Saiko

Fue la decisión de Luciano Rojas por persistir en la creación musical tras su renuncia a La Ley, en 1998, lo que motivó el nacimiento de Saiko, proyecto coordinado inicialmente por el bajista, y al cual se sumaron al poco andar otros dos ex integrantes de la etapa inicial de ese popular conjunto: Rodrigo Coti Aboitiz e Iván Delgado. Por ello, fue inevitable que Saiko se conociera inicialmente como «el grupo de los ex La Ley», si bien con el tiempo fue tomando una identidad distintiva. Saiko ha sido una banda de minucioso trabajo pop, aunque difusión radial moderada, y que —pese a algunas interrupciones y cambios en su andar— ha cultivado su público a través de un constante trabajo en vivo. Su historia registra dos etapas marcadas por diferentes vocalistas, aunque ha sido Denisse Malebrán quien ha hecho un aporte distintivo y el más reconocible como intérprete.

Leer más

Años

Santiago, 1999 -

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Pop

Integrantes

Denisse Malebrán, voz (1999 – 2007 / 2012 – •)
Luciano Rojas
, guitarra y bajo (1999 – •)
Rodrigo Coti Aboitiz, teclados  (1999 – 2002 / 2012 – •)
Iván Delgado, teclados (1999 – 2001)
Jorge Coyote Martínez, bajo (2004 – 2005)
Javier Torres, batería (2004 – 2011)
Thais (Marcela Castro), voz (2007 – 2009)
Paulo Ahumada, guitarra, bajo (2008 – 2016)
Roberto Bosch, batería (2013- •)
Carlos Azócar, guitarra (2016 – •)

Marisol García

Casting para una vocalista
La salida de Luciano Rojas de su puesto en La Ley fue una noticia importante: para fines de 1998, el bajista era quien más tiempo llevaba en el grupo, y su aporte creativo había resultado clave tras la muerte del compositor y guitarrista Andrés Bobe. Pese al hastío que motivó su renuncia, Rojas nunca dudó de que continuaría en otro proyecto musical. Al poco tiempo, ya había coordinado reuniones con el tecladista Rodrigo Aboitiz y el saxofonista Iván Delgado, dos músicos con los que había tocado inicialmente en La Ley, y a quienes conocía como parte del círculo de músicos pop activo durante principios de los años ochenta (Aboitiz también fue parte de Aparato Raro; y Delgado tocó un tiempo con La Banda del Pequeño Vicio, también con Rojas).

Decidida su sociedad, faltaba encontrar a la persona adecuada para el canto. Sabían lo que querían: una mujer que los distinguiera radicalmente de su pasado junto a Beto Cuevas, y una audición les permitió conocer a la candidata ideal. Denisse Malebrán era una cantante con experiencia en las bandas independientes Polaroid y Turbomente, con clases de canto por siete años y un carisma escénico evidente. Saiko quedaba así completo para aventurarse en su cruzada pop.

saiko01

Foto: EMI

El currículo de sus integrantes facilitó la atención de los sellos, y Saiko firmó con EMI-Chile entre promesas de gran promoción internacional. El disco Informe Saiko (1999) contó con el presupuesto suficiente para apoyarse en un sonido muy bien facturado (mezclado en Alemania) y en videoclips de excepcional nivel para un debut. El grupo recorrió la mayor cantidad de escenarios posible para demostrar cómo su experiencia se traducía en un espectáculo poderoso y estéticamente cuidado. El pop eléctrico trabajado en el disco contó, sin embargo, con menos interés en los medios del esperado. De los cuatro singles destacados, sólo “Cuando miro en tus ojos” tuvo una rotación radial considerable.

Para el siguiente disco, la responsabilidad de componer letras pasó desde Delgado lentamente hacia Malebrán. Grabado en Los Angeles, Estados Unidos, el disco Campos finitos (2001) mostró a un grupo cohesionado y con un enfoque sonoro más austero, de lo cual el single “Limito con el sol” fue la mejor prueba. Los teclados se convirtieron en un accesorio atmosférico más que en los protagonistas. Esta experimentación con nuevos formatos tuvo una marca significativa para agosto del 2002, cuando el grupo se presentó junto a la Orquesta Filarmónica de Santiago.

Primer cambio de formación
La salida de Iván Delgado, a fines del 2001, inició un período de inestabilidad. A los pocos meses, también Coti Aboitiz anunció su renuncia y mudanza a México. El grupo debió reformularse, aunque mantuvo su condición de cuarteto. Su formación posterior mantuvo a Malebrán y Rojas, ahora con Jorge Coyote Martínez en bajo y Javier Torres ya como baterista oficial. El cambio se notó de inmediato en el sonido: Saiko adoptó algo más parecido a una electricidad cruda, de cuerdas y quiebres de ritmo; e incluso se aventuró en shows completamente acústicos. En medio del trabajo de composición de nuevos temas, el lanzamiento del compilatorio Todo Saiko (2003) ayudó a concluir su contrato con EMI (con “Veneno” como único tema nuevo).

La banda trabajó desde entonces con un sello pequeño, La Oreja. El resultado fue un disco nostálgico y sencillo: Las horas (2004), grabado con Gabriel Vigliensoni como coproductor y con invitados como Quique Neira en el tema “Otra vez”. Al fin Saiko parecía más preocupado por ser un grupo cercano que intachable, y el single “Lo que mereces” fue la mejor prueba de su comodidad con la calidez. Todas las letras eran ahora de Malebrán, quien cantaba desde una perspectiva madura sobre experiencias como la maternidad. «Yo venía del universo fashion de La Ley, y cuando Saiko empezó a ir en esa dirección decidimos volver a lo mejor de lo nuestro: hacemos lindas canciones, tenemos buen show en vivo y la Denisse escribe precioso», le diría luego Rojas a la revista Rolling Stone. Para entonces, Saiko se había convertido en un grupo de seguimiento creciente, con leales audiencias incluso en México.

En diciembre del año 2005, la banda figuró en portadas de diarios por el tipo de noticias de la que nadie quisiera ser protagonista. Luego de presentarse en un acto de apoyo a la candidatura presidencial de Michelle Bachelet, el bus que en el que viajaban volcó en la ruta 5 Sur, a la altura de Maipo. Cinco muertos fue el resultado del accidente; entre ellos, Ricardo Burgos, asistente técnico de sus conciertos. Producto del duelo y de las heridas sufridas por todos los integrantes, la banda debió suspender varios de sus compromisos veraniegos. Su regreso a los escenarios exigió la incorporación en bajo de Marcel Torres, hermano de Estaban, aún malherido.

Primer quiebre
El 2006 avanzó con la participación de Denisse Malebrán en varios proyectos paralelos al grupo, principalmente en foros de debate de programas de televisión. Se anunció, además, su participación como actriz en la venidera cinta Caleuche, de Jorge Olguín. Poco antes, el sello Escarabajo había presentado una nueva edición de Las horas, con sonido mejorado y una nueva carátula. En octubre, la banda viajó a presentar el álbum a Barcelona, España, en el marco de un festival llamado Xile Fest.

Y aunque todo parecía estable, las relaciones internas fueron malgastándose hasta llegar a un quiebre tras la actuación del grupo en la jornada de cierre de la Teletón. Fue entonces que Malebrán les anunció a sus compañeros su decisión de trabajar de modo independiente. La noticia fue confirmada en diarios hacia fines de diciembre, agregándose que la cantante ya gestionaba tanto una producción solista (con el cantautor y productor Daniel Guerrero) como una posible incorporación como animadora a un matinal de TV y hasta la publicación de una novela.

saiko02

Foto: El Escarabajo

Malebrán cumplió con sus actuaciones pendientes con el grupo (incluyendo un teloneo a los ingleses Coldplay, en febrero), y se organizó una presentación de despedida el 28 de abril en el teatro Teletón. Al tiempo del debut solista de Denisse, Saiko incorporó a su primera fila a la cantante y DJ Marcela Thais Castro, con la cual publicaron al poco tiempo el disco Volar, en el que ella aportó todas las letras, dando cuenta así de su oficio de larga data en la música.

Parecía que esa nueva formación sería la final, pero en marzo de 2012 Saiko tenía otra sorpresa. El anuncio de una reformulación en sus filas devolvía al conjunto a dos integrantes de sus primera etapa: Aboitiz y Malebrán. La reunión trajo un nuevo disco al año siguienre, Trapecioque adelantaron con al menos dos sencillos radiales (“Es tan lógico” y “Tu voz”), y que sirvieron de plataforma para varias presentaciones en varias partes de Chile y en Argentina.

Pero el trabajo de Denisse Malebrán en  la Dirección Sociocultural de la Presidencia la sacó un tiempo del oficio musical, en un período en que sus compañeros desarrollaron otros proyectos, como The Plugin, Día Cero, y su colaboración con el rearticulado grupo Nadie.  A fines de 2016, una vez más se reanudó el trabajo regular de Saiko: fueron parte de la Cumbre del Rock, lanzaron un single nuevo (el cover del tema popularizado por Luz Casal “No me importa nada”), y presentaron el disco en vivo Sigo quemando infinitos, registrado en un concierto en el Club Chocolate en el verano anterior. Lengua muerta (2017) afirmó ese impulso creativo, marcado, según la banda, por una mayor opinión social y política en las letras de sus canciones.

 

La doble vida de Amaro Labra

Con una biografía de Gonzalo Planet y un concierto, Sol y Lluvia celebra 40 años este sábado.  Su líder, el diputado Amaro Labra, habla de esa historia, y de sus dos oficios. La política y la música.  Entrevista de MusicaPopular.cl: “A lo mejor no hago melodías “rebuscadas y hermosas”, como dice Jorge González. Hago lo que puedo hacer”.

Fallece Lucho Gatica,
la mayor voz chilena de todos los tiempos

Su deceso fue anunciado oficialmente por la familia y la noticia ha tenido gran repercusión en México, país que lo consagró como el más grande intérprete de boleros del siglo pasado.  Aquí, la historia musical de la voz que provino desde Rancagua y dejó huella como “el Frank Sinatra latinoamericano”.