Pedropiedra

Pedropiedra se instaló en el medio musical con una variación del concepto “hágalo usted mismo”. Es una nueva corriente que toma forma con la frase “todos en uno mismo”, según parece ser la consigna del trabajo del músico y productor Pedro Subercaseaux. Primero integrante desde fines de los años ’90 de los grupos Tropiflaite, Hermanos Brothers, CHC y Yaia, debutó con el disco Pedropiedra (2009) y a partir de entonces sumó a todas esas identidades la suya como solista. Hoy completa cuatro discos solistas, varias canciones reconocidas masivamente y un sinfin de colaboraciones con músicos y bandas sonoras.

Fechas

Santiago - 17 de abril de 1978

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Pop

Grupos

Pedropiedra_2165

Camila Rioseco / Jorge Leiva

En el año 2007, después de los grupos que formó en Chile, Pedro Subercaseaux se instaló en México, donde vivió de manera temporal, y comenzó su primera grabación, que tuvo a varios chilenos en sus créditos. En el disco aparecen Jorge González, y Gepe, con quien Subercaseaux había tocado en el disco Hungría (2007), en una lógica de colaboración que acompañará todo la carrera de PedroPiedra.

Su estilo se alejó del hip-hop de sus inicios, y en Pedropiedra operó como multiinstrumentista en canciones que parecen tocadas por una banda, pero cuyas pistas electrónicas, voces, teclados, baterías y bajos fueron creados y registrados por la misma persona. Las canciones de Pedropiedra son limpias, creativas y difíciles de enmarcar en un estilo, porque en ellas une el rock y sus afluentes de una forma más mística, en la que se reconocen sonidos de rhythm & blues, un suave funk, ritmos tropicales y pop.

El lenguaje usado es simple; a veces suena rebuscado en la narración de situaciones sobre las desgracias de la vida y la naturaleza del hombre, pero al describirlas en escenarios presentes y comunes se hacen verosímiles, como en “Obrero mundial”, donde aborda el personaje de un empleado víctima de un sistema que lo vuelve amnésico, o “Inteligencia dormida”, una especie de autobiografía a partir de la vida escolar.

Publicado su primer disco, el músico regresó a Chile, con un regular trabajo en vivo y una tenue difusión radial, que sirvió como plataforma para un segundo trabajo, Cripta y vida, un trabajo que definió como “más sombrío” que el primero, y donde consolidó el sello de variedad de su música, con temas que van del tono acústico “De quien” al sonido bailable de “Vacaciones en el más allá”, primer sencillo del disco.

Así definió la diferencia a Super45: ““Pedropiedra era un disco más ‘buenín’, muy limpio, muy claro en sonido, pulcro en todos los aspectos. Dejaba lugar a menos dudas: era mucho más equilibrado. En Cripta y vida, en cambio, tenía la idea de plantear el disco como un gráfico que subía y bajaba, con distintas intensidades, de tal manera que existiesen contrastes entre las canciones. Algunas más luminosas, otras más oscuras”

Paralelo a su condición solista, el nombre de PedroPiedra fue apareciendo con frecuencia en otros proyectos. Con Gepe y con Gonzalo Yáñez en colaboraciones recíprocas en discos y en conciertos, y como baterista de la banda de Jorge González y del conjunto que desde el  2011 muestra en vivo la música del programa 31 minutos.

Es en medio de esa agenda, que ha incluido un importante circuito en el extranjero, el 2013 presentó un nuevo disco: Emanuel, producido por Alvaro Díaz (de 31 Minutos). Si bien en esa producción tenía canciones más suaves, PedroPiedra aseguró que era el más rápido de su historia hasta entonces. “Lima”, “Pasajero” y “Para ti” fueron algunas de las canciones que alcanzaron cierta difusión radial, muchas de ellas vestidas con muchos recursos sonoros que él mismo calificó como “inncesarias”.

Una búsqueda de sobriedad, entonces, fue uno de los puntos de partida de su disco siguiente, titulado simplemente Ocho, en alusión al número de canciones del disco, y también a la cantidad de años que cumplía como Pedropiedra. Adelantado con la “Balada de J. González”, una suerte de cariñoso homenaje a su amigo Jorge González, todo el disco fue hecho con el músico ya convertido en padre, y esa condición – lo ha dicho- marcó poderosamente las canciones.

“El new wave, la música disco y la canción mexicana” fueron los ingredientes que alguina vez reconoció como fuentes de Ocho, que ha tenido varios sencillos radiales y que ha lklevado a Pedropiedra a recorrer escenarios dentro y fuera de Chile.

En sonido e imagen: Napalé pasa revista a su historia

En concierto gratuito, el grupo estrena el sábado 16 de diciembre el primer DVD de sus 35 años: Migraciones. “Este viaje pretende comunicar a nuestros oyentes y espectadores con parte de nuestra historia musical, humana y política”, dice su director, Ernesto Pérez.

Crónica sonora de Valparaíso

Nacido en el cerro Cordillera, Carlos Carstens refiere una memoria vívida del puerto principal en su recién lanzado libro “Valparaíso, Cerro Cordillera. Crónicas de ensueño”.