Andy Baeza

De todos los bateristas de jazz que se iniciaron en los ’90, posiblemente el de mayor ductibilidad haya sido Andrés Andy Baeza. Su nombre se reparte en un abanico muy abierto: Desde el pop y el jazz-rock de sus inicios, pasando por la percusión docta, hasta la profundización de los lenguajes del bop moderno y la improvisación libre. Baeza fue un pivote de su generación.

Fechas

Santiago - 04 de septiembre de 1970

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Andy Baeza

Iñigo Díaz

Ya en 1989 se inició en el jazz tocando en jams el club L’Atelier. Pero su apertura musical se evidenció prontamente cuando alternó en distintos proyectos durante un breve lapso: incursionó en el jazz eléctrico con La Red (con Vladimir Groppas), en el pop-rock con Jano Soto y en la música contemporánea con el Grupo de Percusión UC (con Carlos Vera). Sin embargo su gran momento musical antes de volcarse de lleno en el jazz, se cristalizó junto a la cantante Nicole y la grabación de un álbum pop electrónico que en 1997 se ubicaba algunos pasos adelante (Sueños en tránsito).

Baeza comenzó a tocar bop permanentemente como sideman de hombres consolidados: en el quinteto del pianista Mariano Casanova y en Nexus, el jazztet-insignia del saxofonista alto Patricio Ramírez. Después de tocar en 1999 en el adelantado proyecto llamado Marx Trío (junto al guitarrista Pedro Rodríguez), Baeza alcanzó su primera madurez como solista y expresivo baterista, cuando colideró junto con el guitarrista Ramiro Molina el ensamble de improvisación libre Turangalila. Al interior de este proyecto, así como con el aprendizaje obtenido en el intercambio musical con el pianista inglés Martin Joseph, Baeza llegó a consolidar un lenguaje propio en el jazz avant-garde, al integrarse pronto a su trío y su septeto.

En esa misma línea trabajó con uno de sus compañeros de ruta, el contrabajista Daniel Navarrete, también de formación docta y orientado a la música experimental, con quien grabó en 2004 dos álbumes de avanzada propuesta y que describirían su personal visión del jazz: Juego de niños y Lugares, personas. Trabajos que alternó luego con su larga permanencia en el trío bop de Moncho Romero , los quintetos de Federico DannemannClaudio Rubio y Camila Meza, el trío y el octeto avant-garde de Esteban Sumar. En 2006 integró el cuarteto eléctrico Pulso y durante 2007 apuntó uno de los pasos más resonantes en su carrera desde la perspectiva popular al fichar en el Ángel Parra Trío como sustituto del histórico baterista Moncho Pérez.

Trilogía de Nueva York: mujeres sacan la voz

Desde la gran ciudad de la música, el año arranca con publicaciones de nuevo material. Tras una década de silencio, la cantante Claudia Acuña presentó Turning pages, editado por su propio sello, mientras que la gran saxofonista Melissa Aldana lidera un quinteto en Visions, y la guitarrista Camila Meza adelanta Ambar, junto a una pequeña orquesta.

Paloma Mami, siempre un poco más

Las audiencias de la música pop se inclinan hoy por el streaming y según reportes allí la estrella del trap pasó a ser el fenómeno nacional más resonante de Spotify.