Panzer

En una continuidad del trabajo desarrollado por Feedback en el heavy metal chileno de los años '80, Panzer extendió ese legado a lo largo de las décadas. La banda fue formada y liderada hasta su muerte por el incansable Juan Álvarez, y nació justamente cuando el guitarrista decidió continuar con alas propias su trayectoria musical, iniciada en Lágrima Seca y más tarde ocupada en los propios Feedback. Sobre la base de trabajo, compromiso, honestidad y fortaleza, Panzer abrió los primeros shows de heavy metal en Chile en los años '90 (de nombres que van desde Black Sabbath a AC/DC), construyó una marca, un estilo y una escena. El metal chileno tiene parte esencial de sus primeros acordes en el nombre de Panzer, cuya continuidad se encuentra en duda luego del fallecimiento de su líder, en febrero de 2020.

Leer más

Años

Santiago, 1986 -

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Integrantes

Juan Álvarez, guitarra (1986 - 2020)
Nano Chacón, bajo (1986 - ?)
Eugenio Pineida, batería (1986 - ?)
Khano Álvarez
, guitarra.
Eduardo Alarcón, voz.
Charly Alvarado, bajo.
Felipe Cortés, batería.

MusicaPopular.cl

Dos músicos acompañaron a Juan Álvarez desde Feedback en la partida de Panzer, en 1986: el bajista Nano Chacón y el baterista Eugenio Pineida. Con esa formación debutaron en el emblemático gimnasio Manuel Plaza en Ñuñoa, y en mayo de 1987 participaron del lanzamiento del compilado Infierno rock, donde compartieron los créditos con otras bandas metaleras, entre ellas Chronos y los mismos Feedback. Los tanques alemanes de guerra habían inspirado el nombre de la banda, existente además en España y en Estados Unidos.

Iba a recordar más tarde Álvarez en revista Rockaxis sobre sus influencias de entonces:

Los Beatles fueron los que me hicieron ver una línea de vida; siempre han sido importantes: andaba siempre con la guitarra acústica y me ponía a tocar en todos lados, me sé todos sus temas. Después estuvo [Jimi] Hendrix con su rock ácido, y de ahí el primer grupo que me impresionó ya dentro de lo más pesado fue Judas Priest. Tengo mucha influencia de ellos en mi música, igual que de Black Sabbath. Después de eso, ya en los '90 Megadeth fueron una fuerte influencia.

Poco después de debutar ya tenían un álbum con nombre propio editado en cassette, Tierra de metales (1989), que lanzaron con  planes de internacionalización y que les permitió estrechar lazos con bandas argentinas. Por eso pusieron su canción "La jaula" en el compilado Latinos y metálicos, un trabajo recopilatorio de 1989 con bandas también de Colombia, México y España, cuyo lanzamiento fue en el Estadio Obras Sanitarias de Buenos Aires. En Chile, eran aún tiempos de auge pop y resabios de trova, en carriles antagónicos a los del metal. Recordaba Pera Cuadra, de Dorso, en el diario La Tercera, sobre la condición pionera y referencial de Panzer:

«[Juan Álvarez] fue fundamental para lo que pasaba dentro de aquellos años donde muchas bandas estábamos partiendo, y era complicado». Y en la misma nota confirma Alfredo Lewin, locutor radial y ex Diva: «Pánzer fue una de las mayores influencias imaginables, en la manera de unos padres, que van más allá de la banda que conforman o el estilo que tocan».

Con canciones que hablaban "del sentir generalizado de la juventud", en palabras de Álvarez, problemáticas del mundo de hoy y algo de misticismo propio del heavy metal de corte más clásico, Panzer se convirtió entonces en un nombre mayor del incipiente género del metal en Chile. Realizaron varias giras nacionales, y curiosas estrategias promocionales. Célebre para ellos fue como la doble obtención del premio el Laurel de Oro que entregaba el diario La Cuarta a los artistas que recibieran más votación, con cupones enviados por los lectores del diario, y que en 1987 y 1988 se adjudicó Panzer. Primero como Grupo Revelación y luego como Mejor Conjunto Rock. "Obtuvo 121.090 votos", remarcaba el propio Juan Álvarez en una biografía de Panzer, que publicó en YouTube en 2015.

La Cuarta, 1988 (archivo Panzer)

La influencia de Juanzer
La Academia "Semillero Rock", creada por Juan Álvarez para la formación de jóvenes interesados en el género, dio formación a muchos nombres del metal y fue parte central de la actividad creativa y educativa del líder de Panzer, quien también participó en la formación de la Asociación de Trabajadores del Rock (ATR) en 1993, y en una serie de iniciativas durante los primeros años de democracia que entonces integraron al rock chileno. En medio de esa actividad, la banda editó en 1994 su segundo disco, con cinco canciones: Crol vivo o muerto.

La historia musical de Panzer y la conocida capacidad de gestión de su líder le abrió la puerta a la banda a partir de 1994, para telonear varios conciertos de heavy metal en Chile. Ese año abrieron la presentación de Megadeth en Santiago; en 1996, la de Iron Maiden y AC/DC; en 1998, el concierto triple de Helloween, Anthrax y Slayer, y en 1999, el show de Deep Purple. Al mismo tiempo, la banda continuaba haciendo sus giras y en 1998 compilaron parte de ese material en vivo en el disco Rock & roll addiction live.

Con distintos períodos de intensidad, la historia de Panzer ingresó al nuevo milenio ya con el hijo de Juan Álvarez, Khano, integrado al grupo y compartiendo el liderazgo con su padre como guitarrista. En 2007 la banda editó Generación de alkithran, que presentó en la región española de Murcia, en la segunda edición del Festival Leyendas del Rock, y donde compartieron escenario con nombres como Sepultura y Rata Blanca. Al poco tiempo, en junio de 2008 grabaron su primer concierto en formato acústico, editado como el disco Y... volveremos a caer (2011), con la revisión de temas clásicos y tres canciones inéditas.

De manera irregular, Panzer consiguió mantenerse en los escenarios del metal. Hacia 2019 anunciaban novedades discográficas, con la presentación en Europa de su primer disco en formato vinilo y el anuncio de un nuevo disco, Anticorrosivo. Pero el 10 de febrero de 2020, a la edad de 69 años, Juan Álvarez falleció producto de un cáncer que lo aquejaba desde hacía un tiempo. Su nombre figuró entonces como el de una justa referencia para la historia del rock chileno, con homenajes sentidos de la comunidad que colaboró a forjar.

Un patrimonio que cumple medio siglo

Desde 1970, el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional resguarda partituras, manuscritos, documentos personales, grabaciones, piezas gráficas y una multitud de objetos relacionados con la creación realizada en el país. En octubre festejan sus 50 años con el IV Encuentro Iberoamericano de Archivos Musicales y Sonoros. La programación, acá.

Leo Saavedra confinado

A cinco años de su debut como solista, el ex vocalista de Primavera de Praga presenta su segundo disco, Operación ballena, con ocho canciones compuestas y grabadas durante la cuarentena obligada por el nuevo coronavirus.