizar su oficio musical. Paralelo a ella mantuvo algunas presentaciones en solitario, y el 2017 presentó un nuevo sencillo solista: «La octava maravilla».

La muerte de un artífice

El 19 de junio se cumplen 50 años del fallecimiento del músico, como consecuencia de un accidente automovilístico en las afueras de Valparaíso. Desde 1959, el pianista Omar Nahuel encabezó a una generación de modernos jazzistas y dejó para la historia valiosos álbumes con su Nahuel Jazz Quartet en 1963 y 1965.

Adiós a un Chilenero

Los Chileneros, Mario Catalán, Los Chinganeros son algunos de los nombres de la cueca con los que compartió Carlos Pollito Navarro, acordeonista fundamental, que falleció ayer a los 89 años, según informa el sitio Cancionero Discográfico de Cuecas Chilenas. Esta es su historia.