Bambú

Un reggae vestido de pop distinguió los años de vida de Bambú; un conjunto cuyo vocalista, Quique Neira, resultaría fundamental para el posterior éxito de la banda roots Gondwana. El grupo fue parte del «Proyecto de Nuevo Rock Chileno» impulsado por la filial local de EMI en 1995, y logró considerable difusión para los singles “Mamá, yo quiero” e “In Jamaica”. Varios de sus integrantes continuaron posteriormente vinculados a otras bandas.

Leer más

Años

Santiago, 1991 - 1997

Décadas

1990 |

Géneros

Pop
Bambú

Integrantes

Quique Neira, voz (1991 – 1996).
Rodrigo Chepillo, bajo (1991 – 1997).
Cristián Bravo, batería (1991 – 1993).
Andrés Pérez, saxo (1992 – 1995).
Aldo Serra, batería (1994 – 1995).
Noni Guzmán, guitarra (1992 – 1997).
Claudio Loyola, batería (1993 – 1994 / 1995 – 1997).
Angelo Pierattini, guitarra (1995 – 1996).

Marisol García

Reggae en Santiago
Quique Neira conoció al bajista Rodrigo Chepillo en 1991, durante una exhibición de videos de Bob Marley en la Casa Constitución de Santiago. Su mutua afición por el reggae los convirtió en amigos y compañeros de una banda llamada primero Luna Dread, a la cual se unieron al poco tiempo el guitarrista Noni Guzmán y el baterista Cristián Bravo.

Pubs santiaguinos fueron su escenario inicial, y allí el grupo desarrolló principalmente covers, en sets sencillos pensados para público distraído. En paralelo, trabajaban un repertorio propio con el que soñaban legitimarse. El primer impulso vino en 1994, cuando el grupo ganó el concurso de bandas nuevas del programa “Extra Jóvenes”, lo cual les brindó el suficiente prestigio como para merecer el teloneo a un show de Los Pericos, en noviembre de ese año. Meses más tarde, Bambú inició la grabación de su único álbum, Bambú, en el que diez composiciones que combinaban pop, reggae, soul y funk lucían a la voz de Neira como principal valor distintivo.

Tras el ingreso de Angelo Pierattini como segunda guitarra, el grupo publicó No necesitamos banderas (1996), un minidisco encabezado por una relectura para el tema homónimo de Los Prisioneros (según el grupo, «el primer reggae grabado en Chile») y en cuyo videoclip accedió a participar Claudio Narea. La partida de Quique Neira, en octubre de 1996, no le permitió al resto de los músicos seguir con la banda, acelerando así su búsqueda de otros proyectos y la final disolución de Bambú.

El cantante pasó a integrar el grupo de reggae Gondwana, dejando claro cuáles fueron desde siempre las prioridades estilísticas de uno de los vocalistas mejor dotados de la música popular chilena. El resto de sus compañeros retornó tiempo después en grupos de géneros dispares, de entre los cuales destacó el trabajo de Angelo Pierattini junto a los metaleros Weichafe, el de Noni Guzmán en la pequeña orquesta Rojo Latino, y el de Chepillo y Loyola en el trío funk y hip-hop Da Jungla.

Natalino sale a recorrer Chile con nueva canción

El trío romántico abre su itinerario el 14 de diciembre con un concierto en Valdivia. Seguirán en Puerto Varas, Casablanca, Panquehue, Maullín, Curacaví, Quintero y Papudo, entre otras localidades. Con miras a su nuevo álbum, titulado Natalino vivo, el grupo liberó además la balada “No volveré a caer”, del autor curicano Lenny Zing.

El año de Jorge Peña Hen

A 45 años de su asesinato a manos de la Caravana de la Muerte, en La Serena se levantó un monumento que recuerda su pionera labor como educador.