Patricio Fuentes

José Patricio Fuentes Sepúlveda es pianista, arreglador, compositor, director musical y profesor, un músico que ha observado el folclor, en especial la cueca, desde la perspectiva de lo que él denomina "posforma". Se trata de una propuesta personal de análisis, transformación, proyección —y también cierta "estilización"— de ese folclor, factible de expandir hacia a otros contextos musicales. Trabajos suyos a este respecto se pueden apreciar en el "Manual de Piano para la Interpretación de Cueca", que elaboró en su calidad de docente, y en discos propios como Revolución chilenera (2016) y La debacle (2019), que llegó a ser nominado al premio Pulsar.

Fechas

El Monte - 12 de marzo de 1977

Décadas

2000 |2010 |2020 |

Géneros

Grupos

A los 20 años comenzó a estudiar con el maestro Pedro Mesías, lo que en gran medida lo situaría en ese campo de la orquestación desde el piano, una tradición de músicos que comienza con Roberto Inglez, Vicente Bianchi, Tito Ledermann y Valentín Trujillo hasta directores de orquestas populares posteriores como Rodrigo Miranda o Tito Francia. Junto con el pianista de jazz Jorge Vera, Patricio Fuentes sería uno de los últimos alumnos de Mesías, fallecido en 2007. Sus estudios también consideraron un paso por el conservatorio, de modo que Fuentes mantiene una formación clásica en el piano, además de popular. De esta manera ha abarcado diversos géneros en el oficio del músico popular, desde la cueca, hasta el bolero, el tango y el pop.

Como pianista, Fuentes integró la Orquesta Folclórica de Chile, dirigida por Germán Concha, agrupación estable del Festival del Huaso de Olmué, además de colaborar como sesionista en elencos de cueca chilenera como Los Trukeros, Aparcoa (Aparcuecas, 2007) o el baterista de jazz fusión latinoamericano Manuel Páez (Límites, 2014). También ha trabajado con figuras de la canción romántica como Alberto Plaza, Pablo Herrera y Leandro Martínez, entre otros.

Su propuesta sobre la posforma en el folclor chileno ha buscado superar sus formas y dogmas. Propone un desarrollo musical construido sobre la estructura y las armonías propias de la cueca en este caso, tomando la la estructura de la raíz identitaria para utilizarla como una vía de acceso a una música de carácter improvisativo, una idea muy próxima al jazz.