Mariel Mariel

La cantante y compositora Mariel Villagra, que se presentó en Chile como Mariel y más tarde en México como Mariel Mariel, ha sido una figura en una generación poblada de voces y solistas femeninas en la década de los 2000. Sus inicios la mostraron con un acento de un pop alternativo de enfoque rockero, con su disco debut No me despierten! (2007), pero ya cuando se mudó a Ciudad de México terminó por delinear un estilo de mezclas latinas y urbanas, con un trabajo de mayor proyección como Foto pa ti (2015), que instaló el concepto musical de “flow latino”: música de las grandes ciudades latinoamericanas.

Fechas

Santiago - 05 de abril de 1981

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Pop

Iñigo Díaz

Formada en repertorios y mezclas de la raíz folclórica y la fusión latinoamericana desde sus primeros pasos, hacia 1999 apareció como corista y flautista en la banda de su padre, el saxofonista y compositor Pedro Villagra (músico fundador de Santiago del Nuevo Extremo), conocida como Pedroband. Poco después grabó voces en el disco Otredad (2004). Paralelamente, Mariel Villagra venía trabajando en un proyecto de electrónica drum and bass llamado Ultrafat Soundsystem, pero para cuando se decidió a iniciar la grabación de un disco solista, su música siguió una orientación hacia el pop y el rock de guitarras eléctricas. Allí sumó pseudónimos como Lolita, Estrella y Moway.

Para salir a presentar de No me despierten!, editado por el sello Azul en 2007, Mariel utilizó banda con el guitarrista y cantautor Javier Barría, y el baterista de jazz Andy Baeza, entre otros. El disco fue producido por Luis Tata Bigorra (Los Tetas, Funk Attack) y presentó un repertorio autoral de introspectivas canciones (“Enredadera”, “Aconséjame”, “No puedo estar” y “No me despierten!”). En 2008, Mariel inició una internacionalización en México, donde comenzó a probar en la música sin banda de rock, a través de un pop de teclados y bases, e incluso con cuerpo de baile en escena, que la acercaron nuevamente a los divas del pop latino AM, como Yuri, Alejandra Guzmán y Gloria Trevi.

En Ciudad de México actuó junto a otros chilenos, como Pali, Daniela Aleuy, Andrés Landon y más tarde Mon Laferte, para quien escribió la canción “Flor de amapola” (incluida en el disco Tornasol del 2013). Además, trabajó en el estudio con el productor chileno Arturo Medina y regresó a los procedimientos de bases electrónicas para elaborar un disco de carácter electropop titulado La música es buena (2011), donde colaboraron astros de la música mexicana como Leonel García (del dúo Sin Bandera) y Natalia Lafourcade.

Desde la salida de ese álbum Mariel Mariel ha incrementado su presencia en México con trabajos como su videoclip a dúo con la mencionada Natalia Lafourcade (“Nos llevamos tan bien”) y su participación en La chamana, un disco de tributo a la cantante Chavela Vargas anunciado para septiembre de 2012. En 2015 lanzó su primer disco ciento por ciento “chilango”, es decir, de raigambre, identidad y pertenencia a la Ciudad de México. Foto pa ti fue producido por Andrés Landon y que le valió en Chile el Premio Pulsar 2016 en la categoría Música Urbana.

Trilogía de Nueva York: mujeres sacan la voz

Desde la gran ciudad de la música, el año arranca con publicaciones de nuevo material. Tras una década de silencio, la cantante Claudia Acuña presentó Turning pages, editado por su propio sello, mientras que la gran saxofonista Melissa Aldana lidera un quinteto en Visions, y la guitarrista Camila Meza adelanta Ambar, junto a una pequeña orquesta.

Paloma Mami, siempre un poco más

Las audiencias de la música pop se inclinan hoy por el streaming y según reportes allí la estrella del trap pasó a ser el fenómeno nacional más resonante de Spotify.