Mariano Pavez

El nombre de Mariano Pavez aparece en decenas de discos chilenos de rock, de pop, de metal o de fusión, pero también tiene un camino musical personal, que se plasmó primero en dos proyectos colectivos: EM 3.14 y Murciélago. Aunque en ambas historias, él era líder y gestor, solo el año 2012 resolvió presentar un disco solo con su nombre: 13 lunas es algo así como su debut solista, y donde puso canciones con un sonido menos rockero que sus trabajos anteriores. El 2014 grabó un disco con remozadas versiones de canciones de los ’80, junto a  una veintena de invitados, y el 2017 lanzó su tercer trabajo, reuniendo un poco su historia que ya se acerca a los 20 años de vida.

Fechas

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

JL

En sus orígenes como ingeniero de sonido, Mariano Pavez estuvo a cargo de bandas de rock duro, y por ahí tiene un importante camino (con bandas como Inquisición, Dogma, Dracma o 2x), pero el 2001  asumió la producción del segundo disco de Canal Magdalena, y amplió su rango a otros géneros musicales. Fue así como, a instancias del activo sello Warner, en los años 2000 pasaron por sus manos decenas de nombres. Discos de pop de Gonzalo YáñezGlup, o Daniela Aleuy, de baladas, como Álvaro Veliz, de voces televisivas como María Jimena Pereyra, Leandro Martínez e incluso la serie Amango, y de conjuntos diversos, como IllapuLos Miserables, en una trayectoria que lo convirtió en uno de los productores más prolíficos de la música chilena.

Pero en una vereda distinta a ese intenso oficio, Mariano Pavez siempre tuvo su personal historia musical, donde casi siempre fue el líder, pero en las que tambien tuvo numerosos colaboradores. De hecho, sus dos primeros proyectos fueron con nombre de grupo. El primero fue EM 3.14, un dúo y luego una banda, que tuvo un éxito radial (“El templo del placer”), y que el 2005 finalizó su historia.

Al poco tiempo inició un nuevo grupo: Murciélago, donde desplegó un sonido abiertamente adolescente, y que tras un disco editado con Feria Music y unas pocas presentaciones en vivo, tambien dio paso a una nueva etapa que, por primera vez, se llamó simplemente Mariano Pavez el año 2012. El disco 12 lunas -en rigor, su debut solista-, fue trabajado con casi los mismos músicos de la banda, pero con canciones que definió como “más de adentro”. “Desde el balcón” fue el sencillo promocional de un disco que, al final, no se mostró mucho en vivo.

El 2014 el músico recurrió a canciones clásicas para su nuevo disco. Personal stereo reunió a más de 20 musicos chilenos y extranjeros para tributar una personal selección -como dice el nombre del disco- de canciones de los ’80 y ’90 del rock en español. Había varios chilenos incluidos en la selección , como Los PrisionerosSíndrome, Aparato Raro y Bandhada, y en la veintena de invitados incluyó a varios ilustres, todos viejos conocidos del productor: desde Claudio Valenzuela, de Lucybell, a Jimmy Fernández, fueron los colaboradores de la grabación, que tuvo como sencillo promocional “Creo que voy a morir”, el clásico de Upa, cantado junto a Angelo Pierattini.

El año 2015 Pavez se sumó como bajista al grupo de rock Phardó, junto a los ex músicos de Phono, Ricardo Calliata y Nicolás Ojeda, con quienes grabó un EP ese año y tuvo algunas presentaciones en vivo, pero el 2017 rearticuló su camino solista. En el disco Mariano Pavez +, reunió seis canciones nuevas, con temas de varias etapas de su historia, y que unificó con el criterio “de melodías rock-pop con tintes electrónicos”. Su oficio de productor, y sobre todo de docente, lo sigue manteniendo, pero ya Mariano Pavez es un nombre propio en el pop y el rock chileno.

«Solo quiero que la gente se entretenga»

Ases Falsos libera este  jueves 21, por 24 horas, su disco Mala fama, el tercero del año de Cristóbal Briceño. En  marzo arrancó el año con un disco de cumbias con guitarra y en mayo siguió con uno solista cargado de melancolía. De los tres discos, habló con MusicaPopular.cl en la que, afirma, será por un tiempo la única entrevista que dará a un medio escrito.

El histórico reencuentro en sus 50 años

El anuncio del guitarrista Mario Gutiérrez de invitar a Germaín De la Fuente a la celebración de los 50 años del Los Angeles Negros marca un hito histórico: Ambos fundadores, compañeros de liceo en San Carlos, no se reencuentran desde 1974. La historia detrás del reencuentro.