Nicolás Álamo

Cantante romántico y pop, Nicolás Álamo fue uno de los aspirantes en el programa televisivo “Rojo, fama contrafama”, parte de la recordada segunda generación de voces juveniles de 2003, entre las que se encontraban Mario Guerrero, Katherine Orellana, Miguel Garcés, Catalina Barrios, la chileno venezolana Isber Rendiles y nada menos que Monserrat Bustamante, la futura estrella chilena de la canción Mon Laferte. Nicolás Álamo llegó a ser finalista, uno de los nombres más apreciados por el público e incluso fue llamado allí “el hijo ilustre de Rojo”.

Fechas

San Javier

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Nicolás Álamo

Tras su salida del elenco y del programa, estudió teatro, comunicación escénica y comedia musical, en Buenos Aires. Entre 2007 y 2010 trabajó como cantante en cruceros. Su regreso al canto lo llevó a incursionar tanto en la música latina de baile como en la balada. Incluso trabajó en el equipo de dirección artística del Teatro Regional del Maule, además de presentarse como un crooner de etiqueta con la Golden Big Band. Además de colaborar en diversos musicales, como “Que cante la vida” (2012), con Alberto PlazaDenise Rosenthal y “Grease” (2014), su reintegración al circuito como solista lo llevó a presentar en distintos momentos las  canciones “Nada”, producida por Neven Ilic, y más tarde  “Vuelve” y “Contra viento y marea”, singles proyectados como arietes de su primer disco.

Trilogía de Nueva York: mujeres sacan la voz

Desde la gran ciudad de la música, el año arranca con publicaciones de nuevo material. Tras una década de silencio, la cantante Claudia Acuña presentó Turning pages, editado por su propio sello, mientras que la gran saxofonista Melissa Aldana lidera un quinteto en Visions, y la guitarrista Camila Meza adelanta Ambar, junto a una pequeña orquesta.

Paloma Mami, siempre un poco más

Las audiencias de la música pop se inclinan hoy por el streaming y según reportes allí la estrella del trap pasó a ser el fenómeno nacional más resonante de Spotify.