Electrónica

Desde los experimentos en laboratorios de sonido por compositores venidos de la academia en los años ’50 hasta la extendida escena de DJs y músicos que trabajan en diversas vertientes en nuestros días, la música electrónica ha sido uno de los campos más múltiples de las últimas décadas. Alojada primero en los círculos doctos pasó a la música popular con el empleo de los primeros sintetizadores análogos aplicados a la música pop y rock en los años ’70, y luego ha viajado a través de los grupos «tecno» o «tecnopop» de los ’80, las precursoras fiestas con DJs de fines de esa década y un horizonte de músicos y productores que desde los años ’90 en adelante han multiplicado sus posibilidades. Entre la música más bailable y la más experimental, la electrónica se ha visto reforzada con el inicio de los sellos en Internet o netlabels que desde 2003 se han identificado sobre todo con esta música.

Pali

Juan Pablo Hernández Smith entró a corta edad al mundo del espectáculo y tuvo palco desde la infancia en televisión y en escenarios en vivo. Su padre, el antaño cantante Raúl Hernández, iniciado en la Nueva Ola y mucho más conocido como Marcelo de "Cachureos", fue quien grabó por primera vez su voz para ese programa infantil. Pero su hijo fue capaz de darse a conocer como solista a partir de 2004, con el nombre de Pali, una carrera propia y un sonido más distintivo, asociado a las bases electrónicas y al pop.

QuieroStar

QuieroStar fue por un tiempo la sociedad de tres músicos ya conocidos en otras vías musicales, como los grupos Lulú Jam (en el caso de Sofía Oportot) e Intersecs (Raúl Durán y Arturo Saray). El trío se planteó como una propuesta pop sin presiones ni apuros, pero con gran cuidado en su puesta en escena (con recursos evidentes de la dinámica teatral, por ejemplo). El santiaguino Club Bizarre fue la plataforma inicial de muestra para su pop de aristas electro y disco, y su único álbum hasta ahora, Amistades pasajeras (2010), fue el registro de ese período de música en la discoteca. Con un trabajo de frecuencia intermitente, QuieroStar se mantiene con grabaciones y videos, y con Sofía Oportot como rostro y voz reconocible. En 2018, el single "Primera vez" destacó la alianza con $990. Se mantiene ahí la autodefinida línea de «sonidos sintéticos-melódicos-melancólicos desde Santiago de Chile».

Sensorama 19-81

Sensorama 19-81 es el nombre con el que el músico Rafael Casanova empezó a grabar por cuenta propia en 2007, después de una breve temporada como guitarrista y tecladista invitado de la banda de pop rock Teleradio Donoso. Dedicado por su cuenta a la composición de música instrumental como guitarrista, tecladista y en diversas programaciones, Sensorama 19-81 sorprendió con las composiciones ricas en timbres y atmósferas de su primer disco, el EP de seis canciones Sensorama 19-81 (2007), y ha reanudado el trabajo con el disco de larga duración Retrato de un desconocido (2008) y la serie de cuatro piezas para guitarra con interferencia electroacústica Polaroyd (2009): un trabajo que lo mismo incluye instrumentos convencionales, efectos de sonido y grabaciones cotidianas para el propósito de construir historias sonoras.

DJ Dorian Chávez

La carrera musical de Dorian Chávez está ligada principalmente a la de disc jockey, aunque también destacan participaciones en producciones musicales y remezclas para otros artistas. En su faceta de pinchadiscos ha sido DJ residente en el club La Feria, uno de los símbolos de la música electrónica nocturna en Santiago, además de participar en fiestas por distintas ciudades de Latinoamérica, destacando los eventos Southamerican Music Conference de Buenos Aires y las versiones locales de la Loveparade. En su faceta de músico ha colaborado junto a su amigo Tony Mass en distintos proyectos rerlacionados con este último, desde compilados a producciones propias, además de trabajar junto a Francisco Allendes en el proyecto Pacific Coast Project. Además ha realizado remezclas para Lucybell y Mariel Villagra. En su sitio web anunció un pronto estreno de su propio sello, Circular Recordings.

Entrópica

Entrópica, o La Entrópica, es el seudónimo de la productora, compositora y cantante Francisca Bascuñán Vial, que tras su paso por el grupo Le Fruto -de donde es la tecladista- inició el 2012 un camino solista, que ella clasifica como electro pop. Dos EPs plasman su trabajo, donde aparecen una serie de colaboradores e invitados (como Sofía Oportot y DJ Caso), y que han sido la base de sus presentaciones en vivo y de un cuidado trabajo visual. Entrópica ha colaborado con grandes nombres del género, como Javiera Mena, Ignacio Redard, y el músico electrónico Francisco Pinto y el cantautor y productor Cristián Valdivia, mientras sus propias canciones tuvieron mucha circulación redes sociales y circuitos de la música electrónica. En el 2012 grabó un atractivo cover de la canción "Con suavidad", del disco electro pop Corazones, de Los Prisioneros, que incluyó en la reedición de su primer EP, titulado Entrópica.

Alisú

Luego de formar parte del grupo viñamarino Manziping desde 1998, Jessica Campos de la Paz inició como Alisú su trabajo personal en la música electrónica, en asociación con el músico y productor Danieto o en solitario. Diseñadora gráfica y música, grabó con el sello Impar el disco Fotogramas (2007), también es parte del compilado Memorias de un calabozo (2006) editado por el sello Pueblo Nuevo y se ha presentado en festivales como Earthdance (2002 y 2004) y Mutek (2004 y 2006), además de la gira a México que emprendió en 2007 junto a Danieto y Mika Martini.

Mitcheaux

Originalmente el alterego de Miguel Torreblanca, compositor y bajista eléctrico formado en el rock progresivo, el rock fusión y el jazz rock, Mitcheaux fue su vía alternativa de para incursionar en las prácticas de la música pop y la electrónica de pista de baile. Sus dos primeros discos, Discover or disc over (2012) y Popwine (2014), mantuvieron ese perfil solista, pero en el transcurso de la década Torreblanca fue transformando el sentido de la música, ampliando los límites del proyecto y considerando cada vez más a otros colaboradores, hasta convertirlo un grupo de geometrías variables. Así llegó a su momento más nítido con la versión del trío, junto al saxofonista Leonardo Arias (de Akinetón Retard) y la baterista Loreto Ríos (de Mono o Estéreo), en el álbum FluorNativo (2018).

Bipolar

Bipolar fue la sociedad de dos músicos chilenos que hacia el año 2002 comenzaron a trabajar juntos en Barcelona, ciudad a la cual ambos se habían mudado en diferentes momentos para desarrollar de mejor modo su afición por la electrónica. Miguel Conejeros (ex Pinochet Boys y ex Parkinson) llegó a esa ciudad catalana ya con dos publicaciones editadas de su proyecto Fiat600, y descubrió en Pablo Maco Mellado un compañero de estimulante perspectiva creativa. Ambos trabajaron un primer álbum, publicado el año 2002 bajo el título Bipolar. Viajaron por parte de España y por el sur de Francia para mostrarlo en vivo. Ese mismo año aparecieron dos de sus temas en el compilado Fueradeserie!, coordinado por el DJ chileno Men-T-Zero. Entre sus pocas presentaciones en Santiago de Chile se cuenta la que el dúo ofreció en agosto del año 2004 en la sala Master, y exactos cuatro años más tarde en el encuentro Vector.

Ric y Martin

Las biografías de Martín Schopf y Ricardo Villalobos se topan en tantas coincidencias, que se volvió en algún momento un encuentro natural el que decidieran encauzar esas similitudes en un proyecto creativo conjunto. Ambos nacidos en Chile poco antes del Golpe de Estado, se instalaron en Europa a corta edad para acompañar el exilio de sus respectivas familias. Siguieron también entonces un rumbo similar: Francfort y Berlín fueron sus dos ciudades de residencia sucesiva dentro de Alemania, donde comenzaron a interesarse de modo creciente en la música electrónica y el trabajo con ella.