Raúl Aliaga

Raúl Aliaga es un percusionista pionero de la música de fusión en los años ’80 y su experiencia incluye diversos campos musicales. Artista de formación clásica, estudió percusión docta, fue parte de orquestas de televisión, grupos de rock y su nombre ha figurado en las alineaciones de grupos históricos de fusión como  Congreso, Latinomusicaviva y Fulano, como solista en diversos enfoques y arsenales percutivos, además marimbista y baterista.

Fechas

Santiago - 07 de marzo de 1960

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Raúl Aliaga

Milena Bahamonde

Aliaga proviene de una familia de artistas, con padre escenógrafo y madre diseñadora de vestuario. Antes que en la música el niño Raúl Aliaga se inició en el teatro, cuando ya a los siete años actuó con Jorge Guerra en “El loco Estero” y junto a Jaime Vadell en la compañía de los hermanos Duvauchelle. Su primera experiencia musical ocurrió a los once años en la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Escuela Experimental Artística de Antofagasta. En esa escuela Aliaga estudió trompeta, clarinete y violín y fue además guaripola de la banda del colegio San Luis.

A Santiago llegó en 1974 para estudiar percusión sinfónica en la Universidad de Chile, donde fue compañero de futuros percusionistas Juan Coderch y Miguel Zárate. Entre 1976 y 1980 integró el grupo Rythmus, dirigido por Ramón Hurtado. Entonces fue parte de orquestas clásicas con las que estrenó obras de Alejandro Guarello y de Guillermo Rifo (“Llanquihue”, 1978). Hizo música de cámara con la pianista Elvira Savi y en 1981 tocó en el grupo de fusión del propio Rifo, Latinomúsicaviva (con el fagotista Emilio Donatucci y el flautista Alberto Harms). “Turandot”, junto a la Orquesta Filarmónica, fue su última presentación clásica, porque Aliaga dejó la música sinfónica en 1984 para iniciar una carrera de percusión en la música popular.

Fue testigo de la operativa de un baterista de jazz y funk como Orlando Avendaño en el grupo Fusión, pero su inicio en el rock se dio cuando conoció a Fernando Mosquera, el baterista de la banda progresiva Miel. Aliaga fue asistente del grupo, se incorporó como tecladista y debutó ahí como baterista a los 16 años como reemplazante ocasional de Mosquera. En los años ’80 ingresó al ambiente de los músicos de televisión. Admiraba también a Patricio Salazar, baterista en la orquesta de Horacio Saavedra y en la Orquesta Sinfónica. Cuando el director Juan Salazar llegó a Chile, ofreció a Raúl Aliaga una vacante en su orquesta de set y ahí se inició como percusionista latino. Después pasó a la de Horacio Saavedra en Televisión Nacional, a la de Miguel Zabaleta y a la de Toly Ramírez, en Canal 13 y por un lapso de doce años.

Integró grupos de jazz-rock como Trifusión (1988-91, con Emilio García y Marcelo Aedo). En 1992 se unió a Congreso para ocupar la vacante dejada por Ricardo Vivanco, y en 1994 hizo lo propio para formar parte de Fulano, donde sucedió al fundador Willy Valenzuela. Con ellos grabó los discos Trabajos inútiles (1997) y Fulano vivo (2004) y fue baterista hasta que la banda decidió detener su trabajo luego de la muerte del pianista Jaime Vivanco en 2003.

Aliaga se reunió con dos veteranos de Fulano, el bajista Jorge Campos y el saxofonista Jaime Vásquez, para la grabación del disco Globalevasión (2006) en vivo en el Teatro Oriente. Y entre otros proyectos, apareció en un largo listado de sesiones para Nino García, Juan Carlos Duque, Óscar Andrade, José Alfredo Fuentes, Antonio Prieto, Zalo Reyes, Isabel Aldunate, Pancho Puelma, Eduardo Gatti, QEP, Schwenke & Nilo, Isabel Parra, Fernando Ubiergo, Florcita Motuda, Tati Penna y Mazapán, entre otros. Es esa labor como percusionista la que le valió ganar en 2006 el premio Altazor en la categoría de ejecución musical.

La doble vida de Amaro Labra

Con una biografía de Gonzalo Planet y un concierto, Sol y Lluvia celebra 40 años este sábado.  Su líder, el diputado Amaro Labra, habla de esa historia, y de sus dos oficios. La política y la música.  Entrevista de MusicaPopular.cl: “A lo mejor no hago melodías “rebuscadas y hermosas”, como dice Jorge González. Hago lo que puedo hacer”.

Fallece Lucho Gatica,
la mayor voz chilena de todos los tiempos

Su deceso fue anunciado oficialmente por la familia y la noticia ha tenido gran repercusión en México, país que lo consagró como el más grande intérprete de boleros del siglo pasado.  Aquí, la historia musical de la voz que provino desde Rancagua y dejó huella como “el Frank Sinatra latinoamericano”.