Cyberjazz

Cyberjazz fue el primer proyecto de acid jazz en Chile. Liderado desde 1998 por el saxofonista Ignacio González y el guitarrista e ingeniero de grabación Daniel Lencina Jr , tuvo a la adelantada cantante de jazz Rossana Saavedra como frontwoman y una sección rítmica de jazz eléctrico con Pablo Vergara (teclados), Christian Gálvez (bajo) e Iván Lorenzo (batería), jóvenes y activos músicos del Club de Jazz de Ñuñoa.

Leer más

Años

Santiago, 1998 - 2001

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Cyberjazz

Integrantes

Ignacio González, saxo alto y programaciones (1998 – 2001)
Daniel Lencina Jr, guitarra y programaciones (1998 – 2001)
Pablo Vergara, teclados (1998)
Christian Gálvez, bajo (1998 – 2001)
Iván Lorenzo, batería (1998 – 2001)
Lautaro Quevedo, teclados (1998 – 2001)
Rossana Saavedra, voz (1998 – 2000)

El colectivo desarrolló una propuesta inspirada en bandas como los ingleses The Brand New Heavies, vale decir, la combinación de músicos e improvisadores junto con bases electrónicas, secuencias y loops. Lencina Jr elaboró, junto con el ingeniero de grabación de los Estudios Canes, Pablo González, esa idea de la “estética del sonido”, novedosa para jazzistas habituados a la música acústica y “orgánica”. El colectivo lanzó rápidamente su single “En deuda”, y luego publicó un reducido tiraje de su álbum debut Corazón mix (2000), placa que contuvo en proporciones muy equilibradas jazz, soul, funk, R&B y electrónica bailable.

Para entonces, Vergara, quien se había radicado en Nueva York para estudiar y tocar jazz como pianista, dejó su posición al emergente Lautaro Quevedo. Así, Cyberjazz continuó activo hasta 2001. Poco después, en 2003, Rossana Saavedra tomó esta línea musical para lidera su primer conjunto de soul-jazz, con sidemen como Lencina Jr, Quevedo y el percusionista invitado a Cyberjazz Claudio Ortúzar.

Cyberjazz, precursor de toda una escuela bandas de acid jazz (Júpiter Jack, Circus, Octopus King, Óvolo), se reactivó diez años después de su disolución, al mando de Lencina Jr, para lanzar un segundo disco, Aura ida (2012), con colaboraciones del rapero Tea Time (quien entonces ya participaba en proyectos de cierto parentezco, como Criminal Jazz), la cantante soul María Illanes y de músicos como el histórico trompetista Daniel Lencina, y la misma cantante Rossana Saavedra, ex integrante del grupo original, quien incluyó en el repertorio su composición “Gaia”. Fue un regreso específico con miras a la publicación de ese segundo título. Luego los músicos continuaron en sus proyectos personales.

Natalino sale a recorrer Chile con nueva canción

El trío romántico abre su itinerario el 14 de diciembre con un concierto en Valdivia. Seguirán en Puerto Varas, Casablanca, Panquehue, Maullín, Curacaví, Quintero y Papudo, entre otras localidades. Con miras a su nuevo álbum, titulado Natalino vivo, el grupo liberó además la balada “No volveré a caer”, del autor curicano Lenny Zing.

El año de Jorge Peña Hen

A 45 años de su asesinato a manos de la Caravana de la Muerte, en La Serena se levantó un monumento que recuerda su pionera labor como educador.