Fernando González

El guitarrista Fernando González no sólo es el mayor de los hermanos que fundaron Congreso en Quilpué en 1969. También es el autor y musicalizador de algunas de las más recordadas primeras canciones del grupo en los tiempos de advenimiento y consolidación del rock folclórico. “Vamos andando mi amigo”, “¿Cómo vas?”, “Tus ojitos”, “El oportunista” o “El cielito de mi pieza”, además de la orquestación de los textos de Pablo Neruda “Maestranzas de noche” para banda eléctrica e instrumentos andinos, le pertenecen a Fernando González.

Fechas

Quilpué - 24 de agosto de 1946

Décadas

1970 |1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Fernando González

Iñigo Díaz

Iniciado en la música como adolescente en Quilpué junto a sus hermanos, su acercamiento a la guitarra tuvo otra dirección que la de su contemporáneo y coterráneo de la Quinta Región Eduardo Gato Alquinta. Mientras el High Bass se interesó por los guitarristas del folclor argentino, el Master tuvo mayor aproximación a los guitarristas del rock and roll. Ésos fueron dos de los grupos juveniles de la época: Los High Bass y Los Masters se convirtieron después en Los Jaivas y Congreso.

Junto a Patricio González (n. 1949) y Sergio Tilo González (n. 1952), Fernando González (n. 1946) lideró el primer Congreso en los álbumes El congreso (1971), Terra incógnita (1975) y Congreso (1977), desde que se inició como quinteto de rock hasta que avanzó hasta otras fusiones musicales con la partida de Francisco Sazo y la llegada de gente como Ernesto Holman o Aníbal Correa. En Congreso se mantuvo activo hasta los discos Para los arqueólogos del futuro (1988) y Aire puro (1990), pero ya la música liderada por Tilo González había adquirido otras dimensiones estéticas y su guitarra eléctrica fue perdiendo protagonismo. La partida, junto con la de Patricio González, se produjo de modo natural.

Desde 1978 trabajó como director artístico del sello EMI. Editó a José Alfredo Fuentes, Marcelo y María Inés Naveillán, e incluso orquestó la canción “Cómo ha pasado el tiempo”, que lanzó a Zalo Reyes en su disco Canto por amor (1979), que él produjo. Del mismo modo musicalizó las liturgias incluidas en Misa de los Andes (1978) con la participación de Congreso entre otros intérpretes. Fue su primer acercamiento a la producción en estudios de grabación y a la dirección artística que luego continuaría en Quilpué tras dejar a su histórico grupo.

En los ’90 escribió música funcional, auxiliar y comercial (con discos infantiles grabados por las cantantes Paula Arriagada o Carol Kresse), y editó para EMI el disco instrumental Guitarra enamorada (1998). En 2003 se conectó con la cantautora Paula Batarce quien grabó su disco Pasajera de los sueños en el estudio de González. El siguiente trabajo, Puerto destino (2004) fue producido por el guitarrista y ya en adelante la dupla entre compositor e intérprete estaría armada. Los nuevos álbumes fueron elaborados en conjunto por González y Batarce: A Gabriela Mistral. Amo amor (2005) y Amor a pedazos (2008) fueron trabajados como musicalizaciones de poemas y cartas de Gabriela Mistral respectivamente.

La doble vida de Amaro Labra

Con una biografía de Gonzalo Planet y un concierto, Sol y Lluvia celebra 40 años este sábado.  Su líder, el diputado Amaro Labra, habla de esa historia, y de sus dos oficios. La política y la música.  Entrevista de MusicaPopular.cl: “A lo mejor no hago melodías “rebuscadas y hermosas”, como dice Jorge González. Hago lo que puedo hacer”.

Fallece Lucho Gatica,
la mayor voz chilena de todos los tiempos

Su deceso fue anunciado oficialmente por la familia y la noticia ha tenido gran repercusión en México, país que lo consagró como el más grande intérprete de boleros del siglo pasado.  Aquí, la historia musical de la voz que provino desde Rancagua y dejó huella como “el Frank Sinatra latinoamericano”.