Patricia Holman

Parvularia en su origen, autora de libros para leer, pintar y cantar para niños y luego incluso conductora de programas televisivos infantiles, Patricia Holman Grossi fue transformándose cada vez más en educadora a través de la música y las canciones didácticas. Sobre todo tras el proyecto que en 1999 realizó junto a la sicopedagoga y premio nacional de Educación Mabel Condemarín, titulado "Juguemos a leer", que se convertiría prontamente en la amplia colección Canciones de todos los niños. Fue el punto de inicio para una sostenida creación musical dedicada a la edad preescolar.

Fechas

Viña del Mar - 15 de enero de 1952

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |2020 |

Géneros

Por generación, Patricia Holman pertenece a un frente de educadores y músicos que han utilizado la canción como herramienta de enseñanza, y allí se sitúan conjuntos pioneros: Mazapán (1979) y Zapallo (1983). Es hermana del bajista Ernesto Holman (Congreso), cuyo vínculo musical comenzó a hacerse nítido ya a fines de los años '80, cuando Patricia Holman presentó su primer trabajo, titulado Historia de perros y gatos (1988). Fue editado por el sello EMI y Holman elaboró arreglos musicales.

Con una historia como profesora en colegios como los Sagrados Corazones de Valparaíso, y Saint Francis y Saint George, en la capital, Patricia Holman publicó entonces un segundo álbum de canciones, Historia de gnomos (1991), para el que escribió los textos, acompañados nuevamente por música de Ernesto Holman. Es el tiempo en que llegó a la televisión, como conductora del programa "Cantando y contando" (1992-95) en el canal UCV, donde aparecían la gatita Churrimuni y el perro Corbata, personajes recogidos a partir de su primer cancionero autoral.

Fue el citado proyecto que realizó con Condemarín la que consolidó su proyecto educativo. De esa experiencia de arreglismo para el amplio acervo de canciones y rondas latinoamericanas recopiladas ("Salió el sol, salió la luna", "Pedro Pablo Pérez Pereira", "Yo tenía diez perritos", "Terrome terrome", "Este dedito compró un huevito", entre muchas otras), Holman proyectó discos que serían determinantes en su historia venidera. Canciones de todos los niños, vol. 1 (2005) y Canciones de todos los niños, vol. 2 (2005) contaron con la producción de Juan Ricardo Weiler y Jorge Herrera (quienes tenían historia en grupos como Evolución, Paraíso PerdidoPie Plano), y participaciones de la cantante Soledad Guerrero, y sobrinos suyos, entre quienes aparecía el niño Pablo Holman (más adelante un integrante de Kudai).

Sus siguientes trabajo ahondaron en la propuesta didáctica a través de la música y allí aparece otra serie de discos que se desligan de ese trabajo junto a Condemarín: Canciones para pensar (2004), con la participación de Francesca Ancarola y Felipe Casas; Canciones elásticas (2006), que fue resultado de un proyecto educativo de Santillana; Juegos de patio (2009), que exhibe música de inspiración mapuche, y Canciones verdaderas y otras no tanto (2020), nuevamente junto al músico Jorge Herrera.

Actualizado el 30 de octubre de 2020