Pop

Diversa por definición, la música pop apela sobre todo a un vínculo con el oyente, por sobre un tipo de sonido o un estilo. Pop como abreviatura de «popular», esta música tiene como pocas un objetivo, el de generar identificación con la audiencia por medio de ritmos contagiosos, melodías recordables y composiciones de duración ajustada a los estándares de difusión de medios como la radio y la TV y, sobre todo, a los requerimientos de una industria que necesita vender canciones a ese gran público. Como tal, se puede dar con eficacia en los más diversos campos. La Nueva Ola de los años ’60 es una de las primera manifestaciones generacionales de música pop chilena, y desde entonces han continuado en esa senda baladistas y cantantes popularizados por la televisión así como diversos músicos y productores que han aplicado los sonidos del rock o las bases electrónicas a esta música.

Aparato Raro

El tecno-pop de Aparato Raro levantó uno de los sonidos más respetados del auge pop ocurrido en Chile durante los años ochenta. Aunque se formó con integrantes provenientes del jazz, la banda cultivó un sonido centrado en los sintetizadores, según una novedosa dinámica para la época. Temas como “Calibraciones” y “Ultimátum” los hicieron golpear en radios e incluso en circuitos intelectuales, donde sólo Los Prisioneros tenían su lugar ganado. Por eso, y pese a su abrupto final, Aparato Raro pasó a la historia como uno de los grupos más importantes de ese tiempo.

Lucía Covarrubias

Baladista, cantante pop, integrante original del grupo Sum, y con incursiones en la música urbana, la cumbia y el reggaetón como solista, Lucía Covarrubias fue ganadora de la Gaviota en la competencia internacional del Festival de Viña del Mar de 2016, con la canción "Te quiero", que presentó junto a su hermano, Cristián Covarrubias. Fue una antesala a la publicación de su primer disco, que incluyó la canción "¿A quién no le gusta el reggaetón?", una defensa del estilo en boga durante esa década y un ensayo de ritmo y texto.

Fother Muckers

Fue en la convención Beatles-Chile 2005 —la presentación de decenas de bandas-tributo a los ingleses— donde debutó Fother Muckers. Un punto de partida atípico pero más que apropiado para lo fue la impronta de su nóvel carrera: un sonido melódico y de vieja escuela, deudor de sus bandas favoritas de rock clásico (Beatles, Neil Young, Kinks); y una encendida puesta en escena que concitó siempre el interés del circuito independiente capitalino. Luego de publicar cuatro álbumes y varios EPs, el grupo decidió una reformulación profunda, que los dejó con un mismo líder (Cristóbal Briceño) pero nuevos integrantes y otro nombre. A principios de 2011 murió Fother Muckers y nació Ases Falsos.

Manu Carrasco

Hija del fundador de Quilapayún, Eduardo Carrasco, Manuela Carrasco debutó el año 2010 con el disco Contando estrellas, con canciones que van de la trova latinoamericana a los aires y nuevos ritmos del reggaetón, mezclando letras originales de su padre con música del compositor Quirino Ríos, y que contó con la colaboración de importantes músicos locales.

Paula Sol

Paula Sol es un nombre de la cantautoría romántica de la década de 2010, junto a otras referencias de mujeres con guitarra en mano como Claudia Stern, Paula Herrera, Johanna Rezzio o Trinidad Alliende. Una larga trayectoria en la música que se inició en la ciudad de Los Ángeles a mediados de los '90 vio la luz recién en Quilpué a fines de 2017, a través de su primer disco solista. Con melodías representativas de su cancionero —"Agua que corre en las montañas", "El amor es como un ave" o "Duendes del viento"—, el álbum Amarnos más fue la culminación de ese período, al tiempo que abrió una nueva etapa en su historia.

Sol Azul

El enorme hit “Atrévete a amar” dejó a Sol Azul como la parada más exitosa en la trayectoria musical de la cantante Sol Aravena, quien sin embargo se ha ocupado más larga y consistentemente en el proyecto Muza. Sol Azul fue una sociedad breve entre Aravena y Juan Pablo Quezada, músico vinculado principalmente a la música new-age y de fusión étnica bajo el seudónimo Prabha. Para ambos, el dúo fue un proyecto de éxito sorprendente, y no del todo representativo de sus intenciones musicales. Su único disco, Historia-leyenda (1996), incorporaba el encargo de una canción central para la teleserie "Adrenalina" (TV-UC). El muy bailable tema saltó de modo insistente a las radios, convirtiéndose en el más programado de 1996 en Chile. Sol Azul se disolvió luego de cumplir con el tradicional circuito de promoción y presentaciones en vivo. Para sus dos integrantes, el dúo fue una forma de darse a conocer y reunir recursos para seguir con proyectos musicales que respondieran más sinceramente a sus particulares búsquedas.

Mowat

La doble militancia entre ser productor y músico solista no es frecuente en el panorama chileno, pero Mowat la ha llevado adelante sin interrupciones ni tropiezos por más de una década. Estudiante de Música de la Universidad de Chile, perfeccionó su formación en Berlín, donde sumó nuevas lecciones en composición y dirección de orquesta, y además se abrió a los primeros encargos de producción con músicos extranjeros. Han sido, sin embargo, la canción y la creación chilena los cauces más gruesos para su trabajo.

Caterina J

Caterina J es el nombre artístico de Caterina Jadresic, precoz modelo y actriz, que tuvo participaciones en cintas chilenas como Kiltro (2006). Con estudios preliminares de piano clásico y radicada en Nueva York desde 2007, abandonó el circuito de casting y audiciones para volcarse a un proceso creativo como autora y cantante, que desembocó en I confess (2016), álbum pop y rock autobiográfico de canciones interpretadas en inglés y español.

Efectos Espaciales

La corta vida del grupo Compiuters fue escuela suficiente para impulsar a Pablo Infante a continuar por cuenta propia el camino como productor musical. También conocido como Pol, escogió el nombre de Efectos Espaciales al mismo tiempo como alias y como título de su primer disco, uno de los más llamativos editados en Chile en 2008. Con Infante como gestor a cargo, en Efectos Espaciales conviven cantantes y músicos invitados tan diversos como Valentina Fel, Nea, Manuela Baldovino (también ex integrante de Compiuters y cantante de La Montaña, otro grupo iniciado en 2008) y el crédito extra de un dúo entre Javiera Mena y Jorge González. Pop, rap y bases electrónicas son la banda sonora del disco, que, por medio de una licencia Creative Commons, se sumó a su vez al creciente catálogo de música disponible gratis en Internet.