Gen

Miembro fundador de una de las canteras más innovadoras y desprejuiciadas de hip-hop de la década de los 2000, Gen (alterego de Freddy Olguín) fue el primero de los integrantes de FDA en encausar sus inquietudes sonoras a través de una carrera solista. Mientras Nicolás Carrasco (Foex) inició una prolífica trayectoria como productor y Enzo Miranda (Koala Contreras) fusionó rock y swing por medio del combo Cómo Asesinar a Felipes, Olguín ha editado discos personales de notable factura que confirmaron su impronta atípica dentro de la escena: rimas introspectivas y ajenas a la crítica evidente y una paleta sonora capaz de trascender el purismo del rap para incorporar elementos del rock y la electrónica.

Fechas

Santiago - 24 de junio de 1979

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Gen

Guillermo Tupper

Al igual que la mayoría de los raperos de su generación, los inicios de Gen tuvieron como epicentro al Parque de los Reyes (ubicado en la Estación Mapocho), el ineludible punto de reunión para la escena subterránea de hip-hop de mediados de los’90 previa a la explosión masiva del género generada por discos súperventas como Ser humano!!!, de Tiro de Gracia, y Aerolíneas Makiza, de Makiza. Fue en esos encuentros donde conocería a sus futuros compañeros de banda y formaría parte del fugaz colectivo Savia Nueva (que también integraron Anita Tijoux y Senciyo), un semillero basado en la ética de tomar el hip-hop como punto de partida para la experimentación sonora. «Desde un principio marcábamos una pauta por tener inquietudes distintas al resto”, confesaría Olguín en una entrevista al sitio Zona.cl.

“Nos movíamos en esa dualidad de ser raperos pero, al mismo tiempo, rayar con la poesía hispanoamericana. Sabíamos que el hip-hop no se trataba únicamente de emular el formato clásico del bombo-caja-sampler, sino que consistía en un ejercicio de honestidad. Y no podías fingir ser gangsta si no lo eras”. Tras la edición de Subdemo (2001), el debut de FDA, las búsquedas sonoras de Gen se volcaron hacia compositores indie folk y las espesas atmósferas de referentes de rock británico como Radiohead y My Bloody Valentine. Con la asesoría de Foex como productor, editaría Los manuscritos perdidos (2003), un EP dotado de complejas líneas musicales y rimas con mirada propia, mucho más cercano al post rock que al rap ortodoxo. Su amplio manejo de diccionario lo transformó en uno de los más lúcidos exponentes del término “rap de autor”, capaz de trascender la escena de hip-hop tradicional y llamar la atención de circuitos como el del rock independiente.

Una industria casera
La búsqueda de un sonido distintivo y el convencimiento de la autogestión como método de difusión derivó en que, ese mismo año, Olguín creara Dilema Industria, uno de los sellos independientes más prolíficos de la actualidad y cuna de proyectos como Colectivo Etéreo y Elefante Mecánico, aunque que desde 2011 participó en el proyecto de hip-hop experimenal Puas Pulsan, perteneciente al sello Potoco Discos, un proyecto junto a Foex.

Bajo su editora, lanzaría su segundo disco solista, Dos (2007), concebido como una obra conceptual acerca del mundo moderno, donde Olguín ha abordado temáticas como el descalabro medioambiental y la muerte de las utopías a través de crípticos versos como los que esboza en el tema “Volver a lo básico”: «Todos hablan del futuro como algo detestable / instituciones alienables / democracias inestables / no hay paz / Repito: ellos fomentan el pensamiento único / nada está perdido, es algo ridículo / un hombre libre al habla rompió el círculo/ ¿por qué cambiaste neurona por músculo?». Para ese entonces, su nombre había dejado de ser un secreto a voces para transformarse en un exponente reconocido a nivel mediático: en diciembre del 2007, el disco fue elegido entre los 50 mejores de ese año por la edición chilena de la revista Rolling Stone.

Memoria y legado de Pablo Garrido

Musicólogos, académicos, profesores y especialistas se reúnen este viernes 23 en la Sala Isidora Zegers para reflexionar sobre los archivos que entregó el compositor, violinista, director orquestal, investigador, divulgador porteño Pablo Garrido (1905-1982), uno de los primeros en desarrollar estudios de la cueca y también el primer jazzista chileno de la historia.

Congreso suma nuevos invitados

Este 24 de agosto, el grupo de Quilpué conmemora cinco décadas de música en el Teatro Caupolicán y confirma la participación de Isabel Parra, Magdalena Matthey y Simón González.