Emilio García

Emilio García es uno de los solistas de la guitarra eléctrica mejor dotados y más virtuosos en el campo del jazz-rock. Alcanzó prestigio e identidad como líder desde mediados de los '90, a la cabeza de poderosos tríos que lo llevaron a ser el heredero de una atlética guitarra de fuerza rockera y aventura jazzística detrás de sus antecesores, Alejandro Escobar (líder de Quilín), Edgardo Riquelme (de Cometa y Alsur), John Clark  (de Kameréctrica), Eduardo Orestes (de Ensamble) y Vladimir Groppas (de La Red).

Fechas

Santiago - 04 de octubre de 1963

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Emilio García

Iñigo Díaz

Un largo adiestramiento sobre la guitarra clásica permitió a García desarrollar técnicas interpretativas que pronto iban a ser transferidas al lenguaje del rock, el blues y la improvisación jazzística. Mientras estudiaba guitarra clásica y de paso se sumergía en el lenguaje eléctrico del blues, en 1986 fichó en el grupo Aparato Raro, con el que grabó el álbum despedida Blanco & negro (1987). Pero fue en 1988 cuando comenzó su verdadera carrera solista.

Junto al baterista Raúl Aliaga (y luego con el bajista Marcelo Aedo) cofundó y colideró el "power trío" Trifusión, un primer acercamiento al formato de banda electrificada que sería la más cómoda de las estructuras en su futuro como guitarrista. El trío grabó Tierra (1990) para EMI y un año después de disolvió.

En 1995 estableció sus propias agrupaciones encabezando la convocatoria de solistas surgidos en los '90 y alineados fuertemente con el rock y el jazz eléctrico. Con Miguel Pérez (bajo) y Cristóbal Rojas (batería) grabó su debut Emilio García Trío en vivo (1996), y luego puso en vitrina Ultrablues (2002), con otros músicos como Marcelo Córdova e Igor Saavedra (bajos) y Felipe Candia (batería). Aquí obtuvo una de sus más grandes sesiones expresivas con la homónima y desbordante "Ultrablues".

Eléctrico y acústico: lados A y B
Estos fueron sus dos aprontes iniciales a la cabeza de un proyecto jazz-rock, mientras alternó una larga participación como sesionista para músicos de diversa procedencia: Nicole, Cecilia Echenique, Eduardo Gatti, Pablo Herrera y Magdalena Matthey, entre otros. Al promediar los 2000 lanzó su tercer álbum, presentando un evidente cambio de perfil musical. Aunque siempre se mantuvo comprometido con la guitarra eléctrica, Lado B (2004) dio cuenta de una faceta oculta como compositor acústico más allá de los clichés de la música amplificada y el rock and roll estridente.

En 2009 regresó de lleno a la electrificación de la música con un disco de rock fusión y jazz rock titulado Custom made, aunque poco después se unió al proyecto de gutiarras acústicas junto a otras figuras de la fusión latinoamericana, Juan Antonio Sánchez y Antonio Restucci, con quienes presentó nuevas composiciones tripartitas el disco Sagare Trío (2011), concepto que unió en una sola palabra las primeras sílabas de sus apellidos: Sanchez-García-Restucci.

Músicxs de Chile: conversaciones y conciertos

El colectivo inició sus actividades con una versión de "El derecho de vivir en paz" y sigue el pulso de las manifestaciones. Luego de una conversación sobre la Constitución con el abogado Fernando Atria, sumaron un encuentro con el filósofo Gastón Soublette. Los registros de sus acciones, acá. 

Entre Tongoy y Los Vilos

El trompetista de jazz nacido en Coquimbo vuelve musicalmente al Norte Chico a través de Socos, disco que publica en vinilo como una retrospectiva de sus primeros tiempos en la música.