Lucy Briceño

Se llama Lucinda Gioconda Briceño Riquelme, pero es más conocida como Lucy Briceño a secas: una cantante porteña que inició su carrera en el baile antes de descubrir una vocación por el canto que la ha llevado a transformarse en un referente de la canción popular porteña, como integrante inicial de Los Paleteados del Puerto, solista y figura del elenco La Isla de la Fantasía. Costurera de oficio, Briceño ha llegado a ser la gran voz del canto tradicional en Valparaíso, un referente ineludible allí. En 2017, la U. Católica de Valparaíso editó el libro Historia de Lucy Briceño. La mujer en la música de la bohemia porteña, mientras que el Estado la reconoció en la categoría de Tesoro Humano Vivo.

Fechas

Valparaíso - 26 de enero de 1931

Décadas

1960 |1970 |1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Felipe Solís Poblete

Lucy Briceño nació en Valparaíso. Su padre, Manuel Briceño, era del cerro Ramaditas, y su madre, Margarita Riquelme, oriunda del nortino puerto de Antofagasta. En honor de ella un club de cueca lleva su nombre en Valparaíso. Aunque sus dos progenitores tocaban la guitarra y cantaban, sólo él lo hacía de manera más formal, con predilección por los pasillos ecuatorianos.

En ese contexto, la primera inclinación de Lucy Briceño fue el baile. Ella baila la cueca desde los ocho años, y en 1966 ganó un concurso nacional realizado en el Casino de Viña del Mar, cuyo premio incluía la posibilidad de bailar durante las siguientes temporadas en el mismo Casino, como parte del elenco estable, ocasiones en las que conoció a artistas nacionales e internacionales que se presentaban en ese escenario. Gracias a este reconocimiento recorrería más tarde Perú, Argentina y Chile junto a Armando Hernández, su pareja de baile.

De manera progresiva Lucy Briceño pasó desde el baile al canto, en reuniones de amigos cuando era aún una veinteañera, según recuerda. Comenzó cantando rancheras en el Rincón Mexicano, local situado en las calles Morris con Colón, y trabajó también en El Rancho Criollo de Viña del Mar. Pero no alcanzó a conocer como cantante las principales boites de la bohemia porteña, debido, entre otras cosas, a su tardío inicio en el canto, ya que al ocurrir éste a principios de los años ’70, la situación social y política acabó prontamente con la activa vida nocturna del país.

Primera dama de la canción porteña
En paralelo siempre tuvo como principal fuente de sustento su trabajo como modista, oficio que desarrolla hasta el día de hoy. Pero su trayectoria musical ha incluido a varios conjuntos sucesivos. Su primera agrupación oficial fue la de Los Sureños, conjunto integrado por Juan Pou, Raúl Gallardo y Raúl Olivares, y a principios de los años ’90 formó parte de la primera alineación de Los Paleteados del Puerto, con el respaldo del arpista Alberto Rey. Con ellos grabó los discos Alberto Rey y los Paleteados del Puerto (1991) y Las cuecas electorales (1992).

Desde 2000 la cantante forma parte del elenco de La Isla de la Fantasía, con quienes ha registrado los discos Cuecas porteñas (2001), A cueca limpia (2006) y Memoria porteña (2009). Lucy Briceño posee una voz hermosa, grave, pastosa y con un vibrato o “gorgoreo” que muchos se quisieran, y en su repertorio es posible encontrar cuecas así como también boleros, valses peruanos, tonadas y en general todos los géneros que formaron parte del cancionero porteño del siglo XX.

Beto está de vuelta

El cantante ofrece un concierto este jueves 13 en el Movistar Arena, para comenzar a celebrar sus 30 años de carrera. Éxitos de La Ley y nuevas composiciones, como el single “Rosas en el lodo” junto a los colombianos Monsieur Periné, serán parte del repertorio. El sábado 15 repite en el Espacio Marina de Concepción.

Padre e hijo
Le-Bert

Dos discos se presentan este viernes en El Sindicato (Maipú 424, Barrio Yungay). El primero solista de Camilo Le-Bert, voz del grupo de rock y fusión Fósil, y el cuarto solista  de Luis Le-Bert, donde revisa, solo con guitarra y voz, canciones de Santiago del Nuevo Extremo.