Franz Mesko

Contundente tenorista, diestro sopranista, compositor, improvisador y líder de conjuntos desde temprana edad, Franz Mesko logró un nombre en la escena jazzística de fines de los años 2000 con un sonido y una narrativa identitarias. Su consolidación definitiva en el medio tuvo lugar con su estreno en el escenario del Festival de Jazz de Providencia de 2014, donde mostró una propuesta que lo llevaría más tarde a resolver un puzzle creativo y marcar un estilo propio en el cruce del jazz con la música urbana y el hip-hop, expuesto de ahí en adelante en sus álbumes de 2015 y 2018 titulados Técnica mixta.

Fechas

Santiago - 09 de mayo de 1989

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Franz Mesko

Iñigo Díaz

Fue durante una serie de conciertos en el Club de Jazz en 2003 cuando Mesko vislumbró su naciente talento. Ahí, con el Easy Jazz Ensamble, hizo sus primeras duplas bop con el trompetista adolescente Rodrigo Arenas. Un lado latino del jazz aparecería poco después con un Mesko involucrado con sabores y tumbaos. De hecho así se llamaron las primeras versiones de los grupos liderados por el adelantado pianista Antoine Alvear, donde Mesko fue solista: Tumbaito 5 para el quinteto y Tumbaito 6 para el sexteto, así como el de Songo Band para la orquesta latina. De esta misma forma integró la fila de saxofones de la Los Andes Big Band en 2006, y grabó el disco Suite chilena para big band (2007).

A su mando funcionaron también agrupaciones preliminares de jazz y música afrolatina, como el quinteto que colideró con el saxofonista alto Álvaro Collao en 2006 y su cuarteto personal desde 2007 (con el pianista Tomás Krumm, el contrabajista Eduardo Peña y el baterista Andrés Celis). Ha sido sideman del trompetista Cristián Cuturrufo, el bajista Christian Gálvez, el guitarrista Juan Pablo Escares, el vibrafonista Diego Urbano y el baterista Hugo Manuschevich, además de tocar con las cantantes swing Rita Góngora y Nicole Bunout y las solistas pop-soul Julia Sandoval y Celeste Shaw. Luego debutó como líder discográficamente con un cuarteto post-bop junto al vibrafonista Diego Urbano, que le dio el sentido y el sonido a Calle ciega (2011), mientras en paralelo Mesko organizó un quinteto orientado al jazz-funk.

Ese conjunto publicó en 2013 el disco de cinco temas, Franz Mesko groove. Al año siguiente, el saxofonista  presentó un quinteto acústico y eléctrico en el Festival de Jazz de Providencia, con Sebastián Jordán (trompeta), Gabriel Paillao (piano), Milton Russell (contrabajo), Cristóbal Massis (batería) y el rapero Cevladé como invitado.

Fue la antesala del proyecto que ocupó mayormente su tiempo y sus recursos creativo. Involucrado desde tiempo antes con las escenas de la música urbana, Mesko creó catálogos y propuestas musicales para ensambles de jazz vinculados al hip-hop, con solistas imrpovisadores, y con DJs, raperos y cultores de la música soul en el underground capitalino. El primero de sus discos en esta líena fue Técnica mixta I (2015), con figuras como DJ Caso, Bronko Yotte, Celeste Shaw, DJ Mataskaupas, Cevladé o Angelo Pierattini, mientras que el siguiente Técnica mixta II (2018) congregó a la sesión a DJ Pérez, Simón Squalo, Javier Barría, Soledad del Río o Fran Riquelme, entre otros.

"El pueblo unido" en pandemia

Más de 50 voces en un coro, 21 guitarristas, 21 instrumentistas de viento, seis percusionistas, un arpista, 12 violinistas... Un total de 120 músicos doctos en Chile y otros cinco países registraron con sus celulares "El pueblo unido", como un homenaje al estallido de octubre. Así lo presentan: "Nuestra lucha está en pausa".

"Cantar cuando se acaba el mundo"

"Porque esta es mi misión". "Corona blues" es la rockera mirada de Eduardo Carrasco, director de Quilapayún, a  la pandemia. La producción es de Fernando Julio, y lo acompañan, entre varios, ex músicos de Los Bunkers.