Angelo Pierattini

Vocalista fundador del trío de rock Weichafe, otrora guitarrista de la banda de rock latino Bambú y parte del disuelto proyecto Hueso, Angelo Pierattini tiene un amplio terreno recorrido previo al emprendimiento de su carrera en solitario, iniciada de manera formal en 2008 con su primer disco, y que lo mantuvo muy activo hasta el reencuentro de Weichafe el año 2014. Su camino solista dejó varias canciones que sonaron en radios, bandas sonoras y pequeños escenarios a lo largo de Chile.

Fechas

Santiago - 29 de julio de 1977

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Angelo Pierattini

Carola Jiménez / Jorge Leiva

La experiencia como guitarrista, compositor y letrista en Weichafe (además de invitado en los grupos Chancho en Piedra y Jaco Sánchez y Los Jaco) fue la experiencia que llevó a Pierattini a dar sus primeras actuaciones como solista en paralelo a los últimos días de su banda, disuelta en el 2008. Así inició una búsqueda más sencilla, con la menor cantidad de recursos, que pronto tomó cuerpo en la formación de su nuevo grupo, Angelo Pierattini y las Calaveras Errantes.

Con esa formación, integrada por Pierattini junto a Pablo Ilabaca, Natalia Suazo, Frank Schleeff y Diego Hormazábal tuvo su debut solista el mismo 2008, Angelo Pierattini y Las Calaveras Errantes vol. 1, abriendo un camino que tomó muchos más colores en el disco siguiente. En Vampiros (2010), producido por invitados como Cristóbal Briceño, el cantante y entonces líder de Fother Muckers, mostró canciones como “Vampiros” o “Menta, miel y sangra” donde se alejaba de cánones rockeros, y se acercaba al pop, e incluso a la trova y el folk. Su lírica abiertamente reconoció la influencia del poeta Claudio Bertoni, y su música incluyó ingredientes tan disímiles como sintetizador, guitarra acústica y cuatro venezolano.

Pierattini III se llamó el disco editado al año siguiente, en un formato rockero nuevamente, con claras evocaciones a Weichafe. Canciones breves y directas, y guiños a su nueva etapa, como en la suave melodía acústica de la canción “Daniela”, que cerraba el disco. Al  contrario del disco anterior, esa veta fue una excepción. “El rock es mi música desde siempre y en todos los discos lo he hecho”, dijo entonces, justificando su regreso al sonido de antaño.

El EP Canción universal, lanzado a fines del mismo 2011, fue una especie de continuidad del disco anterior, pero en el 2012 torció de nuevo su impronta rockera, reencontrando un formato más suave. Fuego en los Andes se llamó el disco de ese año, pero que se supo mover en todas las dimensiones de Angelo Pierattini: Desde la potencia de “Sed de mal” (que en vivo a veces tocaba con su ex compañero de Weichafe Marcelo da Venezia) a la suavidad íntima de “Desayuno chino”. Un dúo con Carlos Cabezas para “Alma desierta” -canción por encargo para el cortometraje Nadadora- lo acercó a sonidos cercanos a la balada mexicana, y mostró la versatilidad de un músico cuya historia parecía desprendida completamente de Weichafe. De hecho, parte de su tiempo se le iba en la colaboración con muchos otros proyectos musicales.

Sin embargo, y a pesar de la intensa producción de un disco anual entre el 2010 y el 2013, Angelo Pierattini regresó a la que es su columna vertebral en la música: en 2014 -tras lanzar su disco solista Baila Dios– se reencontró con sus compañeros y relanzó Weichafe, que nuevamente se convirtió en el eje de su actividad musical.

Natalino sale a recorrer Chile con nueva canción

El trío romántico abre su itinerario el 14 de diciembre con un concierto en Valdivia. Seguirán en Puerto Varas, Casablanca, Panquehue, Maullín, Curacaví, Quintero y Papudo, entre otras localidades. Con miras a su nuevo álbum, titulado Natalino vivo, el grupo liberó además la balada “No volveré a caer”, del autor curicano Lenny Zing.

El año de Jorge Peña Hen

A 45 años de su asesinato a manos de la Caravana de la Muerte, en La Serena se levantó un monumento que recuerda su pionera labor como educador.