Electrónica

Desde los experimentos en laboratorios de sonido por compositores venidos de la academia en los años '50 hasta la extendida escena de DJs y músicos que trabajan en diversas vertientes en nuestros días, la música electrónica ha sido uno de los campos más múltiples de las últimas décadas. Alojada primero en los círculos doctos pasó a la música popular con el empleo de los primeros sintetizadores análogos aplicados a la música pop y rock en los años '70, y luego ha viajado a través de los grupos "tecno" o "tecnopop" de los '80, las precursoras fiestas con DJs de fines de esa década y un horizonte de músicos y productores que desde los años '90 en adelante han multiplicado sus posibilidades. Entre la música más bailable y la más experimental, la electrónica se ha visto reforzada con el inicio de los sellos en Internet o netlabels que desde 2003 se han identificado sobre todo con esta música.

MKRNI

MKRNI (o también Makaroni) es un trío de pop que nació el año 2008, cuando se unieron tres músicos que estaban en pausa en sus respectivos proyectos. La artista visual Elisita Punto venía llegando de una larga residencia en Estados Unidos, donde había trabajado con Nutria. Marcelo Peña (Miopec) estaba en un receso con Tobías Alcayota, y a ellos se sumó Sebastián Román para sellar un trío de pop que se forjó sobre todo en fiestas y pistas de baile. Editaron tres discos en esa línea, consiguiendo un importante público, y presentándose incluso en Lollapalooza. El año 2014 editaron el disco Canciones – que ellos mismos definieron como "más tranquilo"- revelando una versatilidad que los coloca como uno de los principales y más atractivo nombres del electropop chileno.

Los Updates

En las muchas facetas asumidas por la carrera musical de Jorge González, Los Updates fue una de las de más íntimo vínculo con sus pasos biográficos. El nacimiento del dúo tuvo relación con la decisión del cantautor de alejarse un tiempo de Chile, establecerse en México (más tarde, España) y retomar su asentado interés por la música de baile, esta vez en sociedad con su esposa, Loreto Otero. En cuatro años de trabajo, Los Updates se legitimó como un proyecto musical cosmopolita, y que ocupó de manera estable al ex Prisioneros. Tras su disolución, el músico continuó en su trabajo como cantautor solista.

De Janeiros

Como una dupla de producción al servicio de músicos chilenos puede definirse mejor la identidad de De Janeiros, aunque el trabajo del dúo ha mostrado también composiciones y grabaciones propias, así como realizaciones audiovisuales. Además, sus dos integrantes, Pablo Muñoz ($990) y Milton Mahan (Dënver), han desarrollado colaboraciones y proyectos por su cuenta. En tal sentido, es justo concederlo al dúo una presentación más amplia, como íntegra dupla creativa,

Francisco González

Aunque forjó su identidad musical como baterista y fundador de los populares Lucybell, con los años Francisco González fue adquiriendo la habilidad y entusiasmo suficientes para tentarse también con el trabajo solista. Consciente de que el nuevo cauce de su búsqueda era incompatible con la dirección de Lucybell, González renunció a la banda en mayo de 2005, luego de editar un primer álbum sin el grupo, Óvalo, y tras catorce años de lealtad. Desde entonces, su discografía solista refleja los avances de un autor pop que busca una identidad distintiva y que se acomoda sin problemas en el canto.

Baradit

Felipe Baradit Stevenson es uno de los gestores del prolífico sello Epa Sonidos, activo desde 2001 en Valparaíso y con internet como medio de expresión sin fronteras para una amplia oferta independiente; asociable, sobre todo, a la experimentación electrónica. Sus primeras composiciones datan de 1999, cuando el porteño ya se interesaba en los discos de Nine Inch Nails y Aphex Twin y «eran muy pocos los que conocían los computadores para componer». Su trabajo desde entonces lo ha ido acercando a lo que él mismo define como un ambient experimental, siempre influenciado por el paisaje a su alrededor y plasmado hasta ahora en más de una decena de discos.

País Violento

La presentación de su disco Tagadá —en diciembre de 2016, en el capitalino Teatro El Puente— fue también el debut en vivo de País Violento, dúo de música sostenida en secuencias y programaciones, vida breve y aporte diverso al recorrido de la música chilena hecha con máquinas. Su vocación experimental nunca se alejó por completo de los cauces pop, aunque tuvo también un cariz opinante. Los hermanos Damián y Diego Noguera desarrollaban el total de composiciones y de producción, con letras que para su único disco tuvieron la colaboración del dramaturgo Pablo Paredes. Eran canciones de una electrónica tensa y versos sobre la vida en Santiago que conseguían delinear un mundo musical en sí mismo, a veces con inquietantes imágenes (como las de “Quiero vomitar mi corazón”).  Tagadá buscaba, en sus palabras, «no poner resistencia al lugar donde siempre hemos vivido, y dejarnos permear por él. Una pregunta que surgió en el proceso de escribir las letras fue cómo hablar de Chile sin sonar paternalista ni moralista, ni hablar desde una cierta verdad política. Decidimos que la mejor manera de hablar sobre Santiago era desde un punto de vista emocional; de alguien que siente y vive esta ciudad y este país». Eran palabras previas al «estallido social» de octubre de 2019, para cuando País Violento pudo ver hecho carne su propio nombre y sensibilidad en las calles, aunque ya con sus integrantes ocupados en otras vías creativas. Ambos integrantes se mantienen activos en la composición musical independiente desde diferentes frentes. Diego Noguera ha publicado singles bajo su propio nombre desde 2018.

Luciano

Lucien Nicolet estampó su primera firma en graffitis callejeros de Santiago de Chile, cuando su nombre, a mediados de los años '90, era DJ Magi-k. Luego, hacia fines de la década, ganaría su segundo alias en Europa para volverse uno de los productores y DJs chilenos activos en el circuito electrónico internacional, donde hoy es reconocido por igual como Lucien Nicolet, Luciano o Lucien 'n' Luciano.

Alex June

Presentada como "la princesa del pop galáctico", las diversas facetas creativas de la franco-chilena Alex June la han situado en una vanguardia musical desde cierto underground, que comenzó a tener mayor visibilidad sobre la última parte de la década de 2010. Cantante, compositora, productora, DJ y dibujante, ha desarrollado una propuesta musical en paralelo a una visual, para una música pop de diversos matices: desde el dream pop y el electropop hasta el canto lírico. Alex June plantea una idea que crea universos estéticos muy propios, llenos de misticismo, que ella ha denominado "pink-dark-world".