La Noche

Cada década ha tenido en Chile su jerarca en los ritmos tropicales, y en el primer decenio del 2000 el trono lo ocupó La Noche, referente mayor en el paso de la cumbia festiva a la cumbia romántica, y uno de los conjuntos más vendedores del país durante al menos un lustro. Años de trabajo sin mucha difusión prepararon su temple para la locura que se desataría a partir de 2006 con hits como “Es el amor”, “Quiero ser libre” y “Que nadie se entere”; composiciones en clave de cumbia villera argentina con letras que desdeñan el molde del amor romántico para insertar las relaciones de pareja en triángulos, cuartos de motel y encuentros eróticos ocultos y sudorosos. El salto fue entonces enorme en proyección, desde su origen en el Valle de Aconcagua (en pueblos como Catemu y Llay Llay) a los más grandes y mejor pagados escenarios del país.

El más notorio cambio en la formación del grupo desde su partida se dio en 2010 con la salida del cantante Leo Rey. Desde entonces el conjunto ha pasado por varias salidas y llegadas de integrantes.

Leer más

Años

Santiago, 2000 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

La Noche

Integrantes

Paulo César, voz (2000 – 2003)
Alexis Alexítico Morales, acordeón (2000 – 2013 / 2014 – •).
Jorge Desidel, guitarra (2000 – 2013).
Juan Bustamante, congas (2000 2013).
Leo Rey, voz (2004 – 2010 / 2011 2013).
Cristián Cifuentes (?).
Daniel Chamorro, timbales (2004 – 2013).
Miguel Pavez, trompeta (2006 – 2013).
Michael Dávila, trompeta (2006 – 2013).
Yoan Amor, voz (2010 – 2011)
Gino Valerio, voz (2014-2015).
Juan Pablo Véliz, voz (2015)
Mauricio Espinoza, voz (2015)
Valentino, voz (2015)
Ramiro Rume Cruz
Juan San Martín
Juan Toro
Felipe Arancibia
Cristián Berríos
Gabriel Morales

Marisol García

Ritmo importado
«La Noche llegó a llenar un vacío que había en la música tropical chilena», le explicaba el productor Leo García a El Mostrador sobre el éxito del grupo al que asesoró durante algunos años. El profesional había conocido al conjunto en el 2001, cuando aún ejercía como ejecutivo de Sony Music-Chile.

La banda ya tenía entonces el disco Pasión caliente (2000), pero García consiguió mejoras técnicas para la grabación de Te lo dice… La Noche (2001). Para familiarizar al grupo con el fenómeno argentino de la bailanta, Alexis Morales, fundador y principal compositor —un músico formado en el Conservatorio de la Universidad Católica y que formó durante un tiempo parte del conjunto Garras de Amor—, viajó ese mismo año a Buenos Aires, desde donde llegó con la idea de un sonido más fresco; definitivamente más bailable. La nueva dirección se afianzó con la llegada del cantante Leo Rey, un fanático de la balada que acumulaba cierta experiencia en otros grupos tropicales.

No hubo, sin embargo, un nuevo disco sino hasta cinco años más tarde: Amor entre sábanas (2006) fue el real golpe comercial de la banda, con al menos cinco singles de alta rotación radial (“Es el amor” y “Que nadie se entere”, entre ellos). Entre ese álbum y la publicación de En tu cuarto (2008), La Noche acumuló sus mayores cumbres en vivo, con exitosas presentaciones en la Teletón 2008, el Festival del Huaso de Olmué 2009 y el Festival de Viña del Mar en 2009 y 2010. A tanto llegó su fenómeno, que a mediados de 2009 el canal Megavisión transmitió durante unos meses un reality-show con su convivencia en un mismo departamento (“La Noche: el reality”).

En un recital de La Noche, Leo Rey asumía plenamente de frontman, disfrutando su papel de atípico galán romántico: melena crespa, anteojos contra el sol (incluso de noche) y un baile sin piruetas. En entrevista a The Clinic el cantante reconoció su distancia inicial con el género que lo hizo famoso: «Soy fan de toda la vida de Luis Miguel. Lo mío va por ser un baladista, y mucho tiempo estuve empecinado en ser un cantante romántico. Viéndolo así, llegué a la cumbia por casualidad, buscando una forma de ganar plata. Porque no tenía ni un peso y como personal trainer, no me alcanzaba».

Esas diferencias de estilo, sumadas a la creciente popularidad de Leo Rey por encima de la de sus compañeros, fueron produciendo roces que concluyeron en marzo de 2010 con el anuncio del cantante de su salida del grupo por propia decisión. «Quiero hacer mi proyecto a la pinta mía», le dijo a El Mercurio, reconociendo que su renuncia se la anunció a sus compañeros por correo electrónico. El grupo reaccionó a la partida de su estrella y luego de un proceso de selección a través de cásting escogió al cantante chileno radicado en Suecia Juan Briones, conocido en los círculos de la cumbia romántica como Yoan Amor.

Cambio y cambio de cantante
La nueva etapa de La Noche duró, sin embargo, poco más de una temporada. A fines de 2011, y luego de limar las asperezas pendientes, Leo Rey —quien no obtuvo entonces réditos favorables como solista  (más bien se mantuvo en la polémica por temas periféricos a la música)— regresó al grupo para completar el trabajo interrumpido un año antes. Con él al frente, el grupo reactivó su agenda en vivo.

«Volvimos a ser una familia», aseguraron. Y en marzo de 2012 editaron un nuevo disco, El reencuentro, con la sesión en directo grabada en el Teatro Caupolicán en 2011. Sin embargo, las desaveniencias entre Leo Rey y Alexis Morales continuaron, y el desajuste de criterios desembocó en un quiebre, ya definitivo, de esa formación de La Noche, a fines de 2013. Cuando Morales intentó probar suerte como cantautor solista, se temió, incluso, el punto final de la agrupación.

La Noche se confirmó como banda activa en 2014 con un nuevo cantante: Gino Valerio. Es él quien lidera las voces del disco #Habitación106 (2014) y el single “Sal y tequila”. Pero su buen desempeño no fue capaz de detener un proceso de ajustes ya sin vuelta atrás. En el siguiente año, el grupo tuvo otros tres vocalistas (incluso Alexítico ejerció un tiempo de tal), en un período de entradas y salidas de integrantes casi imposible de registrar. Alexis Alexítico Morales se mantiene, sin embargo, como el principal autor de canciones y se ha impuesto como el productor del conjunto.

Natalino sale a recorrer Chile con nueva canción

El trío romántico abre su itinerario el 14 de diciembre con un concierto en Valdivia. Seguirán en Puerto Varas, Casablanca, Panquehue, Maullín, Curacaví, Quintero y Papudo, entre otras localidades. Con miras a su nuevo álbum, titulado Natalino vivo, el grupo liberó además la balada “No volveré a caer”, del autor curicano Lenny Zing.

El año de Jorge Peña Hen

A 45 años de su asesinato a manos de la Caravana de la Muerte, en La Serena se levantó un monumento que recuerda su pionera labor como educador.