Supersordo

Iconoclastas, apurados por la urgencia, y responsables de un peculiar trabajo visual y de letras, Supersordo logró un estatus de culto dentro de la escena de punk chileno de los años noventa (pese a que sus integrantes nunca estuvieron completamente cómodos dentro de esa clasificación y que, a la larga, han quedado inscritos en un sonido más cercano al post-hardcore). Su trabajo se desarrolló totalmente al margen de los medios de comunicación y grandes sellos discográficos, legando tres cassettes de inquietante ruido y hermético sarcasmo. La historia de Supersordo es valiosa como testimonio de trabajo independiente, y concentra a algunos de los músicos más activos de la escena de rock extremo y experimental hecho en Chile cuando la autogestión aún no era la norma.

Leer más

Años

Santiago, 1991 - 1997

Décadas

1990 |

Géneros

Supersordo

Integrantes

Claudio Fernández, voz (1991 - 1997).
Rodrigo Katafú Rozas, guitarra (1991 - 1997).
Miguel Ángel Comegato Montenegro, bajo (1991 - 1997).
Jorge Cortés, batería (1992 - 1995 / 1996 - 1997).
Sebastián Tan Levine, batería (1995).

Marisol García

Desde el metal
El antecedente del grupo fue una sociedad de nombre curioso: Matt Monro Canto En Español y Habría Que Analizarlo, formado en 1990 con tres integrantes de bandas de trash-metal y hardcore, como Kaos y Necrosis: Claudio Fernández (voz y batería), Rodrigo Katafú Rozas (guitarra) y Miguel Ángel Comegato Montenegro (bajo). Pese a sus opuestas escuelas de formación, los unía su hastío hacia las clasificaciones y estrechas tribus urbanas. La llegada del baterista Jorge Cortés cerró la figura (Fernández quedó sólo en la voz), rebautizada en 1991 como Supersordo.

Durante la Semana Santa de 1992 el grupo grabó sin experiencia técnica alguna su primer trabajo en el hasta entonces inutilizado estudio El Rancho, de Archi Frugone. Supersórdido (1992) reunía elementos de hardcore, noise, metal y el punk más elemental. El grupo consiguió elogiosos comentarios, incluso de bandas ya establecidas en el circuito, como Fiskales Ad-hok, que los invitó a abrir algunos de sus conciertos.

Influenciados por los nuevos sonidos hardcore, Tzzzzzzzzt (1995) fue un trabajo de mayor elaboración en estudio. Durante su grabación, se alejó temporalmente del grupo Jorge Cortés, quien fue reemplazado durante cuatro meses por Tan Levine, un jubilado de grupos como Pinochet Boys y Electrodomésticos. La banda mantuvo un comentado set de recitales, caracterizados por la performance en vivo de su vocalista, quien podía pasar de una completa calma a acciones como lavarse el pelo con champú o tratar de autoprovocarse vómitos en medio de una canción. Algunos sitúan sus mejores recuerdos en el teloneo de la banda a los estadounidenses de Fugazi, en septiembre de 1997, en la capitalina discoteque Laberinto.

Ese mismo año, el sello C.F.A., publicó el compilado Uno, en el que Supersordo compartía espacio con grupos como Políticos Muertos y Vadca (la etiqueta fue un proyecto colectivo de Supersordo, Políticos Muertos y Fiskales Ad-Hok, pero fue administrada a partir de entonces por esta última banda). Pese a su compromiso, los planes para un tercer disco nunca llegaron a concretarse. Para fines de 1997, Supersordo ya no existía, y sus integrantes se repartían en proyectos diversos.

Katafú y Cortés trabajaron por un tiempo en el grupo Niño Símbolo (también con Julio Cortés, ex Disturbio Menor) hasta separarse respectivamente en Agencia Chilena del Espacio y Cáncer (volvieron a colaborar más tarde, en la primera etapa de Familia Miranda). Comegato fundó junto a Samuel Maquieira (ex Jusolis) y Sebastián Arce (Pánico) el grupo Yajaira y estuvo después involucrado en Electrozombies. Años más tarde, Fernández reaparecería desde Ancud (Chiloé) como DJ ConductiON, a cargo de inclasificables montajes sonoros transmitidos por podcast.

A mediados del año 2000, C.F.A. publicó Un ruido inmenso de rock, registro de uno de los últimos conciertos del conjunto, grabado tres años antes en el pub ñuñoíno La Batuta, y con temas antes antes inéditos. Su preparación reunió brevemente a los músicos, ya sin rencillas ni cuentas pendientes. El estreno, en 2009, del documental  Supersordo. Historia y geografía de un ruido confirmó a sala llena el interés inoxidable por la banda. La directora Susana Díaz atribuyó su interés y el de los espectadores a «la música, específicamente el ruido denso y demoledor; y también al mito sobre la banda, los caracteres de sus integrantes. Personalidades tan disímiles y herméticas que generaban estas pesadillas sonoras».

Las canciones del mes en que Chile cambió

Canciones, la mayoría originales, discos y beats electrónicos han grabado los músicos chilenos desde el 18 de octubre. Inspirados en el caceroleo, en la respuesta represiva y en las demandas que la gente ha expresado en calles y cabildos. Aquí, MusicaPopular.cl retrata la música del primer mes del Chile que cambió. (Foto: Daniel Miranda)

Mon Laferte protesta por Chile

Luciendo la pañoleta verde del movimiento feminista, la cantante fue reconocida como el Mejor Álbum de Música Alternativa, por Norma, y se manifestó contra la represión en Chile. Al recibir galardón, leyó una décima de Fabiola González, La Chinganera.