Huara

Con el nombre de un pueblo tarapaqueño, Huara es referencia de trabajo en la música andina forjada en Chile,  caracterizada en su caso por exploraciones de alto rigor y atrevida exploración a través de la fusión instrumental latinoamericana. Relevantes músicos han sido parte de su historia, y su marca de influencia ha sido reconocida por conjuntos tan populares como Illapu.

Leer más

Años

Huara, 1975 -

Décadas

1970 |1980 |1990 |2000 |

Géneros

Integrantes

Claudio Pájaro Araya
Bernardo Contreras
Claudio Castillo
Patricio Arce
Leo Cereceda
Willy Valenzuela
Juan Flores
Pedro Villagra
Pedro Santis
Francisco Araya
José Luis Araya

Marisol García

«Huara fue una banda ignorada que apareció en un momento absorbido por la obsesión política y la lenta irrupción de otros estilos, como el rap y el reggae, que desagregaron aún más su llegada ante el publico», escribió una vez sobre el conjunto el investigador Fabio Salas. «Demasiado intelectuales para los adolescentes y demasiado eclécticos para los jazzistas […], presentaba una síntesis de dos elementos que hasta entonces habían ido separados: el baile y la exigencia auditiva».

A poco de radicarse a Santiago, el multiinstrumentista y compositor antofagastino Claudio Pajaro Araya inició el grupo junto a Claudio Molina y Bernardo Contreras. Se integrarían más tarde Francisco y José Luis Araya, además de Pedro Villagra, Juan Flores, Patricio Quilodrán y Jaime Vásquez, entre otros músicos que pasaron por su formación entre sus agendas profesionales de trabajo en otros proyectos. Su compromiso inicial conjunta consolidaba una ambición más creativa que promocional:

«Asumimos que teníamos que buscar un camino dentro de la música instrumental sabiendo que no íbamos a ser famosos —dice Claudio Araya—. Hacíamos lo que teníamos que hacer sin tener que preguntarle a nadie cómo hacerlo. Nos contábamos un cuento entre nosotros. Era como estar en el teatro».

Con formaciones cambiantes y un trabajo intermitente, Huara publicó en los años ochenta tres cassettes por el sello Alerce, y —rebautizados como De Comparsa Huara— volvieron más tarde a estudio para El fulgor (2003). Colaboraciones junto a músicos de Los Jaivas, la grabación de un disco junto a Osvaldo Torres (De los Andes a la ciudad, 1980) y una gira de seis meses por Canadá, Estados Unidos y México en 1987 marcan parte de su recorrido.

La profusión de timbres, la grabación en vivo y la vocación por llevar la tradición andina a nuevas alturas les dio un sonido fresco, y con el tiempo se convirtió en referencia.

«La definición exacta del sonido de Huara viene de la creación y de la armonía —explica Araya—. El primer disco lo tomamos como un experimento, y de ahí en adelante seguimos en lo que yo veo como una exploración. Los discos de Huara se van mucho a la profundidad de las cosas».

Por Huara pasaron músicos ocupados luego en grupos muy destacados, como De Kiruza, en el caso de José Luis Araya; e Illapu y Fa-Fandango, en el de Juan Flores; además de la relevancia personal que han tenido por sí mismos y en colaboraciones Pedro Villagra y el propio Pájaro Araya.

Los Bunkers: cancionero popular

Luego de cinco años de receso, la banda tocó durante una manifestación en Plaza Baquedano que fue convocada por la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y de la cual también participó Inti-Illimani. El quinteto se presentó con pañoletas rojas, de cara al sol poniente y frente a decenas de miles de personas.

Una décima constituyente

El Pueblo es el soberano
La ley es su voluntad
Se asegura la igualdad
Y los Derechos Humanos
Dignidad para el anciano
Acceso a la educación
Menos fuerza y más razón
Salud sin clases sociales
Derechos medioambientales
Estado y plurinación