Tropical

Pocas influencias extranjeras han tenido una presencia tan sostenida y variada en el tiempo como los diversos géneros musicales venidos del Caribe, adoptados por el público chileno como parte de los gustos bailables y la fiesta nacional. Son generaciones de ritmos y de audiencias las que han disfrutado de esta música tropical, desde los años '30 con la guaracha, el cha cha cha y el mambo de las orquestas de los '40 en adelante, y con la explosión en cumbias de los años '60, incluidas todas las transformaciones que ese ritmo colombiano ha experimentado entre sonoras, combos, orquestas y conjuntos, hasta llegar a modas más recientes como la del sound, la música axé, la cumbia villera y el reggaetón. La música tropical ha moldeado la fiesta popular y el baile nacionales por décadas.

Panchito Cabrera

Francisco Cabrera Sánchez tiene una historia musical imparable desde que en 1947 llegara a la capital procedente de Antofagasta para integrarse a la orquesta característica de Armando Bonansco. Tocó ritmos tropicales y de salón de baile en locales diversos, llegó a los auditorios radiales para hacer bolero y canción popular, y practicó rock and roll y twist. Con todo, Panchito Cabrera fue esencialmente un guitarrista de jazz y conservó para sí la categoría que le entregó el entorno musical: el "Django Reinhardt chileno", el único músico que dedicó una vida a estudiar la obra del célebre guitarrista belga, lo que lo llevó a liderar una escuela de adherentes del llamado "jazz manouche".

Elías Zamora

El "tío Elías", como se conoce cariñosamente al baterista de los grupos porteños La Isla de la Fantasía y Los Paleteados del Puerto, es uno de los pocos músicos que, con sólo tres platillos, un bombo, una caja y otra caja armónica de madera de fabricación propia, dan ritmo a cuecas, tonadas, valses peruanos, boleros, corridos, foxtrot y en general a los principales géneros de música popular del siglo XX.

Santa Feria

Santa Feria es parte de una segunda camada de grupos de la llamada “Nueva Cumbia Chilena”, que trajo a una nueva generación de músicos a la cumbia. Iniciados con un núcleo de amigos de Ñuñoa, admiradores de la cumbia villera ( y de nombres mayores que ellos, como Juana Fe o Chico Trujillo),  la banda debutó el 2011 con el disco Le traigo cumbia. Su primer hito de popularidad fue la canción “Sákate 1”. La “cumbia casera”, como les gusta definirse, ya se ha plasmado en tres discos y EP, y con un intenso trabajo en vivo tienen un hito histórico: ser la única banda de su estilo que ha llenado el Movistar Arena en agosto de 2016. Letras de amor, de temas sociales y de como divertirse, y sobre todo muy bailables, son el sello de esta banda, una de las más populares de la música chilena.

Almendra

Sólo hasta 1998 esta cantante melódica mantuvo su nombre de Gisella Valenzuela en los escenarios de Curicó. Después de ganar ese año un festival de la canción en Curepto, tomó el pseudónimo de Almendra para dar pasos determinantes en los estudios de grabación, en las orquestas populares y en los micrófonos de apoyo de grandes nombres de la balada y el pop, incluido el venezolano José Luis Rodríguez. Esa ruta desembocó diez años después en su primer disco solista, De música y alma (2009).

Mónica Victoriano

La cantante Mónica Victoriano apareció por primera vez en dimensiones masivas cuando interpretó como voz principal el tema central del histórico reality show "Protagonistas de la fama", que en 2003 emitió Canal 13 y que lanzó a una serie de figuras de la industria del entretenimiento, incluida una fugaz cantante como Catalina Bono. Mónica Victoriano integraba entonces el grupo pop Polémika Miró, que puso "La meta final" en circulación, pero esta cantante ha sido además una autónoma solista de los circuitos del espectáculo y la TV, integrando elencos de pop latino como el trío vocal Chic (con Nicole Gómez y Karen Amenábar), de cumbia romántica como el grupo Diávolas, o de música norteña como Mexikanas. En paralelo se mantuvo activa en concursos de talentos e imitaciones en la televisión y en el abundante circuito de casinos.

Tea Time

Diez años de experiencia en grabaciones, giras continentales, premios y alta difusión junto a Los Tetas dejaron a Tea Time en una privilegiada posición como solista. El principal rimador y compositor de esa banda consiguió tener su disco propio en 2009, presentado entre otro montón de proyectos (incluso un libro de poesía) que refleja la diversidad de sus inquietudes. Camilo Castaldi, su nombre real, ha colaborado con incontables músicos chilenos y es parte también de las grupos como Funk Attack y Criminal Jazz.