Guillermo ‘Bigote’ Villalobos

En el campo de la poesía popular, el payador y cantor santiaguino Guillermo Bigote Villalobos tiene una de las mejores escuelas. Fue discípulo de Lázaro Salgado, legendario y ya desaparecido cantor y poeta errante, hijo y formador de cantores, y desde mediados de los años ’80 mantiene una activa carrera como payador, poeta popular, autor y compositor, con seis discos editados y la experiencia en vivo de diversos encuentros de payadores nacionales.

Fechas

Santiago - 01 de agosto de 1953

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Guillermo 'Bigote' Villalobos

David Ponce

 

Nacido en Santiago en 1953, Guillermo Villalobos Manzano está en una generación de payadores siguiente a la que en 1980 revitalizó ese oficio en los escenarios, con las históricas veladas de Benedicto Piojo Salinas, Pedro Yáñez, Santos Rubio y Jorge Yáñez. Participa desde 1985 en jornadas similares, como payador y también como organizador, y ha actuado en Argentina, en el Encuentro Iberoamericano de Payadores Las Tunas celebrado en La Habana, Cuba, y en otro efectuado en España en 2003.

Bigote Villalobos ha trabajado como monitor en programas de TV y teleseries y ha publicado liras populares, según refiere el cantautor Nano Acevedo en su libro «Folkloristas chilenos» (2004). Entre sus obras está una adaptación de las décimas de «El roto y el diablo», del escritor Antonio Acevedo Hernández, y su primer disco, Entre versos y guitarras (1995), tiene una presentación firmada por Margot Loyola. En adelante la mayoría de sus grabaciones es compartida con otros poetas.

En Cuatro payadores en vivo (1996) improvisa junto a Moisés Chaparro, a César Castillo, El Tranca, y a Jorge Céspedes, El Manguera. Contrapunto (1998) es un trabajo a dúo con Jorge Yáñez, otro de sus maestros y compañeros de ruta, y con él comparte también las décimas del disco Poetas populares de Chile y Perú (2000). Y más reciente es Los 4 de la Rosa (2004), el registro en vivo de Santos Rubio, Alfonso Rubio, Jorge Yáñez y Bigote Villalobos en un encuentro de payadores.

Más personal es el repertorio de su segundo disco como solista, La décima parte de mí (2003), grabado junto a las guitarras del Cuarteto de Chile y con música del guitarrista Eugenio Moglia, hombre experimentado en grupos como Silvia Infantas y los Baqueanos o Los Moros. Entre doce canciones en diversos ritmos figuran el dúo con Jorge Yáñez de «Un pintor y un payador», las décimas de «Ayer dejé de fumar», la polka «Allá en los años ’70», el vals en homenaje al pueblo mapuche de «Lautaro», el pulso de milonga de «Olvidos», el vals nostálgico «Viejo pueblo de mi viejo», la tonada «Pablo» y las décimas de «La décima parte de mí» con las que Bigote Villalobos hermana sus oficios de cantante, compositor y poeta popular: «Quisiera pedir permiso / para meterme a cantor / resumir de payador / y endecimar de improviso / y ya que la suerte quiso / que un día partiera, partí / pero recién aprendí / mirando a los más baqueanos / que en el toquío a lo humano / la décima parte de mí».

Canal Magdalena, una década después

Tras la publicación en 2008 del álbum Manual love, una de las bandas que modelaron el pop chileno en la segunda parte de los ’90 apunta a nuevos sonidos. El 27 de julio presentará la canción «V.I.D.A.S» en un concierto en la discoteque Blondie, ahora en formato de trío con Cristián Arroyo, Kamal Lues y Gonzalo Herrera, de regreso al escenario donde debutaron hace dos décadas.

Roli Urzúa: «Fiskales me hace bien»

El bajista y compositor habla del venidero disco de Fiskales Ad-Hok, la banda que cofundó hace más de tres décadas.