Sundaya

Las músicas negras, desde el R&B y el funk clásicos al hip-hop, el neosoul y el acid jazz de los '90, aparecen en la propuesta de un dúo de mestizajes como Sundaya. Formado en Nueva York por cantante Karin Hofmann y el bajista Cristián Rozas, ex integrante de Dracma, ha sido un proyecto migrante y nómade por naturaleza. Inició un recorrido desde esa gran ciudad cosmopolita en 2013, obteniendo insumos de las culturas afroamericanas en barrios y distritos como Harlem, el Bronx y Brooklyn, y desembocó en Chile poco después. Sudaya tiene también influencia de la música de Los Tetas y de C-Funk, figura que tuvo cercanía con el dúo.

Leer más

Años

Nueva York (Estados Unidos), 2013 -

Décadas

2010 |

Géneros

Integrantes

Karin Hofmann, voz
Cristián Rozas, bajo

De regreso a Chile, tras su el período de estudios de música de sus integrantes, Sundaya amplió su propuesta con la influencia latina y nuevas sonoridades al incorporar a una serie de músicos alrededor del dúo original, con batería, teclados, guitarra y saxofones. Elévate (2017), su primer disco, tuvo inspiraciones en la ayawaska incluye las colaboraciones de la cantante Javiera Rosselot y el músico de jazz Andrés Pérez, y un set de canciones como "Será mejor", "Kiss me" o "Elévate", inspirada en una experiencia con ayahuasca que tuvo lugar en Perú. El repertorio presentó con letras en inglés, español y spanglish, además de contenidos de una buena carga erótica. Poco después, Karin Hofmann inició un proyecto solista en la música urbana latina como Ka Efe.

Las canciones del mes en que Chile cambió

Canciones, la mayoría originales, discos y beats electrónicos han grabado los músicos chilenos desde el 18 de octubre. Inspirados en el caceroleo, en la respuesta represiva y en las demandas que la gente ha expresado en calles y cabildos. Aquí, MusicaPopular.cl retrata la música del primer mes del Chile que cambió. (Foto: Daniel Miranda)

Mon Laferte protesta por Chile

Luciendo la pañoleta verde del movimiento feminista, la cantante fue reconocida como el Mejor Álbum de Música Alternativa, por Norma, y se manifestó contra la represión en Chile. Al recibir galardón, leyó una décima de Fabiola González, La Chinganera.