Rodrigo Santis

En paralelo a su puesto de cantante y guitarrista de Congelador, Rodrigo Santis tiene como solista una carrera marcada por la experimentación y las texturas electrónicas, alejada de los guiños al post-rock propios de su banda y plasmada en dos discos de tiraje limitado, además de actuaciones en vivo y apariciones en compilados chilenos y extranjeros. Se ha destacado como productor en discos del sello Quemasucabeza, del cual fue cofundador en 1998, y su camaleónica identidad sonora, con influencias tan extremas como la música aislacionista, lo convierte en uno de los artistas más inquietantes y prolíficos de la escena independiente chilena en los últimos diez años.

Fechas

Santiago - 02 de abril de 1977

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Rodrigo Santis

Guillermo Tupper

Paranormal, Barco y Caravana: los vehículos de Santis
Corría 1994 cuando un todavía adolescente Santis comenzó a esbozar sus primeros bocetos solistas, muy emparentados con las atmósferas hipnóticas de grupos como Spacemen 3. Materializó esas primeras grabaciones en «1994», canción que años después formaría parte de su primer LP, pero la carrera de Congelador, que se inició en 1996, mantuvo ese trabajo en un estricto segundo plano.

Heredero del noise experimental de bandas como Sonic Youth, Congelador sería un precursor de la nutrida escena rockera independiente del nuevo milenio, con cuatro discos grabados en cinco años. Su firme convicción dio pie en 1998 a la creación del sello Quemasucabeza, primero para editar los trabajos de la banda y, con los años, para grabar a varios de los mejores exponentes de esa escena. Entre ellos, el propio Santis y sus búsquedas sonoras.

En diciembre de 1999 el músico lanzó su primer trabajo, Campos de hielo, un álbum casi enteramente instrumental, con predominio de sintetizadores y texturas ambientales y repetitivas. «La idea era explorar terrenos que no podía lograr con Congelador. Y eso tenía que ver con crear sensaciones, más que canciones de formato tradicional», recuerda. Dadas la ausencia de melodías y sus densas paredes sonoras, fue definido por algunos críticos como lo más parecido a «un soundtrack de una película de David Lynch» y fue el segundo disco del sello, tras el debut homónimo de Congelador.

En 2001 Santis adoptó el seudónimo de Paranormal para su segundo trabajo, que llevó el mismo nombre. El desmarque de las estructuras formales fue llevado a un extremo: los diecisiete tracks del disco no tienen siquiera nombre. Formó un trío con el tecladista Carlos Reinoso (Mostro) y el saxofonista Julio Cortés (Fracaso), y sus hipnóticas puestas en escena quedaron registradas en vivo en Santiago y Valparaíso junto al músico argentino Alain Courtis (abril de 2005) y en el disco Ellos descansan sobre ellas (2005), grabado en vivo en el centro cultural Taller Sol, del barrio Brasil en la capital.

En paralelo, Santis participó en la mezcla del único álbum de Día Catorce y en la posproducción de discos de Griz y Gameover. En 2005 produjo Gepinto, el exitoso debut de Gepe (Daniel Riveros), y en mayo de 2006 hizo una gira con Gepe y Namm (Pablo Flores) por clubes de Holanda, donde incorporó uno de los temas de Paranormal a un compilado experimental del sello Worm. Produjo también el segundo disco de Mostro, Consumido por pájaros (2006) y su «verdadero proyecto solista» es Barco, donde retoma la guitarra acústica para construir canciones intimistas y melancólicas y «fusionar las guitarras limpias con los tintes electrónicos de Paranormal». Así se aprecia en «Crece», su tema en el compilado Panorama neutral (2005), y en las escasas presentaciones que Barco ha dado con la colaboración de Gepe y Namm.

Las trampas y los aciertos de Lorenzini

En tiempos de presentación de su tercer disco, De algo hay que morir, del sello Uva Robot, el cantautor y artista visual habla de sus recorridos por la creación, entre el ensayo y el error. «Más allá de que sea bueno o malo para hacer canciones, ya sé que me gusta mucho hacerlas», dice Diego Lorenzini. Aquí, entrevista y biografía nueva de MusicaPopular.cl.

Scottie Scott es de todas

Autoras, cantantes e incluso actrices como Diana Rojas, Emiliana Araya, Paula Herrera o Juanita Ringeling aparecen en El canto de todas, álbum que registra el concurso en recuerdo de la compositora fallecida en 1996.