María Sonora

María Sonora ha sido un grupo de una carrera inicial parcialmente frustrada (durante los años ’90 jamás llegó a editarse su único disco) pero que resultó pionero en la integración de ritmos caribeños con códigos hip-hop y electrónicos. La banda ocupó durante cuatro años a los hermanos María José y Tan Levine, dos músicos de sobra destacados en bandas como Upa, Pinochet Boys y Electrodomésticos. Tras un largo tiempo de separación, ambos músicos se reunieron para nuevas presentaciones y la definitiva publicación de su trabajo.

Leer más

Años

Santiago, 1990 -

Décadas

1990 |

Géneros

María Sonora

Integrantes

María José Levine, voz (1990 – 1994 / 2009 – •)
Sebastián Tan Levine
, programaciones y percusión (1990 – 1994 / 2009 – •)
Álvaro Campos, guitarra
Martín Sepúlveda, batería
Gino Navarro, teclados
Federico Sánchez, programaciones (2009 – •)

Marisol García

Un tiempo de residencia en Brasil y Estados Unidos ocupó a Tan Levine luego del fin de su banda Pinochet Boys. A su regreso a Chile, a fines de 1990, trabajó paralalemente junto a Electrodomésticos y con su hermana María José (Upa) en María Sonora, un grupo de fusión caribeña de sonido inédito hasta entonces en el país, por su combinación desprejuicidada de cumbia, calypso, mambo y reggae junto a secuencias electrónicas. Una fusión de «experimental-latin», según ellos, que dejó registrado su único disco en los estudios de Carlos Cabezas, pero sin que llegara a editarse.

El grupo concluyó debido al viaje de Sebastián a Nueva York y el nacimiento del primer hijo de María José. Ambos se reencontrarían cuatro años más tarde en Golosina Caníbal. Más tarde, la cantante recuperó el nombre de María Sonora para una formación de breve existencia y sorprendente orientación aggro-metal.

No hubo novedades sobre esa formación hasta que, a fines del 2009, los dos hermanos Levine coincidieron con el argentino Federico Sánchez (The Peronists), y pudieron, al fin, trabajar en un disco completo. A la espera de esa publicación, el trío ha estado ofreciendo presentaciones en clubes y bares de Santiago desde mediados del año 2010. Ese nuevo sonido, según ellos, mantuvo una línea de fusión «con elementos de la cumbia digital y raggamuffin, sonidos minimal, dub-step y percusiones al estilo de rituales étnicos precolombinos, reuniendo lo esencial para una auténtica ceremonia de iniciación cumbiambera». La distancia geográfica entre sus integrantes (con Sebastián radicado en Barcelona, España) ha dificultado la continuidad del proyecto.

Trilogía de Nueva York: mujeres sacan la voz

Desde la gran ciudad de la música, el año arranca con publicaciones de nuevo material. Tras una década de silencio, la cantante Claudia Acuña presentó Turning pages, editado por su propio sello, mientras que la gran saxofonista Melissa Aldana lidera un quinteto en Visions, y la guitarrista Camila Meza adelanta Ambar, junto a una pequeña orquesta.

Paloma Mami, siempre un poco más

Las audiencias de la música pop se inclinan hoy por el streaming y según reportes allí la estrella del trap pasó a ser el fenómeno nacional más resonante de Spotify.