Fusión latinoamericana

Más un instinto que un estilo, más una tendencia múltiple que un movimiento formal, la fusión latinoamericana es una expresión que permite designar los diversos resultados que generaciones de creadores, músicos y grupos chilenos han obtenido durante cinco décadas a partir del cruce entre las ricas fuentes de la música del continente adoptadas en Chile. Como método y espíritu tiene una genealogía que puede remontarse a los intentos de folclor panamericanista previos al Neofolklore de los ’60, y que luego pasa por la fusión de conjuntos de la Nueva Canción Chilena, se mezcla con el instinto del rock y llega hasta compositores, intérpretes y conjuntos de la actualidad, abiertos al jazz, la música basileña y las raíces europeas.

Andrés Godoy

Productor y gestor de varias iniciativas de rock chileno, Andrés Godoy destacó inicialmente como creador dentro del dúo Andrés y Ernesto y, más tarde, como compositor solista. Su estilo descansa en la fusión de sus muchos intereses (rock, música étnica y clásica) para la creación de canciones repartidas en varios álbumes y siempre ancladas en la interpretación para guitarra con una mano, de acuerdo a un invento técnico suyo al que bautizó «tatap». Godoy es probablemente más activo en el extranjero que en Chile. Sus presentaciones en Europa y otros continentes son parte constante de su trabajo de los últimos años.

Huara

Con el mismo nombre del pueblo situado a 95 kilómetros de Iquique, en la Región de Tarapacá, Huara es un conjunto que desde su aparición en 1975 y su llegada a Santiago en 1978 aproximó la música andina a la fusión instrumental latinoamericana. Liderado por el cantante, guitarrista y compositor Claudio Pajarito Araya, que inició el grupo junto a Claudio Molina y Bernardo Contreras, Huara ha integrado además a hermanos del fundador como Francisco y José Luis Araya, además de Pedro Villagra, Juan Flores y Jaime Vásquez, entre otros músicos. Han publicado los discos Huara (1982), Viene el chaparrón (1988), Cafuzo (1989) y, rebautizados como De Comparsa Huara, el reciente El fulgor (2003). El grupo también grabó con el cantante Osvaldo Torres el disco De los Andes a la ciudad (1980), y Claudio Araya fue además parte de Congreso.

Jorge Campos

Ícono ineludible del bajo eléctrico activo desde los tiempos de la vanguardia del rock fusión, Jorge Campos ha sido un aguerrido y erudito solista a la vez que un cultor de las músicas de protesta. En el punto de intersección que marcan el rock progresivo y la fusión latinoamericana, se ubica Campos, quien demostró su potencial como integrante de agrupaciones capitales en los años finales de la dictadura: Fulano (1984) y Congreso (1986). Luego, como nombre propio, fue una figura reconocible y protagónica de la "gran fusión".

Kalimarimba

El nombre Kalimarimba es una contracción fonética que permite unir en una sola palabra los dos instrumentos que le dieron el primer sonido al grupo de fusiones étnicas liderado por el percusionista argentino Piny Levalle y la bailarina chilena Claudia Campusano: la kalimba y la marimba. El conjunto ha sido un activo ejemplar de las músicas del mundo en Chile a los largo de dos décadas.

María Sonora

María Sonora ha sido un grupo de una carrera inicial parcialmente frustrada (durante los años '90 jamás llegó a editarse su único disco) pero que resultó pionero en la integración de ritmos caribeños con códigos hip-hop y electrónicos. La banda ocupó durante cuatro años a los hermanos María José y Tan Levine, dos músicos de sobra destacados en bandas como Upa, Pinochet Boys y Electrodomésticos. Tras un largo tiempo de separación, ambos músicos se reunieron para nuevas presentaciones y la definitiva publicación de su trabajo.

Transiente

Transiente es un conjunto de cámara de fusión latinoamericana formado en 1993 por iniciativa de un grupo de estudiantes de la Escuela de Música de la Universidad Católica de Valparaíso. En busca de un sincretismo musical, desarrollaron un estilo en que coexistieron lo docto, lo popular y el folclor en conjunto con la influencia de Víctor Jara y la poesía de Vicente Huidobro, entre otros elementos de las músicas contemporáneas. El grupo fue también la plataforma de creación de un grupo de nuevos compositores de la época, como Félix Cárdenas.

Juan Flores

Uno de los músicos de historial más prolífico en grupos dedicados a la música andina en Chile es Juan Flores Luza. Autodidacta, autor, compositor, arreglador y ejecutante de diversos instrumentos latinoamericanos, ha integrado los conjuntos Arak Pacha, Huara, Sol y Lluvia, Illapu e Inti-Illimani, además de haber creado y dirigido su propio grupo, Fa-Fandango, para desarrollar su interés por la música con raíces negras.

Camila Méndez

Tempranas eliminaciones en concursos televisivos de talentos de canto marcaron los primeros pasos de Camila Méndez en la música. Pero sí logró luego una figuración mucho más concluyente al obtener la Gaviota en la competencia folclórica del Festival de Viña del Mar de 2005 con la canción de Isabel Parra “Cuecas al sol”, que luego triunfaría en 2009, durante la versión de los 50 años de estos certámenes.