Marisa

Una de las cantantes más populares de la Nueva Ola fue Marisol Ravanal, de nombre artístico Marisa, una mujer de ojos tristes que maquillaba de celeste para sus actuaciones de ese movimiento en los años sesenta, y que ha seguido integrando hasta nuestros días los elencos de cantantes nuevaoleros en conciertos y giras (también en la película Un concierto inolvidable, el tributo al movimiento estrenado en 2014). “Tu cambiarás” es el más importante tema grabado por Marisa, y tuvieron también repercusión importante “Llorando en el andén”, “Luna lunera” y “Ruego”. En 1971 fue la ganadora del Festival de la Canción de Viña del Mar con “Si me miran a los ojos”.

Fechas

La Calera - 18 de marzo de 1942

Décadas

1960 |1970 |1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Marisol García

«Tengo una voz que no se parece a la de ninguna de mis compañeras, y que se mantiene igual desde el año ’64, cuando empecé a grabar», advierte la cantante, activa durante cinco décadas en escenarios y grabaciones. Y agrega, sin soberbia: «Es como dice uno de los títulos de uno de mis discos: La voz sin tiempo».

Su nombre artístico fue idea de Luis Dimas, inspirada en una canción de éxito entonces (“Marisa”, precisamente, grabada primero por Leon Dan y popularizada en Chile por Carlos Amador). Ya cumplidos los 20 años de edad, el gusto de la joven por el canto (había integrado algunos conjuntos informales, como cantante y —novedosamente— baterista) ya la había decidido a postergar su sueño de ser arqueóloga.

Largó entonces una carrera destacada entonces por su versatilidad. «Puede interpretar un bolero, un tango, una balada, soul, salsa, música tropical, su voz tiene un estilo personal», destacó la prensa de la época. Marisa tenía una voz aguda y sinuosa, capaz de adaptarse a arreglos orquestales exigentes, dosificando su potencia en grabaciones que dejaban al oído atento a sus giros vocales. Quedó claro en su primer hit, “Tu cambiarás” (1964), de la compositora chilena Lucy Mohor, tan difundido que le trajo un contrato con Radio Cooperativa. El tema es uno de los clásicos de la Nueva Ola, y la cantante dice que, hasta ahora, «en los conciertos basta que cante el primer verso, y el resto lo canta la gente».

Marisa recibió con sorpresa ser parte de un fenómeno de industria, medios y seguidores: «Éramos cabros, casi jugábamos a cantar —recuerda sobre sus compañeros de la Nueva Ola—. Todos bonitos y sin competencia entre nosotros. Nos sacaban con Carabineros de dónde actuábamos. Pero eran los chiquillos los que de verdad producían fenómeno. De las cantantes mujeres, a mí me fue muy bien pero la única ídola fue Cecilia».

Vinieron para Marisa nuevos éxitos, la grabación de temas escogidos por ella a partir de la admiración hacia determinados autores (como Buddy Richard), y al fin la certificación de su talento con el triunfo en el Festival de Viña de 1971. “Si me miran a los ojos”, de Osvaldo Jeldres (también autor de otros éxitos suyos, como “Llorando en el andén”, “Un amor sin amor” y “Huracán de amor”), la dejó con Gaviota de Plata. Además, y por convenios del certamen en la época, pudo realizar una gira promocional por Brasil y varios países de Europa. La chilena tuvo entonces participaciones destacadas en festivales de Portugal e Isla de Malta.

Su trabajo en vivo ha sido ininterrumpido por décadas, con permanentes giras por el país. En su web, una frase destaca lo que para Marisa es vocación: «Nunca quiso ser estrella, pero lo es. A ella le gusta denominarse “una obrera de la canción”, y no importa el lugar de actuación».

De Chile al mundo: los confirmados para el festival Womad

Caramelitus, el primer grupo de Camila Moreno y Tomás Preuss de Prehistöricos, destaca en la programación del evento. Santaferia, Lluvia Ácida, Guachupé y Los Crack del Puerto también figuran entre los músicos chilenos que tocarán en la Plaza de la Paz de Recoleta.

En la ruta con Max Zegers

El cantautor estrenó Gira pueblos, un documental que retrata su recorrido por teatros municipales de las regiones de O’Higgins y el Maule. Está disponible en Ondamedia.cl