Felipe Candia

Lenguajes musicales múltiples han marcado la trayectoria de este versátil baterista desde que apareciera en la escena del jazz de fines de los ’90. Su posición de polivalencia y sobriedad y su conocimiento de los estilos lo llevó a convertirse en un demandado sideman en el jazz acústico y eléctrico, de conjuntos y orquestas, y en la interpretación de música de raíz tropical, pop, fusión latinoamericana y flamenco. Felipe Candia ha sido una suerte de “hermano menor” de solistas como Pedro Greene, Jaime Labarca, Raúl Aliaga, Juan Coderch o Cristóbal Rojas.

Fechas

Santiago - 31 de julio de 1976

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Felipe Candia

Iñigo Díaz

Su adiestramiento inicial comenzó con estudios abiertos: percusión sinfónica, percusión afrocubana y batería en distintas direcciones expresivas (con Sergio Tilo González, Ricardo Ruiz o Boris Gavilán). En 1999 se integró al trío jazz-rock del bajista Igor Saavedra al tiempo que apareció praticando swing en la Los Andes Big Band. Su ruta ha sido muy dúctil a partir de la década de los 2000, integrando las bandas eléctricas de los guitarristas Emilio García (2000), Jorge Vidal (2001), Jorge Díaz (2005) e Ignacio Díaz (2011), además de una larga militancia en los grupos-escuela Mamblues (2000, del vibrafonista Carlos Vera), Nexus (2001-05, del saxofonista Patricio Ramírez) y New Jazz Trío (2006, del pianista Jaime Pinto).

Candia colaboró en proyectos de fusión con Antonio Restucci (Bosque nativo, 2000), Juan Antonio Sánchez (Local 47, 2000), Francesca Ancarola (Jardines humanos, 2003) y grabó como sesionista en discos de balada de Fernando Ubiergo, Cecilia Echenique y Catalina Bono, pop electrónico de Sol Aravena y Rosario Mena, y electrónica étnica de Transubhiriano, entre un amplio catálogo de álbumes en su portafolios. A mediados de los 2000 se vinculó al sello de música global Petroglyph Records y lideró su propio proyecto de latin jazz, una pequeña orquesta llamada Causeo Especial, con la que editó su primer disco, Causeo Especial (2006).

La muerte de un artífice

El 19 de junio se cumplen 50 años del fallecimiento del músico, como consecuencia de un accidente automovilístico en las afueras de Valparaíso. Desde 1959, el pianista Omar Nahuel encabezó a una generación de modernos jazzistas y dejó para la historia valiosos álbumes con su Nahuel Jazz Quartet en 1963 y 1965.

Adiós a un Chilenero

Los Chileneros, Mario Catalán, Los Chinganeros son algunos de los nombres de la cueca con los que compartió Carlos Pollito Navarro, acordeonista fundamental, que falleció ayer a los 89 años, según informa el sitio Cancionero Discográfico de Cuecas Chilenas. Esta es su historia.