Federico Dannemann

Argentino de nacimiento, aunque con una vida en Chile, el guitarrista Federico Dannemann es uno de los músicos de jazz más relevantes en la historia que se inicia con el siglo, si bien apareció en el circuito del Club de Jazz como un músico adolescente en 1995, tal como antes había ocurrido con el también guitarrista Pedro Rodríguez. En esos primeros tiempos fue un joven cultor de las escuelas del jazz tradicional, pero conforme avanzó la década de los 2000, Dannemann llegaría a montar proyectos de jazz contemporáneo de alto alcance, con tríos, cuartetos y quintetos, donde apareció como un solista excepcional. Su consolidación como compositor, arreglador y orquestador llegaría entonces con creación del Ensamble Quintessence en 2005, junto a Roberto Dañobeitía.

Fechas

Buenos Aires (Argentina) - 23 de junio de 1979

Décadas

1990 |2000 |2010 |2020 |

Géneros

Grupos

Iñigo Díaz

Nacido en Buenos Aires, llegó a Chile en 1990. A los 16 años alineaba en el grupo pop La Rue Morgue, donde algunos de sus solos ya tenían el aroma del swing y la limpieza de una guitarra jazzística. Desde 1992 subía sistemáticamente al escenario del Club de Jazz como “mascota” de los Santiago Hot Club, siguiendo a su primer maestro, el guitarrista Panchito Cabrera (también en el grupo Washboards Wizards, de Spike Holmes). Entre los bastidores del club conocería a los músicos que lo iban a acompañar en su siguiente aventura. Una etapa en la que, como él mismo llegó a decir, estuvo “siempre a la sombra de un guitarrista enorme como Jorge Díaz”.

En 1998 el nuevo grupo Swing and Company (tomado del nombre de la banda de Pepe Hosiasson de 1970) lo puso en la boca del público del jazz como la figura emergente de la guitarra. Entonces siguió como sideman de militancia abierta: Daniel Lencina, Alfredo Espinoza (grabó Jam session en el Club de Jazz, 2002), Giovanni Cultrera (una fugaz experiencia como contrabajista) o Lucho Córdova. En 2004 se incorporó a la gira del grupo colectivo Chilejazz Quinteto, que ese años grabó el disco Perdidos en Londres,  y también integró la nueva banda “jazzera” de Francesca Ancarola. En 2005 compuso mucha música para un quinteto de avanzados propósitos y con inspiración sobre la obra de uno de sus nuevos héroes: Lennie Tristano.

Quintaesencia del jazz contemporáneo
Fue esta inspiración la que lo impulsó a codiseñar junto con el guitarrista Roberto Dañobeitía una colaboración entre los quintetos que ambos lideraban para configurar una pequeña orquesta de jazz contemporáneo de autor que luego se conoció como Ensamble Quintessence, proyecto creativo ortquestal que basó su música en lenguajes modernistas en la línea de Gil Evans, George Russell, Lennie Tristano o Gunther Schuller. Para este ensamble, Dannemann compuso y arregló piezas como “Bolda rag”, “Homesick”, “Kazagstan's frustration” y la reorquestación de su clásico rhythm changes “Tony’s changes”.

Como líder se orientó principalmente a la gestación de tríos, primero en 2000, tras la disolución de Swing and Company y el surgimiento del primero de sus sucesivas agrupaciones en este formato: con Felipe Chacón (contrabajo) y Nelson Oliva (batería). Luego en 2003, con el propio Chacón y Alejandro Espinosa (batería), para grabar su debutante Federico Dannemann Trío. En 2005, con Rodrigo Galarce (contrabajo) y Félix Lecaros (batería); y en 2007, con Pablo Menares (contrabajo) y Daniel Rodríguez (batería) mantuvo nuevos y activos tríos de club.

Un año después regresó a Buenos Aires para tocar en la banda de Pedro Aznar, que grabó y presentó en vivo el disco Quebrado (2008). Mientras en paralelo continuaba con su trabajo al frente de Quintessence, Federico Dannemann se integró al cuarteto del tenorista Claudio Rubio para grabar el disco Tristano! (2011), y luego recuperó su posición de líder de conjuntos y compositor, dedicando en 2013 una nueva propuesta de jazz contemporáneo, que se tradujo en su segundo disco solista, Zelig, con un nuevo cuarteto que formaron Raimundo Barría (piano), Milton Russell (contrabajo) y Daniel Rodríguez (batería).