Tea Time

Diez años de experiencia en grabaciones, giras continentales, premios y alta difusión junto a Los Tetas dejaron a Tea Time en una privilegiada posición como solista. El principal rimador y compositor de esa banda consiguió tener su disco propio en 2009, presentado entre otro montón de proyectos (incluso un libro de poesía) que refleja la diversidad de sus inquietudes. Camilo Castaldi, su nombre real, ha colaborado con incontables músicos chilenos y es parte también de las grupos como Funk Attack y Criminal Jazz.

Fechas

Santiago - 04 de mayo de 1978

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Tea Time

Marisol García

Rimas y ritmos: las colaboraciones
Las huellas musicales de Camilo Castaldi no deben buscarse sólo en la discografía de Los Tetas. Su cálido fraseo tentó primero a socios chilenos de Tiro de Gracia, DJ Bitman y Funk Attack, pero además a los jazzistas Maximiliano Alarcón, Franz Mesko y Nicolás Vera (con quien tiene el proyecto Black Angels), al proyecto electrónico Usted No!, el cantante tropical Jordan, y a figuras de la balada y el pop como Myriam Hernández (en “El amor de mi vida”) y Denise Rosenthal (en “Men”).

Más tarde, Tea Time trabajó a destacados músicos extranjeros, incluyendo a Gustavo Cerati, Paulina Rubio, Atom Heart y Wisin y Yandel, con quienes colaboró en rimas vocales para temas y/o remezclas puntuales. Sobre su estilo, el músico estima que «estoy convencido de que el rap es una forma de canto, nunca me ha interesado la gente que rapea gritando».

Como otros cientos de hijos de exiliados chilenos, Castaldi pasó su infancia en Alemania Oriental, desde donde regresó a Santiago en 1990 ya enormemente interesado en la expresión artística del rap. Su encuentro con el bajista David Rulo Eidelstein determinó el inicio de Dr. Funkestein, dúo devenido en Los Tetas con el ingreso de dos nuevos integrantes en 1994. Las giras de la banda al extranjero acomodaron al músico en una amplia agenda de contactos, que cosechó más fructíferamente en el año 2006, cuando se instaló en Los Angeles, California, para cumplir con encargos y darle forma a su propio disco.

Cuando Castaldi presentó 1 (2009) habló de «mi obsesión por los raperos negros», y de su amplio interés literario: «Estoy súper interesado en elevar las letras cada vez más hasta que algún día, ojalá, yo esté rapeando algo del nivel de Baudelaire… me encantaría; o sea, tratando de profundizar dentro de los interiores de uno mismo, y bajar por esas sombrías escaleras a los lugares más desconocidos y extraer las letras más bacanes posibles».

Reflejo de ese interés fue también su libro La pantera (2011), poemario presentado poco antes de que Los Tetas anunciaran su reunión, y ocuparán nuevamente a Castaldi en la dinámica de una banda de gran exposición. El músico, sin embargo, asegura que su trabajo junto a Funk Attack y Criminal Jazz (que el 2014 sumó al proyecto Black Angels) sigue vigente.

El músico mayor:
Juan Orrego Salas cumple 100 años

Premio Nacional de Música de 1992, puente entre la tradición clásica y las músicas contemporáneas, musicólogo y maestro, vive desde 1961 en la ciudad de Bloomington. Este 18 de enero llega al siglo de vida, que saludamos desde esta plataforma. Aquí su historia, escrita por el especialista José Oplustil.

El regreso de Christian Gálvez

Con un reciente disco grabado en Moscú y otro en proceso en Nueva York, el bajista vuelve al Parque de las Esculturas después de 13 años. También tocan los chilenos Patricio Pianola Roehrs, Nelson Oliva, Gustavo Díaz y Andrea Tessa.