Jorge Vera

Talento de generación espontánea aunque también de un trabajo de formación intenso en la música popular, Jorge Vera fue uno de los últimos discípulos del maestro Pedro Mesías. Un pianista sobresaliente en todos los estilos y al mismo tiempo ingenioso arreglador, Vera deslumbró al círculo de directores e instrumentistas de orquestas populares desde la adolescencia y así llegó a ser uno de los músicos profesionales más jóvenes de su época. Su madurez musical llegó luego de una mudanza a Madrid, donde consolidó un prestigio y grabó sus primeros discos: Groovera (2010) y Luz (2016).

Fechas

Santiago - 17 de mayo de 1985

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Jorge Vera

Iñigo Díaz

Hijo del guitarrista de sesión y orquestas televisivas Eduardo Vera, estudió piano clásico desde la niñez, aunque las canciones populares, su presencia en los estudios de televisión para acompañar a su padre y la influencia de las más simples armonías que le mostró Mesías lo reconvirtieron en otro tipo de pianista. Su primera actuación data de cuando Jorge Vera tenía sólo 14 años y debió reemplazar Tito Francia al mando de su orquesta en el Hotel Carrera. Desde entonces, y mientras ya practicaba la música religiosa de la iglesia autónoma pentecostal, acompañó a figuras como Luis JaraMyriam Hernández mientras tocaba en distintas orquestas, como las de Horacio Saavedra, Roberto Trujillo padre, Juan Azúa y Valentín Trujillo, además de la Orquesta Semilla donde terminó por desarrollar su ductibilidad.

Alumno de Américo Olivari en el campo del piano jazzístico y a quien sustituyó en el grupo LaMonArt, durante la época que permaneció en Chile fue sideman de Christian Gálvez, Carlos Figueroa y Nicolás Vera, aunque sus capacidades lo llevaron más allá del jazz latino y la fusión, y así Vera se desempeñó en todo tipo de estilos como músico de soporte en el rock, la música latina, la balada, la salsa, el pop-soul y el jazz-funk. Desde su partida a España en 2009 amplió aún más los rangos musicales y se hizo sesionista de estudios y escenarios, colaborando con figuras tan reconocidas como Paloma San Basilio o Rosario Flores.

Trilogía de Nueva York: mujeres sacan la voz

Desde la gran ciudad de la música, el año arranca con publicaciones de nuevo material. Tras una década de silencio, la cantante Claudia Acuña presentó Turning pages, editado por su propio sello, mientras que la gran saxofonista Melissa Aldana lidera un quinteto en Visions, y la guitarrista Camila Meza adelanta Ambar, junto a una pequeña orquesta.

Paloma Mami, siempre un poco más

Las audiencias de la música pop se inclinan hoy por el streaming y según reportes allí la estrella del trap pasó a ser el fenómeno nacional más resonante de Spotify.