Jazz

Aunque nacido en Estados Unidos en el profundo albor del siglo XX, el jazz se ha convertido en una de las músicas más universales de los tiempos modernos y su lenguaje rítmico y libertad expresiva ha sido asimilada por músicos de todas las latitudes y todas las épocas. Su categoría mestiza confronta la instrumentación, la melodía y la armonía de la música europea con el ritmo, el fraseo y el alma del blues, que a su vez proviene de la música africana. Conducido por un elemento intangible llamado “swing” y reinventado en cada interpretación por su carácter improvisacional, el jazz tomó el control de la música en Nueva Orleans, la cuna del jazz, y luego en Chicago, Kansas City y Nueva York, la capital del jazz, atravesando las décadas con un sinnúmero de estilos subsidiarios que explican el nacimiento de escuelas y estéticas: ragtime, stride o hot jazz en los primeros años, swing,bop, cool y third stream en una edad mediana, free, avant-garde y fusión en los tiempos modernos. Un cuadro de honor del jazz se ilustra con creadores universales, que son además los principales referentes de la historia: en la tradición están Jelly Roll Morton, Louis Armstrong y Duke Ellington y en la modernidad Charlie Parker, Dizzy Gillespie, Miles Davis y John Coltrane.

Contracuarteto

Ensamble formado por solistas de la generación del 2000, quienes saltaron a la palestra del jazz nacional con gran presencia, con una preparación muy adelantada, dotes innatas como improvisadores, activos compositores de música moderna y estudiosos auditores del jazz. El Contracuarteto utilizó este nombre para describir su trabajo de intervención de los esquemas jazzísticos tradicionales (tipo "anti-bop"), desplegando juegos polifónicos entre sus saxofones para crear el soporte armónico necesario debido a la ausencia del piano.

Sebastián Prado

Inspirado en lecturas de filosofía, arte y literatura, el guitarrista Sebastián Prado aparece como activo compositor post-bop y de jazz contemporáneo en los años 2000, con modelos como Kurt Rosenwinkel y Ben Monder, que en Chile han seguido los guitarristas Esteban Sumar, Armando Ulloa o Diego Farías. Sus jazztets paralelos, principalmente tríos, fueron bautizados conceptualmente y dieron diversas formas a su sonido y estética, hasta desembocar en el disco Patafísica (2010), grabado por su quinteto.

La MoleStar Orquesta

El lenguaje conocido como “ritmo con señas”, creado en Argentina por el músico Santiago Vázquez, entonces director del ensamble de improvisación guiada La Bomba de Tiempo, ha sido la metodología de La MoleStar Orquesta. Dirigida en Chile por Antonio San Martín (n. 1984), bajista que tocó en las primeras bandas de Javier Barría e integró la formación original de Tizana, La MoleStar se convirtió en un referente local en la música a base de señas, una experiencia alternativa a la de Tárabust, que siguió una corriente europea de improvisación guiada.

Cristóbal Tobar

Versátil baterista y estudioso de las músicas actuales, Cristóbal Tobar tiene una historia que transita en diversos caminos simultáneamente, entre el jazz sanguíneo en el que se inició hasta el drum and bass y sobre todo el funk en sus distintas dimensiones. Ocasionalmente DJ y activo músico de figuras del pop independiente como Pedropiedra, Mariel Mariel, Andrés Landon, Marcelo Vergara y el grupo Uruz, Tobar tuvo su estreno como líder con un proyecto de jazz funk al que denominó Nasty Trío y con el que en 2017 llegó al disco: Sucio y sensual.