Valija Diplomática

Las canciones de Valija Diplomática, como “Mi vida vale más” y “Tú lo sabes bien”, representan la cara optimista del pop que se hizo en Chile durante los años ochenta, y quizás por eso están ancladas en el inconsciente colectivo de sus contemporáneos. La banda ocupó con esas canciones radios y escenarios, para luego ser arrastrada por la abrupta caída de ese movimiento al final de la década. Un fugaz reencuentro en 2003 fue el epílogo de su historia, cuya continuidad es todavía un tema posible.

Leer más

Años

Santiago, 1985 - 1993
Reagrupados en 2002

Décadas

1980 |1990 |

Géneros

Pop
Valija Diplomática

Integrantes

Alejandro Cappeletti, voz y guitarra (1985 -1993 / 2002).
Memo Sanfurgo, guitarra (1985 -1991 / 2002).
Andrés Escalona, bajo (1985 - 1987).
Lito Zerené, batería (1985 - 1987).
Javier Henríquez, bajo (1987 - 1993 / 2002).
Carlos Molina, batería (1987 - 1993 / 2002).
Marcos Luco, guitarra (1991 - 1993).
Octavio Bascuñán, batería (1991 - 1993).
Ignacio Elordi, bajo (1991 - 1993).

Jorge Leiva

El uruguayo Alejandro Cappeletti fue el eje de la banda desde sus inicios. Había llegado a Santiago en 1984 para estudiar Sonido en el Instituto Vicente Pérez Rosales, y a través de conocidos estableció contacto primero con el bajista Andrés Escalona, quien le presentó a Lito Zerené, formando un trío que. tras probar a otros músicos, incorporaron a Memo Sanfurgo como guitarrista, configurando así la primera formación de Valija Diplomática.

El pop feliz
Desde 1985 tocaron en un pub de Las Condes, y consiguieron luego participar de un encuentro promocional veraniego asociado a una marca de jeans. Establecieron así un contacto con el ejecutivo Alejandro Sanfuentes (futuro manager de La Ley), quien les consiguió un contrato con la filial local de EMI. Bajo esa etiqueta apareció el disco Happy pop rock (1986), su debut

“Qué pasará hoy” fue el primer sencillo, seguido por “Mi vida vale más”, este último un tema bailable que se convirtió en su principal carta de presentación. En noviembre de ese año ya estaban, incluso, sobre el escenario del festival Montevideo Rock, junto a bandas trasandinas de importancia. Su música animosa e irreflexiva, el lado opuesto de lo que por entonces trabajaban los polémicos Prisioneros, les permitió convertirse en número frecuente de la radio y televisión de esos años.

Un cambio de integrantes antecedió al segundo disco, Nuevos tiempos, nuevas valijas (1987) donde se incluyó otro de sus grandes hits: “Tú lo sabes bien”. El álbum fue un súperventas, que incluso llegó a sonar en Perú y Ecuador.

Un intenso ritmo de actividades compartido con bandas como Viena, Aterrizaje Forzoso y Cinema los mantuvo en el ruedo hasta 1988, cuando editaron Sexto sentido. Pero para entonces los medios parecían haberse saturado del pop local, y se habían cerrado muchos espacios. Ello determinó la deserción de varios integrantes del grupo y el congelamiento de sus actividades, hasta 1992.

Ese año Cappeletti lo intentó de nuevo, y con una nueva formación (que incluía al ex baterista de Upa, Octavio Bascuñán) registró Radio city, que lanzó un sencillo radial (“Bailar toda la noche”) y contó con el apoyo de la multinacional BMG, pero que tampoco encontró mayor eco, en un momento en el que los medios permanecía reticentes al pop local.

El uruguayo se dedicó a una banda de blues y se mantuvo lejos de los circuitos de antaño hasta 1999, cuando junto a músicos contemporáneos suyos organizó la Superbanda de los '80, dedicada a recrear el repertorio de varios grupos del llamado "boom pop" de la época. Tres años después, dados los buenos resultados de ese proyecto - y el mismo año que habían regresado de Los Prisioneros-, se reunió la formación más célebre de Valija Diplomática (con quienes registró el segundo disco en 1987): Memo Sanfurgo, Javier Henríquez y Carlos Molina. Juntos grabaron el quinto álbum: Viejos y nuevos éxitos, con antiguos clásicos y canciones inéditas.

La banda se disolvió al poco tiempo de esa experiencia, pero no como una decisión definitiva. De hecho el año 2010 se reagruparon, se presentaron en vivo y el tema "Mi mundo al revés" sonó en radios locales, como adelanto de un disco que el 2011 decidieron congelar, pero con la idea de continuar con los circuitos en vivo y presentar nuevo singles en el futuro. Participaron en la Cumbre del Rok de junio del 2013, donde se reunió a casi todos los protagonistas del "pop de los 80", y para la primera mitad del 2014 han anunciado el lanzamiento de un disco acústico, con una revisión de sus canciones.

"Hijo del sol luminoso", casi 40 años después

En 1981, cuando Joe Vasconcellos era el joven cantante de Congreso, les mostró "Hijo del sol luminoso" con su guitarra y el grupo la convirtió en un clásico al incluirla en su disco Viaje por la cresta del mundo. Casi cuatro décadas después, su autor lanza otra versión: El colorido registro de su concierto de noviembre, acompañado de la Banda Conmoción y Santa Feria.

Cueca centenaria

En 1895, los Lumiere presentaron el cine , y encargaron a realizadores grabar cortos en todo el mundo. En 1903 llegó uno a Chile , y grabó la primera película chilena: Paseo a Playa Ancha. Cinco cortos . El primero es un registro de personas bailando zamacueca. En 2017 lo restauró y publicó la Cineteca.