Metal

El riff repetitivo de una guitarra eléctrica en alta distorsión y un canto que impone la expresión gutural por sobre la guía melódica son dos características del metal, género que desde principios de los años ’70 amplió la electrificación del patrón blues llevada a cabo hasta entonces por el rock y se acomodó en un sonido de inédita distorsión, un montaje teatral e hiperbólico y códigos de interpretación excluyentemente masculinos. La banda inglesa Black Sabbath suele considerarse como la piedra básica de fundación del heavy metal, género que, con el tiempo, se ha extendido en derivaciones tales como el death metal, el thrash, el speed metal o el doom, con sus correspondientes referencias Venom, Metallica, Slayer y Saint Vitus.

Panzer

Si existe una continuidad lógica del trabajo desarrollado por Feedback a comienzos de los años '80 en el ámbito del heavy metal, lo más seguro es que el encargado de recibir dicho legado sea Panzer. La banda formada y liderada hasta hoy por el incansable Juan Álvarez vio la luz el 16 de mayo de 1987, luego que el guitarrista decidiera continuar con alas propias su trayectoria musical, iniciado en Lágrima seca en los años '70, después en Feedback a comienzos de los '80 y en Panzer hasta la actualidad. Persistente y con una diligente autogestión, Panzer es un referente histórico del heavy metal chileno.

Tom Araya

Una de las influencias más relevantes para la escena heavy metal nacional puede encontrarse en la figura del norteamericano Tom Araya (n. Cerro Recreo, Viña del Mar, 1962). Su origen chileno –sus padres se mudaron a California cuando él tenía solo cuatro años– es uno de los trofeos que más orgullosamente lucen legiones de fans locales de su banda Slayer, forjadores indiscutidos del thrash metal y uno de los grupos más importantes del rock pesado en el mundo, a la altura de Metallica o Iron Maiden.

Dorso

Si hubiese que elegir candidatos para un Salón de la Fama del Rock Chileno, lo más probable es que Rodrigo Pera Cuadra, creador y de Dorso, debiera ocupar un sitial importante en ese podio. Desde que inicio su camino en 1984, Dorso ha sido una de las pocas agrupaciones con continuidad ininterrumpida, con siete registros discográficos oficiales y más de 30 años de trayectoria.

Audiopsicótica

De una conjunción de estilos metaleros de diversas intensidades como death metal y aggro metal surge en 2000 Audiopsicótica, una banda que más allá de sus varios cambios de integrantes ha sido parte del nuevo metal chileno de la última década, siempre en busca de una puesta en escena poderosa.

Cler Canifru

Guitarrista de rock y pop, cantante y compositora, Cler Canifru es además una activa sesionista en la industria musical, cuya cara más visible estuvo en sus años como integrante de la agrupación de respaldo de Myriam Hernández, que es donde tuvo su primer trabajo profesional como guitarista,  Además ha cumplido ese rol en diversas grabaciones de discos de Daniel Lizana, Felo Foncea, Hidalgo y Murciélago, banda que integró a fines de los 2000. El 2014 plasmó por primera vez sus propias canciones, en el EP Posavasos, que el 2015 dio un paso más con LP con K9, del que ha lanz ado varios sencillos promocionales. Desde el 2015 también es parte del trío Lilits.

Mal de Chagas

Mal de Chagas hace una mezcla de estilos perteneciente de lleno a los años '90, en el cruce entre el rap y el metal aderezada con un toque de funk e incluso con percusión latina. La música de este grupo santiaguino se encuentra justo en la mitad entre el mundo del funk y el del rock pesado, sin sentirse del todo cómoda en ninguno. Editaron dos discos, hasta que avanzada la segunda década de los 2000 la banda cesó sus presentaciones en vivo.

Ratzinger

Ratzinger es la banda metalera que el cantante y guitarrista Iván Luther Vega formó en 2005, a su arribo a Chile luego de una temporada en Estocolmo, Suecia.

Nozión

Puente Alto y La Florida son los puntos de origen de Nozión, una banda que se inició a comienzos de esta década y que sigue los perfiles del hardcore y el nu metal. Sus fundadores se conocieron en 2000 cuando el cantante Felipe Gaymer y el bajista Ricardo Contador, quien había tenido su paso por Audiopsicótica y por Weiza, se unieron a José Luis Acevedo (guitarra) y Pablo Salinas (batería) en una primera alineación que se mantuvo hasta mediados de 2006.