Boris Ortiz

Boris Ortiz ni siquiera forma parte de una especie en extinción. Es más bien un ejemplar de generación espontánea en el jazz chileno: el único músico de la oleada joven de los años ’90 que se estableció exclusivamente como cultor del jazz clásico. Porque para los músicos tradicionales, la sobrevivencia de estos estilos no estuvo ni en Pedro Rodríguez (como delfín de Jack Brown en 1984), ni en Federico Dannemann (de Panchito Cabrera en 1992). La proyección recayó en el clarinetista Boris Ortiz, cuya triple militancia en las agrupaciones vertebrales del medio lo definieron como un revivalista neto: Ortiz llegó a tocar en la misma época para la Retaguardia Jazz Band (jazz de Nueva Orléans), los Santiago Stompers (dixie de Chicago) y el Santiago Hot Club (swing de París).

Fechas

Santiago - 29 de diciembre de 1972

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Boris Ortiz

Iñigo Díaz

Tempranamente se transformó en el invitado de los músicos más fuertes del Club de Jazz. Su primera banda lo encontró en 1994, probando en el clarinete poco después de haberse iniciado en audiciones de Pee Wee Hunt, Eddie Condon, Louis Armstrong y Bix Beiderbecke. Eran los Washboard Wizards, agrupación liderada por el contrabajista Spike Holmes. Fue recibido con los brazos abiertos por músicos mayores como Giovanni Cultrera, Pepe Hosiasson, Alberto Maturana, Daniel Lencina o Sergio Miquel. Ellos detectaban su sobresaliente swing al clarinete. En 1998 encontró en Dannemann a un músico par. Juntos alinearon en la segunda versión del grupo Swing and Company con el que remarcó sus ideas solísticas.

En 1998 llegó también a la Retaguardia Jazz Band como saxofonista alto para suplir la salida momentánea de Alfredo Espinoza, aunque siguió luego como clarinetista tras la muerte de Guillermo Gabler. En 2003 adquirió un saxo barítono y como no tenía con quien tocarlo, solicitó un cupo en los Santiago Stompers para probar en el estilo dixieland. El mismo año llegó a los Santiago Hot Club (en reemplazo de su emblemático Ernesto Pérez de Arce), para acomodarse en la línea del segundo Quintette du Hot Club de France (con clarinete y batería).

 

París ya tiene el Centro Cultural Ángel Parra

En París fue inaugurado el primer centro cultural del mundo con su nombre. Está en el Barrio 14 de la capital francesa, donde el cantautor vivió desde los años de su exilio y allí el Centro Cultural Vercingéntorix, que él ayudó a construir, ahora se llama Ángel Parra. Su hermana Isabel y sus hijos Ángel y Javiera viajaron a su inauguración.

«Voz de la calle»: El primer concierto 2019 de Electrodomésticos

El lunes 27 la banda lanza una edición “deluxe”, de su disco 2017 Ex la humanidad. Con invitados en escena y una revisión de su catálogo, será el primer concierto del 2019 de la agrupación liderada por Carlos Cabezas.