Ariel Pino

El cerebro y motor del grupo acid jazz Alüzinati fue un agudo conocedor de los teclados setenteros, y seguidor de músicos funk como Herbie Hancock o Bernie Worrell. Toda una estética que se vio reflejada en sus composiciones para Alüzinati. Sin embargo Ariel Pino arrastra una trayectoria como pianista bop en el circuito jazzístico desde mediados de los ’90, que a la larga lo transformó en un teclista ambivalente: en el swing con dedos para el piano Steinway, y en el groove para los pianos Rhodes, Hammond y Clavinet. Su manejo de estos sonidos electrónicos y lenguajes lo llevaron a integrarse al Ángel Parra Trío en 2013.

Fechas

Santiago - 01 de septiembre de 1974

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Ariel Pino

Iñigo Díaz

Para mediados de los ’90 comenzaba una activa concurrencia a jams del Club de Jazz, como parte de los músicos de la nueva generación. Pino era uno de los pianistas jóvenes (como Pablo Vergara o Carmen Paz Kuki González) y actuaba como sideman del guitarrista Jorge Díaz o la cantante Rossana Saavedra. En 1998 encabezó un cuarteto junto al guitarrista César Arriagada para el que comenzó a escribir sus primeras piezas jazzísticas. Estaba inspirado por solistas contemporáneos como Keith Jarrett y Michel Petrucciani.

En 2000 se integró a las bandas de fusión de Pedro Villagra y luego unió fuerzas con el tenorista Max Alarcón para montar un quinteto hard bop de alto nivel con algunos de los mejores nuevos músicos (Sebastián Jordán, Rodrigo Galarce y Daniel Rodríguez), que incluso llegó a atraer la atención de los jazzistas más antiguos. Desde 2007 organizaría tríos acústicos utilizando a contrabajistas como Patricio Rocco y Alejandra Santa Cruz, y a bateristas como Carlos Cortés, el alemán Dieter Schmigelok y Juan Pablo Jaramillo.

Pino comenzó una larga colaboración con Los Tetas (que lo conectó con la cantante Anita Tijoux) y luego con Goda. En 2003 formó Alüzinati, avanzado septeto que encabezó toda una tendencia de jazz-funk electrónico y que editó el disco Pirinola power (2007). Convocado por el guitarrista Ángel Parra, en 2013 se unió al grupo Ángel Parra Trío, para iniciar una etapa nueva en la banda, centrada en el sonido del órgano Hammond. En paralelo a esta militancia, y en esa misma cualidad como intérprete y experimentador de los antiguos sonidos del piano y el órgano, Pino formó un nuevo conjunto para desarrollar un soul-jazz. En ese ideario, su Trío Orgániko, que por naturaleza se exhime de la presencia del contrabajo, contó con la Felipe Duhart (guitarra) y Carlos Cortés (batería).

En nombre de la maestra

Al cumplirse 101 años de su natalicio, el ministerio de las Culturas anunció los dos ganadores del Premio a la Trayectoria Margot Loyola: Rodomiro Huanca, cantor e investigador de Socoroma, y Alfredo Tuki Pate, cultor y promotor de la música y danza rapanui, representado por su hija Cecilia.

La quinta de Paloma

La cantante suma otra canción a su todavía incipiente discografía: «No te debí besar» es una colaboración con el español C. Tangana.