Pop

Diversa por definición, la música pop apela sobre todo a un vínculo con el oyente, por sobre un tipo de sonido o un estilo. Pop como abreviatura de "popular", esta música tiene como pocas un objetivo, el de generar identificación con la audiencia por medio de ritmos contagiosos, melodías recordables y composiciones de duración ajustada a los estándares de difusión de medios como la radio y la TV y, sobre todo, a los requerimientos de una industria que necesita vender canciones a ese gran público. Como tal, se puede dar con eficacia en los más diversos campos. La Nueva Ola de los años '60 es una de las primera manifestaciones generacionales de música pop chilena, y desde entonces han continuado en esa senda baladistas y cantantes popularizados por la televisión así como diversos músicos y productores que han aplicado los sonidos del rock o las bases electrónicas a esta música.

Javiera Mena

Al frente en la generación de nombres del pop chileno del siglo veintiuno, Javiera Mena ha ganado un reconocimiento creciente desde 2010 a partir del uso despierto y natural de las plataformas digitales. De ese modo ha expandido su música en Chile, Argentina, México y España, países donde ha cultivado audiencias fieles gracias a sus discos Esquemas juveniles (2006), Mena (2010) y Otra era (2014) y a éxitos como "Hasta la verdad", "Luz de piedra de luna", "La joya" y "Espada". A ellos suma colaboraciones con el dúo noruego Kings of Convenience y la cantante mexicana Julieta Venegas, junto a una imparable agenda de festivales internacionales.

Camila Arismendi Golborne

Alumna de canto de la estrella Myriam Hernández, la solista melódica y pop Camila Arismendi Golborne —conocida además por ser la sobrina de Laurence Golborne, mediático ministro durante el gobierno de Sebastián Piñera— ganó popularidad a través de programas juveniles de televisión como "Calle 7", de TVN, y por sus acutaciones en programas de talentos como "Yo soy" y "Factor X" en 2011, donde personificó a La Incomparable Cecilia. Antes, incluso, había imitado a otra figura juvenil, María José Quintanilla. En 2012 inició una carrera solista en la música pop.

Cami

Cami (Camila Gallardo Montalva) es el primer gran fenómeno musical televisivo de la era digital. Su participación en el espacio "The voice" de Canal 13, el año 2015, le brindó una enorme plataforma de popularidad, tal como ocurrió con otros cantantes a partir de estelares en los ‘80 o los ‘90, o los programas de talento y realitys musicales de los 2000. Pero en su caso, la difusión se reforzó en YouTube y redes sociales. El 2016, su entrenador en "The voice", el portorriqueño Luis Fonsi, le dio la canción “Más de la mitad” y al poco tiempo grabó “Abrázame”, que resultó ser la canción chilena más escuchada en Spotify ese año. Convertida en artista del sello Universal, lanzó varios singles de balada pop, participó en festivales y espacios de televisión, y presentó su primer disco LP el 2018: Rosa.

S.I.A.

El hardcore punk que nace en las esquinas de altos bloques de concreto y entre el ruido de autos manejados con violencia no siempre está más expuesto que el que llega desde la periferia de la urbe caótica. La prueba es Sia, una banda oriunda de Paine, en la provincia de Maipo, que desde 1998 viene llenando la cartelera nacional de conciertos y viajando región por región para tocar con persistencia.

Tomasa del Real

Valeria Cisternas es Tomasa del Real, bomba nortina del reggaetón y tatuadora que empezó a tener figuración hacia 2015 con canciones como “Préndelo”, "Bonnie n Clyde", "Tu señora" o "Arena modernísima". Tras unos inicios en Iquique con una banda llamada Ponciaoculta, y pasos por Santiago y Buenos Aires, comenzó a escribir canciones y rimas que finalmente tomaron una forma de rap, pop latino y reggaetón, con figuras referenciales en este estilo como Arcángel. Tomó el nombre de Tomasa del apodo que recibía en el colegio y el apellido por el guitarrista de Teleradio Donoso, Martín del Real. En 2016 lanzó su disco Bien y mal, y en 2017 integró el cartel del festival Ruidosa, donde actuaron desde Francisca Valenzuela y Nicole, hasta Natisú, Mariel Mariel y Dadalú.

Entrópica

Entrópica, o La Entrópica, es el seudónimo de la productora, compositora y cantante Francisca Bascuñán Vial, que tras su paso por el grupo Le Fruto -de donde es la tecladista- inició el 2012 un camino solista, que ella clasifica como electro pop. Dos EPs plasman su trabajo, donde aparecen una serie de colaboradores e invitados (como Sofía Oportot y DJ Caso), y que han sido la base de sus presentaciones en vivo y de un cuidado trabajo visual. Entrópica ha colaborado con grandes nombres del género, como Javiera Mena, Ignacio Redard, y el músico electrónico Francisco Pinto y el cantautor y productor Cristián Valdivia, mientras sus propias canciones tuvieron mucha circulación redes sociales y circuitos de la música electrónica. En el 2012 grabó un atractivo cover de la canción "Con suavidad", del disco electro pop Corazones, de Los Prisioneros, que incluyó en la reedición de su primer EP, titulado Entrópica.

Betty Boy

En la rearticulación de la banda pop No me Acuerdo —el primer grupo de Gonzalo Yáñez—y la incorporación de una voz femenina reside la génesis de Betty Boy, grupo capitalino de pop y rock activo en la segunta mitad de la década del 2000. El cuarteto comenzó a trabajar con los muchos temas de No me Acuerdo que quedaron sin grabar luego de la salida de Yáñez (quien, sin embargo, volvió a asociarse al grupo como productor de su primer disco). Junto a Cabaretta, telonearon el concierto por los quince años de Lucybell, además de participar en el festival de bandas de rock organizado por la firma Yamaha. Su único disco, Al mejor postor (2006), mostró canciones de distorsión y congoja, como "Imagina" ("escúchame, mira que tu amor / rima con mi dolor / antes de haber sufrido"). Con él viajaron en 2008 a Buenos Aires, y luego abrieron el concierto de Sonic Youth en Santiago.  Poco tiempo después, la voz quedó a cargo de Geraldine Merchant.