Sofía Carrasco

Activa cultora de la música latinoamericana, la música popular brasileña y la música infantil, Sofía Carrasco es una de las voces que retomaron la aproximación a las raíces continentales en una generación posterior a la que encabezan figuras como Francesca Ancarola o Elizabeth Morris. En 2010 ganó el tradicional concurso "Chile canta a Brasil", con la canción “O bêbado e a equilibrista” (de João Bosco), lo que la puso en relieve como cantante de MPB. Su primer disco, sin embargo, se circunscribe en el campo de la música infantil, con una serie de canciones educativas: Melodías contagiosas (2015), que editó en conjunto con Mauricio Peralta.

Fechas

Santiago - 11 de julio de 1983

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Con estudios de canto lírico en la U. Mayor y en la U. Católica con las profesoras Lucía Gana y Soledad Díaz, se internó más tarde en territorios del jazz, la bossa nova, la guitarra y el acordeón, y comenzó a desarrollar otros enfoques musicales. Fue alumna de la cantante Lorena Pualuan y del pianista de jazz Moncho Romero. Tras ganar el concurso de música brasileña, en 2011 viajó a Río de Janeiro para estudiar canto choro-samba, con la maestra Amelia Rabello. Ha colaborado con músicos como el guitarrista Cristóbal Menares, el saxofonista Franz Mesko, la pianista, cantante y compositora Paz Mera, el contrabajista Maximiliano Flynn, además de en grupos de música brasileña como Agua de Beber, Botamola y Dinho do Vale, y de música afroperuana como Cachodecabra.

También profesora de música, en 2013 desarrolló un proyecto dedicado a la percepción auditiva para niños en etapa preescolar, que presentó en una serie de jardines infantiles de Santiago. Ese trabajo se convirtió en Melodías contagiosas, que se considera de paso una herramienta de trabajo para las educadoras de párvulo.

"Hijo del sol luminoso", casi 40 años después

En 1981, cuando Joe Vasconcellos era el joven cantante de Congreso, les mostró "Hijo del sol luminoso" con su guitarra y el grupo la convirtió en un clásico al incluirla en su disco Viaje por la cresta del mundo. Casi cuatro décadas después, su autor lanza otra versión: El colorido registro de su concierto de noviembre, acompañado de la Banda Conmoción y Santa Feria.

Cueca centenaria

En 1895, los Lumiere presentaron el cine , y encargaron a realizadores grabar cortos en todo el mundo. En 1903 llegó uno a Chile , y grabó la primera película chilena: Paseo a Playa Ancha. Cinco cortos. El primero es un registro de personas bailando zamacueca. En 2017 lo restauró y publicó la Cineteca.