Punk

Tres acordes de guitarra eléctrica y un disgusto pueden ser suficientes para sostener una canción punk, género obtenido del rock que desdeña la técnica instrumental y la metáfora poética en favor de un mensaje directo y una entrega que enarbola la precariedad de sus intérpretes como prueba de honestidad. El punk surgió a mediados de los años ’70 en Estados Unidos como derivación del llamado garage-rock, y se masificó más tarde en Inglaterra a través del trabajo de bandas emblemáticas, como Sex Pistols y The Clash. Ampliado con los años a un concepto de actitud antisistémica y antisolemnidad artística, el punk sigue sosteniendo una cultura musical vigente, tanto en su estado puro y en derivados del tipo del hardcore, el oi! y el anarcopunk, como en la combinación con parientes cercanos, entre ellos el ska, el reggae o el power-pop.

Inestable

Inestable es una de esas bandas que viven para identificar a sus fans, a partir del nombre que llevan. Desde sus comienzos en 2000, dedicado a cantar sobre cómo consumar una juventud acorde a los tiempos que corren, este trío ha mantenido un club de fans llamado Clan Perdedor, y ha tocado un punk pop coherente con los sentimientos temperamentales que acompañan a la adolescencia.

Humana

Humana es hardcore ilustrado. Todos sus integrantes fueron estudiantes de la academia de música Projazz en Santiago, y desde ahí el guitarrista Matías Figueroa y el bajista Miguel Morgado se inclinaron por las vetas estadounidenses más modernas del hardcore, derivación acelerada del punk rock, e iniciaron el grupo para aproximar su sonido al estilo de bandas de nuevo metal como Deftones e Incubus.

Tiro al Aire

El nacimiento de Tiro al Aire transcurre a la par con el momento en que el punk adquiere cualidades emotivas o intimistas en las letras, pero que en este grupo santiaguino iniciado en 1995 tiene que ver además con la desenvoltura de una canción como "Te quiero ver muerta", su mayor éxito. Cercano al medio audiovisual, Tiro al Aire ha grabado canciones para cortometrajes y largometrajes y fue la escuela preparatoria del baterista y futuro director y animador de TV Eduardo Bertrán.

Horregias

En medio de un aparente desorden, el punk-rock también tiene sus pautas, y el trío Horregias las obedece con encomiable firmeza. Los tres acordes y las cuerdas eléctricas son la guía inconfundible de sus canciones, que por sobre todo sintetizan lo que al punk más y mejor lo ocupa: la denuncia de prácticas sociales indignantes aunque naturalizadas por una convivencia acomodada. En el caso del grupo, éstas tienen que ver con patriarcado y la intromisión intolerable del mercado hasta en el propio aspecto físico y trato cotidiano. «Somos las Horregias, una banda punk rock del cerro de Renca en Chile; hacemos canciones y practicamos el camionismo. Somos lesbianas», se presentan ellas mismas en un texto promocional. Los títulos de sus canciones precisan mejor los tiros: "Heteronormativa", "No hay nada más feo que una mujer borracha", "Amor vertedero", "Gabi Gabriela Mitral" («… tuvo que actuar para ganar el Premio Nobel") y "Safari de divorciadas", por ejemplo.

Lilits

Lilits se mueve en el territorio de los grupos femeninos que delatan el sexismo existente en sociedades como la chilena, pero si se escuchan con detención las canciones "Emergencia", "Dime", "Cállate", "Furia" o "Yo quiero ya", entre otras, se puede decir que, por las venas de esta banda, hay más urgencia por ejercer la libertada a hacer y expresar que las luchas de género. Con estructura de power trío, Lilits nació en el punk rock como base de su lenguaje, pero con los años su sonido se nutrió de otros colores, incluso del pop.

Las Olas

Un alta dosis de electricidad, una voz que alcanza tonos particularmente agudos y vibrantes presentaciones en vivo son señas para identificar a Las Olas, una de las bandas que surgieron a mediados de la década de 2010 en Santiago para protagonizar un animado circuito de música independiente.

Durango 95

En su definición original, "Durango 95" es una canción de la banda neoyorquina The Ramones que dura menos de un minuto, una precisa melodía que reitera la esencia simple del punk. De ahí viene el nombre de Durango 95, una banda que tuvo bastante aceptación dentro del circuito hardcore juvenil chileno de principios de este milenio y que, junto con editar un disco, se mantuvo activa entre 1999 y 2006.

Silencio Absoluto

Siempre en la escala más underground del rock chileno de mediados de los años '90, el fenómeno que produjo Silencio Absoluto es innegable. En torno a esta banda y a Disturbio Menor creció una escena de música hardcore bien establecida en principios socio-políticos anticapitalistas y quedó un legado que, transcurrida más de una década, todavía repercute en una importante escena ligada a esa línea de evolución del movimiento punk.

Dadá

Sus enérgicos shows y el carisma de su líder, el fallecido TV Star, han preservado el recuerdo de Dadá dentro de los escasos mitos del rock chileno, pioneros en los primeros ensayos locales de punk. No existen registros de su trabajo musical, aunque su historia quedó por escrito a través del trabajo hecho por el guitarrista del grupo en el libro Dadá. Underground bajo dictadura (2009).

Sin Perdón

El comienzo de la lucha se llama la primera grabación de este grupo, un inicio catalogado como político y directo con el que los cuatro integrantes de Sin Perdón salieron a los escenarios punk de Santiago en 1998. Pero según la misma banda la historia toma un rumbo nuevo en otro disco, esta vez con un título sobre lágrimas y desconsuelos, donde las letras evolucionan hacia los temas personales y las canciones hacia el punk melódico, una tendencia en la que Sin Perdón es uno de los precursores en Chile.